El show va a ser el domingo 18 (vísperas de feriado) y va a tener como invitadas a Big Band Buda y a Troika S.A. Empieza a las 20.

La banda se formó en 1993 como Resistencia Suburbana, el nombre histórico con el que se hicieron conocidos como referentes del reggae argentino a partir de una pose un poco más combativa que los roots de los que, acaso, recuperan sus recursos estéticos. Vale con acordarse de «Tuve que matar a un policía», de su primer disco, Cuentas Pendientes, que salió en 1996 para caer en la cuenta de la postura desde la que cantan.

Más tarde llegaron los discos que los ayudaron a salir del país, como Resistencia + IVA (del 2000), mientras que en el 2003 editan La Unión Verdadera, en donde consiguieron que Pity Álvarez colabore en «Rastone». «Hijo de mamá reggae, hijo de papá rock». Ya en 2006, la salida de Cosas que nadie oía, les trajo su primer hitazo: «Por Cultivar Marihuana», una nueva muestra de posición política respecto del derecho al cannabis.

En 2012, su cantante Luis Alfa deja la banda junto al baterista Dr. Traska y al tecladista Uri Castellucci, cuyos reemplazos consistieron en Red Lyon como nueva voz y en Jose Conceiçao como nuevo batero. Así fue que pasaron a llamarse, llanamente, Resistencia: «Igual, la mayoría somos los vagos que venimos desde siempre. Ya nos conocemos todas las mañas y vivimos como en un viaje de egresados constante», cuenta el guitarrista Fabián Leroux, uno de los históricos de la banda charlando con Pausa.

—Ya que ustedes vienen de un palo más combativo a lo que se acostumbra en el reggae, imagino que últimamente la realidad les tira bastante letra para nuevo material, ¿no?

—Sí, el último disco habla un poco del gobierno, sí, también de los sindicatos, de los hijos y los nietos de desaparecidos y de porro también. Es un momento especial, en el que hasta las canciones que tienen más de 20 años mantienen su vigencia.

—¿Qué le aporta la música a tu vida?

—Siento que es mi misión y mi necesidad. Es sanadora, para mí, despierta sensaciones que me hacen vibrar desde el sonido de una guitarra o la belleza de una letra de Spinetta, Charly, los Beatles o Bob Marley mismo. Después está todo lo que trae aparejado, que son los viajes, los ensayos, creo que una de las cosas que más me gusta de la música son esos ratos muertos a los que nos lleva y en los que compartimos, tomamos unas cervezas y fumamos.

La fecha

Las bandas invitadas encargadas de abrir la noche van a ser la santafesina Big Bang Buda y Troika S.A, que va a llegar desde Rafaela. Preventa online a $250, únicamente ingresando a www.entradasclandestinas.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here