Se viene un fuerte recorte en las becas para atletas olímpicos. A la vuelta de los Panamericanos, no van a tener más beca.

Los Juegos Panamericanos Lima 2019 ya se están jugando, las competencias se llevan a cabo desde el 26 de julio y van a durar hasta el 11 de agosto y la delegación tendrá una lucha áspera en esta competencia que incluirá 39 deportes, 62 disciplinas y donde participarán 6680 atletas de 41 países.

En Toronto 2015, Argentina había dejado un registro de 74 medallas en total, con 15 doradas, 29 de plata y 30 de bronce. La tabla final ubicó a nuestra representación muy lejos del sexto puesto, que ocupó México con 22 de oro y 95 medallas en total. Por entonces, en tierras canadienses la ilusión era totalizar 80 medallas e igualar la cantidad conseguida en los Panamericanos de México 1955, tiempos en los que el presidente Juan Domingo Perón le había dado un fuerte impulso al deporte como política de Estado.

El panorama actual es tan oscuro como la realidad socioeconómica del país, y esa es la clave del mal. El ajuste del neoliberalismo que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri también sacudió al deporte de alto rendimiento, y para este 2019 se ven las consecuencias de tres ejercicios consecutivos con disminución de fondos. Entre los datos más importantes del año, el 30 de enero la Secretaría de Deportes dejó de existir y pasó a ser Agencia, una decisión que se redactó a través de un decreto de necesidad y urgencia. Uno de los fines que se expresaban en el DNU decía: “lograr la utilización racional de los recursos públicos para potenciar una gestión más eficiente”.  Lo cierto es que la Agencia de Deportes dispone en 2019, según el Presupuesto realizado por el ministro de Economía Nicolás Dujovne, de 991.127.720 pesos: es decir, 105,6 millones de pesos menos que los 1.096.743.000 con los que contó la Secretaría en 2018 y casi 442 millones de pesos menos que en 2017. La medida implica el tercer año consecutivo de caída en moneda corriente, con una pérdida acumulada en el trienio del 62 % en dólares.

A lo largo de estos años macristas se hizo progresivo el deterioro en cuanto a la calidad de las becas, volvieron los retrasos de pagos y se redujeron viajes de atletas individuales y delegaciones para medirse con rivales internacionales. Con este contexto, tarde o temprano, se termina menoscabando la preparación y se deteriora cualquier tipo de aspiración deportiva.

Posibilidades en baja

Un especialista en deportes olímpicos de nuestro país, el periodista Ernesto Rodríguez, hace algunos días puso en superficie un tema dramático: “los Panamericanos de Lima serán una competencia que marcará una grieta entre ricos y pobres: quienes vuelvan con medallas mantendrán las becas del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) y la Agencia del Deporte Argentino (ADN); quienes no puedan hacerlo se quedarán sin el principal apoyo deportivo. El 90% de los deportistas adultos convencionales que reciben apoyo está en riesgo de quedarse con las manos vacías”.

“Sólo los medallistas se garantizarán, al menos por un año, su permanencia en el esquema de becas del Enard y la ADN; la mayoría de quienes se queden sin subir a un podio en la capital peruana tendrá que pensar en otra forma de financiación para su carrera deportiva una vez que se apague el fuego panamericano, el domingo 11 de agosto”, afirmó Rodríguez. 

Para entender la debacle de los últimos tiempos, una clave es que el Enard dejó de recibir la alícuota del 1% de las facturas de telefonía celular, lo que no sólo le daba autonomía, sino que le permitía no perder fondos en el marco de la inflación, y debió conformarse con una suma fija ajustable anualmente a partir del Índice de Gasto Primario del Estado, un parámetro incluido en el Presupuesto anual que se calcula siempre por debajo de los números reales del crecimiento de los precios.

La notable disminución de recursos obligó al directorio que preside Gerardo Werthein, secundado por Diógenes De Urquiza Anchorena (director de ADN y amigo de la infancia de Macri) a determinar un drástico recorte en los apoyos. Así, bajo el eufemismo de “apoyar a la elite del deporte nacional rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020”, se decidió que desde septiembre haya una revisión en la lista de becados y, aplicando un criterio de extrema exclusión, se mantendrán a quienes tienen becas por logros olímpicos, mundiales o panamericanos, pero eliminarán a los que sólo muestren medallas sudamericanas. En números, de los 835 becados, hay 518 adultos convencionales, además de 212 jóvenes talentos (reciben $ 8.000 cada 30 días) y 105 paralímpicos.

De los 518 adultos convencionales hay 464 (el 90%) que deberían volverse de los Panamericanos con una medalla para mantener los pagos mensuales de entre 15 y 22.000 pesos. Semejante exigencia demuestra lo poco que le importa el deporte a los gobernantes neoliberales.   

Para demostrar que la actual gestión dejará de apostar por nuestros y nuestras deportistas, sólo hace falta repasar las actuaciones anteriores. Desde la puesta en marcha del Enard, Argentina asistió a dos juegos continentales –Guadalajara 2011 y Toronto 2015– con voluminosas delegaciones: 495 deportistas en la cita mexicana y 467 en la canadiense. Coincidentemente cosechó 74 medallas en cada JJ.PP. que debían ser 75 pero en cada caso se perdió una por dopaje. Los oros fueron 21 hace ocho años y la cosecha bajó 15 hace una olimpiada, lo que le permitió terminar en ambos casos en el séptimo lugar en el medallero de naciones. Para conseguir esas preseas se necesitó un personal similar: 194 atletas en 2011 y 198 en 2015.

