A 28 días y 21 horas de las primarias: un “hada virginal” entre obreros ferroviarios

Sábado de campaña en tono soft. Después de una semana de furia, el oficialismo busca conectar con los trabajadores y pone en el centro a la gobernadora bonaerense. Cristina presentó su libro en el Sur y se quejó por la campaña sucia.

Después de una semana de furia, en la que atacaron a los principales referentes de la oposición con categorías setentistas como “marxistas” y “comunistas”, se empieza a vislumbrar un cambio de tono en la campaña de Juntos por el Cambio. Habrá que esperar para ver si es tendencia o solo un permitido de fin de semana…

Esta vez la devolución de gentilezas por parte del presidente Mauricio Macri a los mandobles que viene aplicando Cristina Fernández de Kirchner fue en tono humorístico. Un descanso necesario en los albores de una campaña que será virulenta.

Cuando Cristina presentó “Sinceramente” en Rosario, el 20 de junio, le dedicó un párrafo por elevación a María Eugenia Vidal: “Siempre pensé que era una cuestión misógina contra las mujeres. Pero después me dí cuenta que hay dirigentes mujeres que no son del campo nacional y popular, mujeres jóvenes, de 45 años que no son viudas como yo, otras son divorciadas. Sin embargo, son hadas virginales, angelicales. Digo: qué suerte que tienen algunas mujeres de que no se meten con su vida privada”.

En Cambiemos la alusión de Cristina cayó mal, pero no hubo respuesta. Hasta que este sábado, en un acto que compartieron Macri y Vidal en La Plata, el propio presidente se refirió al tema. En medio de la  inauguración del centro logístico para el mantenimiento de trenes eléctricos del ferrocarril Roca, Macri dijo que pasaron “cuarenta años sin que el Estado invirtiera en el Roca. Cuarenta años es mucho tiempo: yo tenía 20, aspiraba a ser un gran jugador de fútbol… mentira, ya era pata dura. Pero María Eugenia, que está de moda que comenten otras personas acerca de tus estados, en esa época eras seguro… Cinco años… Era virginal, seguro”.

La “broma” de Macri a Vidal relajó un poco el tono hostil de la campaña oficialista, luego de una semana de ataques sin cuartel al peronismo y a sus principales candidatos: Alberto y Cristina Fernández y Axel Kicillof. Por lo pronto, se puede inferir que es una astucia de marketing dictada por Durán Barba: tomar el presunto “agravio” del rival como valor propio con el objetivo de galvanizar el voto duro propio. Y todo ello en un escenario cuidadosamente construido, con los candidatos en el centro y rodeados de obreros, una imagen que remite ineludiblemente a las arengas de Evita…

CFK: “Soy más capitalista que ellos”

La que no cambió el tono fue Cristina. De local en Río Gallegos, presentó “Sinceramente” y se quejó de la campaña sucia. Si bien aseguró sentirse “en el podio de la campaña sucia”, también retomó sus críticas a la política económica del gobierno de Macri: “Había problemas en 2015, pero estos los agravaron exponencialmente”.

CFK, por primera vez desde que dejó el poder, cargó contra el votante macrista: “Hay gente que prefiere seguir sin llegar a fin de mes antes que vuelvan los peronistas. Yo les digo que si no les gusta la política, que piensen en sus hijos”.

La ex presidenta también se refirió al tema de la semana: los ataques del macrismo a Kicillof por su supuesta formación marxista: “Dicen ser capitalistas y nadie puede consumir, ni viajar, ni ir al supermercado. Soy más capitalista que ellos. No me jodan más con eso, conmigo había capitalismo”. En la misma lógica que el oficialismo, CFK busca mostrar como valor propio aquello que sus adversarios proclaman sin resultados. ¿Lo tendrá en cuenta el votante neutral?

SE VA EL SÁBADO, AFLOJAN LAS TENSIONES DE CAMPAÑA, PERO NO LO OLVIDES: ¡LAS PRIMARIAS SON LA PRIMERA VUELTA Y LA PRIMERA VUELTA ES EL BALLOTAGE!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here