A 29 días y 21 horas de las primarias: espías, despidos e intelectuales del FIT

Esto no es un ajuste.

Un noticiero meritocrático. Se publicó el padrón electoral (pero faltan dos provincias). A un capo de la construcción no le alcanza con el trabajo en negro, necesita además despedir a mansalva, como en Mielcita. Carrió la bate, Macri en Córdoba y CFK en las redes sociales. El FIT recibe apoyo del mainstream UBA.

Todo va fantástico camino a las primarias en el mundo de la República y las instituciones. En la prueba de transmisión de datos del escrutinio falló prácticamente todo. Hoy se publicó el padrón en https://www.padron.gov.ar/, pero faltaban dos provincias enteras: San Juan y Santiago del Estero. Consenso Federal y Frente de Todos están poniendo el grito en el cielo por las serias deficiencias, sobre todo en el caso de Smartmatic, la empresa casi sin antecedentes que tiene a su cargo una fase de la transmisión de datos que nunca se implementó.

El apoderado del PJ, Jorge Landau, exigió que se ponga a disposición de los partidos el software que utilizará Smartmatic, la empresa se niega pese a que hay una orden de la justicia en tal sentido. Landau solicitó hoy que  «se suspenda la aplicación del procedimiento de trasmisión de datos por escaners de los resultados provisorios de las elecciones primarias y generales del corriente año». El apoderado del espacio de Roberto Lavagna señaló que el software «no es de código abierto, y no ha podido ser auditado por la Universidad Tecnológica Nacional, ni por otro organismo imparcial».


El open source no es una preocupación para la diputada Elisa Carrió, que elevó el tono de sus denuncias en cuestiones de informática electoral. Ya no sólo Alberto Fernández (a quien tildó de fascista) tiene hackers, sino que…

Hasta ahora, lo único cierto en este mundo de tecnologías digitales de la información es que en el affaire de Cambridge Analytica, en Inglaterra, se mencionó la utilización de los datos de Facebook en una campaña electoral opositora de Argentina en 2015. ¿Se dirá algo sobre el actual presidente en el documental que estrenará Netflix este 24 de julio?

La luz de la razón

Esta claro, suponemos que la fuerza opositora que utilizó datos privados para las campañas electorales y las fake news no fue el FIT que, como sucede en todas las campañas, cuenta con el apoyo expreso de los intelectuales no peronistas de Filo y Sociales de la UBA. Martín Kohan, Maristella Svampa, Pablo Alabarces, Claudio Katz, Eduardo Grüner, Adriana Meyer, Roberto Gargarella y Daniel Link, entre otras 300 firmas, dieron su apoyo al FIT. Señalaron que «los grandes bancos obtienen ganancias siderales, al igual que las empresas privatizadas de servicios públicos, las petroleras, el ‘agropower’, las mineras y las multinacionales”. Y después no olvidaron recordar que Cambiemos “contó con el aval del conjunto de los gobernadores, que ajustaron en sus provincias, y en el parlamento con los diputados y senadores del peronismo que votaron todas las leyes de ajuste y de entrega, incluyendo los presupuestos nacionales que incluían los tarifazos y el gran robo a los jubilados”.

No, no todo es lo mismo

Los trabajadores, lo ponderen o no, son quienes más directamente podrían dar cuenta de si todos los modelos son lo mismo o no. El concepto de «diferencia específica» es una de las nociones principales de Marx. Conceptualizar es distinguir las diferencias, siendo ese el punto de partida para producir las generalizaciones, no al revés. Dicho esto, hoy 150 trabajadores de Mielcita quedaron en la calle. Pura quiebra por bolsillos vacíos en el mercado interno. “La mayoría de los empleados que trabajaban allí eran mujeres, todas sostenes de familias”, dijo el delegado de la comisión interna gremial.

Del otro lado, la claridad meridiana corre por cuenta de los (grandes y muy grandes) empresarios alineados con el gobierno nacional. Todo transparente:

Julio Crivelli es el capo de la Cámara de la Construcción, el sector con mayor empleo en negro después del campo. Todo demasiado transparente.

Son los cordobeses

«Acá empezó esa fuerza que dijo basta, acá vino esa rebeldía contra el maltrato, contra el no respeto al federalismo y había un cambio en la forma de relacionarnos y con esa posición es que estamos acá. Sé que lo han pasado mal y por ahí están dudando pero si quieren algo mejor éste es el camino, el camino del diálogo, de la verdad». Tiene toda la razón el presidente Maurcio Macri: en Córdoba sacó el 53% de los votos en la primera vuelta y el 71% en el ballotaje. Son cifras asombrosas, excepcionales. Sin repetir ese extraordinario apoyo, Macri no tiene chance.

Y arrancó con una interna super caliente entre sus aliados radicales, Mario Negri y Ramón Mestre. «Los necesito a cada uno de ustedes por más que pudo haber un problemita entre las tropas, ya pasó», dijo desde la provincia mediterránea, en su visita de hoy.

La de octubre es «una elección bisagra», dijo Macri. «Nunca estuvimos tan cerca de cambiar la historia para siempre», sentenció. Sí, también tiene razón. Sobre todo en lo que refiere al desguace y la hipoteca que está dejando. Una hipoteca que ya está desangrando al país.

También hoy el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, festejó el superavit primario en los primeros seis meses del año, que fue de 30.221 millones de pesos. El superavit primario surge de la diferencia entre lo que el Estado paga y cobra. Dujovne cumple con un pedido del fondo: ajusta y le sobra plata. ¿Es así? No. Porque en el superavit primario no se calcula lo que el Estado paga de deuda externa.

Y cuando se calcula las deudas que el Estado paga, no hay superavit, hay déficit. Un rojo de 287.202 millones. Es más, en 2019 se lleva pagado más del doble de lo que se pagó en 2018 en concepto de intereses. Unos 317.423 millones de pesos se pagaron sólo por intereses de deuda. El cambio para siempre.

CFK en las redes

Tras tres años de profusa actividad de los servicios de inteligencia en la Justicia y los medios, revoleo de carpetazos y escuchas ilegales, apretadas y todo tipo de bellezas, por fin una figura pública relevante de la Justicia salió a decir algo.

«Estoy hablando de causas armadas artificialmente, estoy hablando de abusos de testigos de identidad reservada, de arrepentidos, de factores de presión que inducen, fomentados y fogoneados por ciertos medios de prensa, a dictar condenas mediáticas y que llevan a un panorama sinceramente deplorable, en donde influyentes de todo tipo, espías, traficantes de escuchas telefónicas, con ciertas complicidades de algunos magistrados y miembros del Ministerio Público, terminan por generar un panorama que es absolutamente preocupante«. Ese párrafo no le pertenece a Víctor Hugo Morales sino al presidente de la Suprema Corte de Buenos Aires, Eduardo De Lázzari, en un encuentro de la Red de Jueces Penales.

Ni lenta ni perezosa, CFK levantó el audio y lo tiró en sus redes.

Guarda con los servicios, sean rusos o argentinos, y no olvides: ¡Las primarias son la primera vuelta y la primera vuelta es el ballotage!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here