Para Lima 2019, Argentina tiene asegurada la presencia de 519 deportistas, la cifra más alta de deportistas en una competencia afuera del país. Si bien habrá medallistas olímpicos, los antecedentes cercanos no vaticinan poder ascender en la tabla de países y ponen un interrogante de un descenso. El pronóstico marca un techo de 85 podios para mantener el porcentaje de años anteriores (el número de pruebas creció un 15%) y una máxima de 22 preseas doradas. Completando este panorama, el mejor posible para la realidad del deporte argentino, unos 222 deportistas volverían con la medalla que les garantice mantener no sólo la beca del Enard sino el complemento de entre el 50 y 66% de esos montos que aporta ADN. Los otros 244 (el 47% de los actuales becados de elite) que volverán con las manos vacías de medallas o no habrán podido clasificarse a los JJ.OO. les espera ser arrojados del sistema que propone la política deportiva de Mauricio Macri.

La competencia

Serán 17 días de competencias y ceremonias se desarrollarán en 14 distritos de Lima y Callao, en distintas sedes como La VIDENA (Villa Deportiva Nacional), Complejo Deportivo Villa María del Triunfo, Villa Deportiva Regional del Callao, Polideportivo de Villa El Salvador, Punta Rocas, entre otros. El Estadio Nacional del Perú será el principal recinto de Lima 2019, ya que recibirá las ceremonias de inauguración y clausura de los juegos, así como el encendido del pebetero panamericano.

Con respecto a los próximos JJOO, 22 disciplinas serán clasificatorias para Tokio 2020: atletismo, bádminton, handball, equitación (3 especialidades), hockey sobre césped, karate (2 especialidades), nado sincronizado, natación, pentatlón, pesas, skateboarding, surf, tenis, tenis de mesa, tiro, tiro con arco, triatlón, yachting y waterpolo.

Santa Fe presente

En los  XVIII Juegos Panamericanos Argentina competirá en un total de 39 deportes y 61 disciplinas, que se desarrollarán en 14 distritos de Lima y Callao. Los santafesinos y santafesinas que representarán la provincia son 53.

Atletismo
  1. Germán Chiaraviglio (Santa Fe)
Basquet Masculino
  1. Nicolás Brussino (Cañada de Gomez)
  2. Agustín Caffaro (Piemonte)

4 Francisco Caffaro (Piemonte)

  1. Tayavec Gallizzi (Santa Fe)
Basquet Masculino 3×3
  1. Fernando Zurbriggen (Santa Fe)
Basquet Femenino 3×3
  1. Melisa Gretter (Rafaela)
Beach Vóley
  1. Nicolás Capogrosso (Rosario)
Canotaje
  1. Rubén Rezola (Santa Fe)
  2. Di Giacomo Ezequiel (Santa Fe)
  3. María Paula Contini (Santa Fe)
Ciclismo
  1. Natalia Vera (Rafaela)
Esquí acuático
  1. Ignacio Giorgis (Rosario)
  2. Tomas Giorgis (Rosario)
Fútbol  Femenino
  1. Vanina  Correa (Rosario)
  2. Virginia Gómez (Rosario)
Gimnasia artística
  1. Federico Molinari (Rosario)
  2. Nicolás Cordoba (Alvarez)
Judo
  1. Agustina de Lucia (Rosario)
Levantamiento de pesas
  1. Maria Luz Casadevall (San Jorge)
Natación
  1. Julia Sebastián (Santa Fe)
  2. Federico Grabich (Casilda)
  3. Santiago Grassi (Santa Fe)
  4. Martín Carrizo (San Javier)
  5. Gabriel Morelli (San Justo)
  6. Nicolás de Ferrari (Santa Fe)
Natación aguas abiertas
  1. Romina Imwinkelried (San Jerónimo Norte)
Natación artística
  1. Camila Arregui (Rosario)
  2. Trinidad López Brasesco (Rosario)
Patinaje
  1. Juan Francisco Sánchez (Rosario)
Pelota Vasca
  1. Lara de Luca (Santa Fe) 
Polo Acuático
  1. Tomas Galimberti (Rosario)
  2. Emanuel Lopez (Rosario) 
  3. Omar Echenique (Rosario) 
  4. Guido Martino (Rosario) 
  5. Eduardo Bonomo (Santa Fe) 
  6. Esteban Corsi (Rosario) 
  7. Ivan Carabantes (Rosario)
Rugby Femenino
  1. Déborah Fretes Hernández (Esperanza)
Softbol
  1. Juan Adolfo Potolicchio (Esperanza)
Squash
  1. Roberto Pezzota (Rosario)
Taekwondo
  1. Alexis Arnoldt (Franck)
Tiro
  1. Alexis Eberhardt (San Carlos)
  2. Alliana Volkart (San Carlos)
  3. Amelia Fournel (Santo Tome)
Vela
  1. Brenda Quagliotti (Rosario)
  2. Juan Pablo Bisio (Rosario)
Vóley
  1. Antonela Fortuna (Gessler)
  2. Elina Rodriguez (C. Pellegrini)
  3. Facundo Imhoff (Franck)
  4. Manuel Balague (Santa Fe)
  5. Maria Victoria Mayer (Santa Fe)
  6. Valentina Galenao (Maria Juana)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here