En su Jardín de las Delicias, El Bosco estampó una canción en el culo de uno de los cientos de personajes que pueblan el atormentado tríptico. No faltó quien la desculara con su instrumento. Aquí, algunas versiones de lo que se conoce como «Canción del culo», cultura y entretenimiento para toda la familia.

En el tercer panel de siniestro y fascinante tríptico original del siglo XVI hay un personaje sufriente que tiene un pentagrama y notas musicales en su trasero. Ese tercer panel del Jardín de las Delicias corresponde al infierno. Varios siglos dispués, YouTube se pobló de versiones sobre esa melodía, rescatamos algunas.

Un tributo metalero

Otra versión más

Aquí una baterista gótica le añade ritmo, tocando con huesos de animales.

Y aquí para que los avezados lectores de música puedan practicarlo en casa con les niñes

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí