Preocupación por la situación de la obra social de la UNL

Desde Adul alertan por el desfinanciamiento de las obras sociales universitarias. Exigen medidas al respecto.

Desde Adul, el gremio de la docencia universitaria, expresaron esta semana su preocupación por la situación de la obra social de la UNL. “Las obras sociales universitarias atraviesan una crítica situación económico financiera, provocada por medidas de ajuste del gobierno nacional: la liberalización del sistema de salud, el atraso salarial de lxs trabajadores universitarios (docentes y no-docentes) y la inclusión de sumas no remunerativas en las paritarias docentes y no docentes que impactaron de manera directa en el desfinanciamiento de las Obras Sociales Universitarias”, señalan a través de un comunicado.

Además, denuncian “La insuficiencia de la contribución patronal para el sostenimiento del sistema y la inexistencia de un aporte extraordinario por parte del Estado Nacional para superar la situación”. María Silvia Guala, que representa a ADUL en el Consejo Directivo de la OSUNL, subrayó: “La inflación en salud es mayor que el promedio general de inflación”.

En este sentido, la docente señaló la necesidad de que la situación no recaiga sobre el bolsillo de los trabajadores. “Proponemos que se exija un aporte extraordinario al Estado Nacional. También reclamamos una mayor contribución de las patronales, y reforzar los mecanismos de control y de recupero de dinero por parte de la obra social”, informó.

Desde Adul también manifestaron su preocupación por la actual situación del Fondo Especial de Subsidios. “Es un fondo solidario y adicional a la cobertura general de la obra social para gastos extraordinarios de los afiliados, originados por prestaciones no cubiertas en forma directa. Su pago es optativo”, explicó Guala.

El gremio alerta sobre la posibilidad de que prestaciones que hoy están dentro de la cobertura básica pasen a ese fondo, que cubre a quienes lo pagan. Si esto ocurre, “El que aporta tiene una cobertura mayor y el que no, no” indicaron. En julio y agosto, el valor de la cuota de ese fondo aumentará en un 36%; en septiembre costará un 70% más del monto actual.

La situación de la obra social de la UNL se replica en otras obras sociales universitarias. El tema viene siendo abordado desde los gremios, “en defensa de los bolsillos y de la salud de los trabajadores y sus familias”. “Llamamos al estado de alerta para que no avance ningún tipo de proyecto que ponga en riesgo o bajo sospecha la vigencia de nuestros derechos” expresaron desde Adul.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here