“Tenemos que dar una fuerte militancia del Protocolo de Violencia de Género en la UNL”

En abril se sancionó en la UNL el Protocolo para el abordaje de situaciones de violencia por motivos de género, orientación o identidad sexual. Reflexiones desde Adul.

En abril pasado se sancionó el Protocolo y Plan de Acción para prevenir, abordar y sancionar las violencias que tengan como causa el género, la orientación e identidad sexual en los ámbitos de la Universidad Nacional del Litoral. El objetivo fue generar un espacio para denunciar y recibir acompañamiento ante esas situaciones. Adul, como gremio docente, participó realizando propuestas al borrador elaborado desde la Universidad. Entre ellas, destacan la necesidad de que el órgano de aplicación cuente con personas con probada capacitación en la temática de género y diversidad sexual; y de un seguimiento del Protocolo que exceda la producción de estadísticas sobre los casos abordados.

En el marco de un nuevo Ni Una Menos, la Secretaria Suplente de Derechos Humanos, Género e Igualdad de Oportunidades de Adul, Mariana Carminatti, sostuvo que “No puede ir separada la implementación y el seguimiento del Protocolo de un fuerte compromiso de trabajar sobre las currículas. Se trata de volver a pensar la enseñanza, la evaluación y los contenidos desde una perspectiva de género. Tenemos que dar una fuerte militancia del Protocolo: promover todas las acciones que lleven a terminar con las situaciones de violencia, alentar a que haya espacios donde se genere la mayor confianza para poder denunciar estas cuestiones, e intervenir para cambiarlas”.

“Cuando uno enseña, si uno permite decir o no decir al alumno, también hace a esta construcción de poder decir o no lo que nos pasa. Creo que si hay algo enorme que han fortalecido los movimientos de mujeres, lesbianas, travestis y trans es poder decir, poder animarse, poder hablar” reflexionó Carminatti. “La educación sexual integral para nosotros como gremio es fundamental, y si repasáramos los Programas de Formación UNL/Adul, que son un logro de la paritaria, veríamos que siempre ha estado presente algún tema relacionado a género”, indicó.

Adul fue una de los primeros gremios de la docencia universitaria en tener una Secretaría de Derechos Humanos, Género e Igualdad de Oportunidades, desde 2011. “Las motivaciones que hacen que un gremio tome la decisión política de tener ese espacio, llevaron también a que fuéramos insistentes en plantear la necesidad de un Protocolo”, aseveró Carminatti. La docente indicó como antecedente normativo la legislación de los últimos años en materia de derechos de las mujeres y de las disidencias sexuales, y el importante crecimiento del movimiento de mujeres, lesbianas, travestis y trans en nuestro país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here