Europa: se duplicaron los casos de sarampión respecto de 2018

La OMS alerta sobre el «dramático auge» de la enfermedad en el continente tras registrar 90.000 casos en el primer semestre del año, más que en todo 2018.

El peligroso discurso antivacunas comienza a mostrar resultados concretos y medibles: la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy que detectó 89.994 casos de sarampión en Europa en los primeros seis meses de 2019, más del doble respecto al mismo periodo en 2018 (44.175 casos) y ya más que en todo 2018 (84.462). En datos absolutos, son cuatro exrepúblicas de la extinta Unión Soviética las que concentran el 78% de los casos: Kazajistán, Georgia, Rusia y Ucrania. El 60% de los casos son menores de 19 años.

En 2018 fueron cuatro países —Reino Unido, Grecia, Albania y República Checa— los que perdieron el estatus de «país libre de sarampión», lo que significa que el virus ha vuelto a circular de forma autóctona, por primera vez desde que la OMS instauró este proceso de revisión de datos en 2012.

La organización habla de un «dramático auge» del sarampión en Europa, una enfermedad infecciosa prevenible mediante vacunas que llega a ser mortal y causar graves secuelas, especialmente entre los niños.

Aunque la tendencia es global —la incidencia sube en todos los continentes menos América—, Europa preocupa especialmente a la OMS por los pasos atrás que el continente registra en el control de la enfermedad. «Vamos por la dirección equivocada», ha resumido Kate O’Brien, directora del Departamento de Vacunas e Inmunización de la OMS.

Para Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, detrás del auge de la enfermedad están en parte las noticias falsas sobre las vacunas que se difunden principalmente a través de las redes sociales. «Son tan contagiosas y peligrosas como las enfermedades que ayudan a propagar», ha lamentado.

Durante los primeros seis meses del año, 37 personas han muerto por sarampión en los 53 países que la OMS incluye en su oficina europea, cifra que en 2018 ascendió a 73. La organización ha activado el Grado 2 de respuesta de emergencia en la región europea, lo que permite movilizar recursos económicos y humanos para prestar ayuda a los países afectados que lo soliciten.

En el mundo, el número de casos se triplicó entre el 1 de enero y el 31 de julio de 2019, con 364.808 casos registrados, frente a 129.239 el año pasado en el mismo periodo. Los más numerosos se registraron en la República Democrática del Congo, en Madagascar y en Ucrania. Estados Unidos reportó su mayor número de casos de sarampión en 25 años.

La OMS estima que hay un subregistro de los casos, por lo que la magnitud de la epidemia sería mucho mayor. Calcula que, en realidad, hay alrededor de 6,7 millones de muertes cada año relacionadas con el sarampión.

Si el sarampión resurge en casi todo el mundo —hasta 2016 había disminuido— es debido a un mal acceso a la atención médica o a la desconfianza hacia las vacunas. En los países occidentales, los antivacunas, por ejemplo, afirman que existe un vínculo entre la vacuna contra el sarampión y el autismo. Más de una vez, la OMS ha negado esta hipótesis, basada en un estudio falsificado.

Con información de: elpais.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here