En un año, la inflación le sacó casi 16 puntos de diferencia a los salarios

Los datos surgen de comparar el índice de salarios y el índice de precios al consumidor del Indec. En los trabajadores en negro la malaria es mayor: el aumento de la inflación supera en 21,9 puntos porcentuales a la suba salarial. Desde que llegó Macri la pérdida del poder adquisitivo es de casi 28 puntos.

Trabajar y caer en la pobreza, al mismo tiempo. La inflación le gana a los salarios por goleada. Así fue en 2016, 2018 y 2019. Apenas hubo un empate, acaso una imperceptible mejoría, en 2018. Según el Indec, a junio de este año la comparación entre la inflación y la suba de salarios muestra que en los últimos doce meses los precios le ganaron al bolsillo por 15,8 puntos porcentuales de diferencia. El promedio general del índice de salarios marca un alza de 40% durante el período junio de 2018 a junio de 2019, lapso en el que la inflación alcanzó el 55,8%. El resultado: el poder adquisitivo del salario promedio cayó 15,8 puntos porcentuales.

Pero ese es el promedio general. En el caso de los trabajadores privados registrados esa pérdida llegó a 14,5 puntos porcentuales, en los públicos a 13,9. Si estás en negro, perdiste 21,9 puntos de tu poder adquisitivo en el último año.

En la comparación tomando en cuenta sólo 2019 –es decir, desde diciembre de 2018 a la fecha–, en lo que va del año el poder adquisitivo cayó para el promedio general de los salarios en 4,5% puntos porcentuales. En los privados la merma fue de 1,5, en los públicos de 4,1 y los trabajadores no registrados de 13 puntos porcentuales.

Desde que llegó Macri

Debido a que se interrumpieron las series estadísticas del Indec, se dificulta ponderar qué pasó con los salarios en 2016. Sin embargo, se pueden hacer muy buenas aproximaciones.

Tomando la medición de la inflación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en 2016 hubo un 41% de suba de precios al consumidor. El índice salarial de Indec marca que los sueldos subieron un 33% para los trabajadores privados, un 32,6% para los públicos y un 32,9% para los trabajadores en negro. No elabora todavía el Indec un índice de salarios total, pero se puede tomar como referencia el de los trabajadores en negro.

El resultado indica que en 2016 el poder adquisitivo cayó, en términos generales, 8,1 puntos porcentuales.

En 2017 las estadísticas sí fueron completas en Indec. El resultado de ese año fue una suba de 2,67 puntos porcentuales en el poder adquisitivo. Esa recuperación no devuelve a los trabajadores a sus ingresos de 2015: todavía están 5,5 puntos porcentuales abajo.

En 2018 la inflación fue de 47,6% y la suba promedio de los salarios de 29,7%. Los trabajadores perdimos 17,9% de poder adquisitivo. Ya veníamos 5,5 puntos abajo de 2015. A diciembre de 2018, entonces, el poder adquisitivo de los trabajadores había caído 23,4 puntos porcentuales respecto de 2015.

Finalmente, a junio de 2019 la pérdida de poder adquisitivo durante el año es de 4,5 puntos porcentuales. La comparación final muestra que desde 2015 a la fecha los trabajadores perdimos 27,9 puntos porcentuales de nuestro poder adquisitivo. Es como si en 2015 no hubieras cobrado el aguinaldo, diciembre, noviembre y parte de octubre.

Todo eso perdiste desde que llegó Cambiemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here