Una vez más, el empresariado argentino está de frente a sus contradicciones, gracias al acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. ¿Se suicidarán una vez más los industriales? ¿Qué significa “superestructura”?

“Hay que permitir que haya sectores que desaparezcan”, sentencia uno. “No es una buena noticia para la industria nacional”, advierte el otro. “Si la industria láctea argentina no produce quesos de calidad y a menor costo que los europeos, sí, va a sufrir, pero también es un gran desafío”, pondera el primero. “Me parece que hay lecturas que son muy personales, que nos meten en un mundo ideal, en este mundo de la liberalización del mercado. Y si usted analiza los países que se han desarrollado, lo han llegado (a hacer) bajo la protección del Estado”, explica el otro.

El zar de los transgénicos, Gustavo Grobocopatel, y el santafesino vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, Guillermo Moretti, son la cara y la ceca del empresariado argentino respecto del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. El titular de Los Grobo sustenta su imperio en la exportación de trigo y soja, el industrial del sector de los plásticos vende en el mercado interno. Otro capítulo de las contradicciones básicas del empresariado argentino.

“Tratar de ser cada vez más Europa, no cada vez menos”, dice Grobocopatel. “Los distintos países que hicieron un tratado están en déficit con la Unión Europea”, replica Moretti. “En vez de vender trigo, vamos a poder vender pastas. En vez de aceite crudo, una latita con marca” versus “Impacta tremendamente en nuestro mercado interno. No hay conciencia de que el 80% de nuestro PBI es el mercado interno”.

A diferencia de lo sucedido en Europa, en Argentina no hubo ninguna instancia de diálogo con sindicatos o cámaras empresariales. El gobierno argentino consulta ya con la letra puesta. Habrá que ver cómo resolverá sus contradicciones el capitalismo argentino en la superestructura política. Hasta ahora, el sector industrial obró en su contra en la dictadura, el menemismo y el macrismo, suicidios de la trama productiva alabados por los propios suicidas. ¿Quieren una situación concreta más para analizar la eficacia de las clásicas categorías marxistas? El acuerdo con la Unión Europea ofrece la mejor y la más desesperada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here