A 31 días de las primarias: hackers rusos y carapintadas argentinos

"La duda es la jactancia de los intelectuales", frase inolvidable del golpista Aldo Rico,

El noticiero electoral del día trae nuevas denuncias de Carrió, el ministro de Defensa minimizando el alzamiento carapintada, el paso de Alberto Fernández por Comodoro Py y el encuentro oficialista en Parque Norte.

Elisa Carrió estuvo ayer por la noche en un programa de LN+ y, como siempre, uso las cámaras para tirar denuncias al viento. En este caso advirtió que “el hackeo de los resultados es posible” en las próximas elecciones. “Si los rusos ya están actuando en Venezuela, ¿por qué no van a operar acá?”. Sin reparar en que ella es parte del oficialismo que está intentando implementar el voto electrónico, apuntó sus cañones al precandidato a presidente del Frente por Todos. “De esto sabe Alberto Fernández”, indicó. Según la dirigente, Fernández contrató en 2005 “un hacker para que le creara una cuenta a Enrique Olivera”, y así “hacer aparentar” que el entonces candidato a legislador porteño tenía una cuenta con dos millones de dólares.

Carrió también se hizo un tiempo para atender al Papa (“Yo creo en el cristianismo primitivo por eso voy al muro en Jerusalén, yo no voy al Vaticano”) y a sus “amigos” radicales, a propósito de la muerte de De la Rúa. Completita.

Y hablando de radicales, tempranito en la mañana, el ministro Oscar Aguad dijo muy suelto de cuerpo: “Lo de los carapintadas es cosa vieja. Fue un acontecimiento chiquito, que yo no creo que haya puesto en jaque a la democracia”. Las declaraciones, hechas en el programa radial de María O’Donell, fueron a propósito de la presencia de Aldo Rico en el desfile militar del 9 de Julio en Buenos Aires. “Aldo Rico no existe en esta parte de la historia. Le está dando importancia. Está magnificando”, sostuvo Aguad, conocido entre sus correligionarios por el apodo “El Milico”.

Tras las declaraciones del ministro sobre el levantamiento carapintada de 1987, distintos dirigentes y organismos de derechos humanos salieron a repudiarlo. Uno de ellos fue Ricardo Alfonsín, el hijo del ex presidente, quien vía Twitter señaló: “No tenés derecho falsear la historia de esa manera, ni a agraviar así a los argentinos”.

La agrupación HIJOS, por su parte, recordó que Rico “fue uno de los responsables del levantamiento carapintada” y, además, se solidarizó con el genocida Ernesto Barreiro, condenado a perpetua en Córdoba en 2016. Abuelas de Plaza de Mayo, mediante un tuit, posteó fotos de Rico en el alzamiento y recordó las consecuencias de aquel hecho.

En el desfile de políticos por Comodoro Py, hoy le tocó el turno a Alberto Fernández. La Justicia citó al dirigente peronista en plena campaña electoral en calidad de testigo para declarar sobre el Memorándum de entendimiento con Irán, donde la principal imputada es su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner. Más específicamente, fue llamado por unas expresiones públicas realizadas hace cuatro años respecto a ese pacto. “He dicho una y mil veces que el memorándum es una cuestión política no judiciable”, expresó categórico Fernández ante las cámaras en la puerta de Comodoro Py. “Lo que yo le recomiendo al abogado de la querella es que vuelva a estudiar los principios elementales del derecho procesal. Porque un testigo es alguien que conoce a través de los sentidos, no alguien que opina. Porque si van a citar a todos los que opinaron sobre el pacto con Irán van a citar a millones de argentinos”. El juez de la causa, Claudio Bonadio, no estuvo presente en ningún momento.

Durante la tarde, el oficialismo tuvo su primer encuentro nacional de cara al inicio de la campaña. Un espacio donde el gurú comunicacional Durán Barba baja mensajes y estrategias a las principales figuras y candidatos del país. “El tono de campaña debe ser esperanzador, positivo. Lo de los trolls es un disparate, es de tontos eso y nosotros somos inteligentes. Ni difundimos mentiras. No insultamos. Mauricio Macri y Pichetto son los mejores candidatos para este momento”, señaló el ecuatoriano.

Durán Barba también le bajó el precio a la candidatura de Roberto Lavagna, desestimando que el electorado se incline por una tercera alternativa y habló de una polarización cada vez más fuerte. “Las PASO son prácticamente la primera vuelta. Y no es imposible que se resuelva en primera vuelta”, finalizó.

En el cierre, Pichetto aprovechó sus minutos con el micrófono para ir a contramano de lo recomendado por Durán Barba y pegarle a Axel Kicillof, lo calificó de “marxista” y dijo que La Cámpora va a gobernar si el ex ministro gana las elecciones, además de que volverá el cepo. El senador ya aprendió el libreto oficialista y habló de Venezuela, diciendo que Alberto Fernández respalda al “régimen sangriento” de Maduro. También señaló que “estar al lado de Macri es un orgullo y un compromiso” y le reconoció su “diplomacia presidencial” para conseguir el acuerdo con la Unión Europea.

A su turno, Mauricio Macri habló del gasto heredado y de la sequía más grande en 50 años que “complicó” el panorama nacional. “Este es el peor año que me tocó vivir en mi vida, dado que me iba a dormir pensando que tenía en mi cabeza que dar cuenta y encontrar una solución para no caer en una crisis terminal como la de 2001” (sic). No mucho más.

Y Jaimito tiene razón: NUNCA LO OLVIDES, ¡ESTE AÑO LAS PRIMARIAS SON LA PRIMERA VUELTA Y LA PRIMERA VUELTA ES EL BALLOTAGE!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here