Desde Mendoza, Mi amigo invencible llega a Tribus el 26 de julio para presentar su nuevo disco, Dutsiland.

El rock en Argentina dio señales de vida en bandas que vinieron a renovar su sonido, algo que siempre pasó, aunque hubo un tiempo de dudas y augurios apocalípticos. Siempre pasó, siempre pasa. Una buena cuota viene desde la región cuyana y fue justamente Mi amigo invencible la que abrió el paso para una oleada rockera con desfachatez indie, llano, sensible y con mucho flow. O sea que se baila.

Fue en Mendoza en 2007 cuando la banda se organizó con Mariano di Césare como guitarrista y vocalista, mientras que Mariano Castro y Nicolás Voloschin también cantan, siendo este último además, guitarrista. Juan Pablo Quatrini está al bajo, Arturo Martín en batería y Leonardo Gudiño toca percusiones y voz. A lo largo de sus seis discos definieron un sonido que vincula al post-punk de tradición argentina con el beat de percusiones y ritmos germinados por el folklore y el rocanrol latino. Así fue como se construyó una relación ritual con el público, con el que celebran conciertos en los que verdaderamente se rinde tributo al baile y a la melancolía de una manera muy vívida. 

“La movida mendocina siempre estuvo latente, lo que pasa ahora es que está llamando la atención y eso genera un nuevo movimiento. También sucede que hay bandas nuevas que se hacen cargo de que hay un oído que los está escuchando. Es un devenir de un montón de generaciones de músicos. Cuando nosotros éramos chicos se hacían covers en Mendoza, ahora ningún músico que se compra un instrumento tiene en su mente la idea de formar una banda de este tipo, con todo el respeto que merecen las bandas de tributos. La gente está tratando de decir sus cosas y manifestar su identidad musical. A veces no hay bandas ni buenas ni malas, sino bandas que se escuchan y otras que no. Por otra parte, sucede que en la provincia se consolidó una forma de trabajar desde productores como Leandro Lacerna, que manejan un estándar bastante alto de producción y se copan con proyectos nuevos, entonces al trabajar con ellos te pone a un nivel muy bueno”, contó Mariano Castro entrevistado por Pausa en 2017.

Atrás suyo, se fueron consolidando las bandas emergentes de su región,  que hoy no paran de sumar fechas por todos lados, solistas como Luca Bocci y Simón Poxyrán y bandas como Usted Señálemelo y Perras on the beach, todas parte de la generación que renovó el rock argentino en el siglo XXI.

A 2017 llegaron presentando el single “Nuestra Noche”, como parte de los festejos por los diez años de su primer disco y, como corolario de la trilogía que completó La Danza de los Principiantes (2015), con la que la banda llegó a niveles máximos de exposición y repercusión, con distinciones propiciadas por varios medios especializados de Argentina y Latinoamérica: la canción “Máquina del tiempo” superó las 3 millones de escuchas en Spotify y “La Danza de los Principiantes”, más de 1 millón de reproducciones en YouTube. La revista digital Sounds & Colours incluyó en el disco compilado Qué canchero: New sounds of Argentina el tema que le da nombre al disco.

Después de los “discos iniciáticos” Guaper, la tenaza que corta el alambre del corral (2007), Guaper, corriendo a lo inmediato (2009) y Las cuatro canciones del viaje (2011), la banda se instaló en Buenos Aires y, según ellos mismos, entró en una vorágine propia de vivir en una ciudad grande, por la que fluye tal cantidad de energías que a une no le queda más que activar y activar. 

A esta carrera se sumó, a partir del disco Relatos de un incendio (2011), el ilustrador Federico Calandria, que empezó a colaborar de modo estable nivel: es un miembro más de la banda. “Es uno más”, dijo Mariano Di Césare entrevistado en Radio U; esta incorporación, aseguran, definió mucho más que su identidad visual. Este mismo disco recibió múltiples premios como revelación, permitiendo la grabación del EP 14 minutos de distancia (2011).

En 2013 salió La nostalgia soundsystem, una disección sobre la melancolía y la distancia con producción de Leandro Lacerna que los ubicó en el mapa federal del nuevo rock argentino. Con semejantes enviones llegaron al lineup de festivales como el BUE ‘16, donde tocaron codo a codo con con Wilco, Flaming Lips e Iggy Pop, entre otros y participaron en la Semana Internacional de la Música de San Pablo. 

El viernes 26 de julio van a presentar Dutsiland, su séptimo disco, en Tribus Club de Arte. Las anticipadas por sistema Cartelera Ticketway  y su red de puntos de venta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here