Mejora salarial, bono para docentes y mayor presupuesto: los reclamos en la Universidad Pública

En el marco de la crisis, estudiantes y docentes reclaman mejores condiciones para estudiar y trabajar.

La universidad pública vive un contexto de lucha. En estos días se cumple un año de las tomas de las facultades y de las movilizaciones, que en diversos puntos del país llamaron la atención sobre la falta de políticas serias para sostener estructuralmente la educación superior. El tiempo pasó, y la crisis agudizó las condiciones impuestas por un presupuesto universitario escaso, y por salarios docentes que no escalan al ritmo de la inflación. En ese marco, estudiantes y profesores se encuentran en el reclamo.

I. Salario docente, y el bono negado

La semana pasada se conoció que los docentes de las universidades nacionales no cobrarán el bono de los cinco mil pesos, mientras que sí lo harán los funcionarios ministeriales -incluido el propio Ministro Finocchiaro y el Presidente Macri. “Estamos en un contexto donde las condiciones que el propio gobierno reconoció después de las PASO hacen que la paritaria quede desfasada. Las condiciones son tan adversas que eso exige que la paritaria se reformule” señaló Oscar Vallejos, Secretario General de Adul. “El ministro y todos los funcionarios van a cobrar el bono y nosotros no. Eso es inexplicable, y es una decisión de generar todavía más ataques a las condiciones de la universidad pública. No hay otra manera de leerlo” consideró el dirigente del gremio de la docencia universitaria del Litoral.

El otro reclamo tiene que ver con la necesidad de revisar el acuerdo logrado en la paritarias en mayo. «La impericia de las políticas económicas nos está llevando a los ciudadanos a vivir con condiciones cada vez más restrictivas, privativas. No estamos hablando del consumismo superfluo, sino de mantener condiciones mínimas de vida» indicó por su parte la Secretaria Adjunta de Adul, Viviana Pradolini.

«La canasta familiar publicada hace 10 días era de 39.000 pesos aproximadamente. La inflación anual, al día de hoy, se espera que supere el 60%. Estos datos no hacen más que reflejar lo que vivimos a diario los trabajadores universitarios. El acuerdo paritario firmado hace unos meses, en un escenario diferente, ha quedado muy atrás para nuestra economía familiar» argumentó la docente.

El lunes pasado hubo reunión paritaria. Allí, el gobierno no dio soluciones acerca de los dos reclamos concretos que llevó la Conaduh: adelantar el pago del 8% correspondiente a septiembre (se pagará en octubre); y el depósito del bono de los 5000. Mañana habrá asamblea en Adul para evaluar la acción gremial ante la falta de respuestas, y para el jueves está previsto un plenario de secretarías generales de Conaduh en Buenos Aires.

“Estas medidas muestran que el macrismo y sus aliados tienen una visión sobre la universidad que intenta restringir la universidad pública. Tanto en términos de cantidad de estudiantes, como en cantidad de docentes. Para eso no avanza en las condiciones de mejorar el presupuesto, ni en generar mejoras en el bienestar estudiantil. Afecta los salarios de manera tal de obligar a los cuadros de la universidad a irse a las empresas privadas, o a eso que se llama la fuga de cerebros” alertó Vallejos.

II. Presupuesto: hay cada vez mayor deserción estudiantil

A un año de las tomas, las y los estudiantes continúan en estado de alerta por la falta de presupuesto. La escasez de partidas se traduce en reducción de becas, y en un encarecimiento del precio del comedor y del material de estudio. «Hay mucha deserción de compañeros que tuvieron que dejar de estudiar para salir a trabajar, o volverse a sus pueblos» informó Florencia Golaszewski, estudiante de Trabajo Social de la UNL e integrante del movimiento estudiantil.

«Como estudiantes nos vemos súper perjudicados dentro de la universidad. Hubo un recorte muy grande de becas, cada vez son menos los compañeros que acceden. La universidad está siendo muy excluyente para todos» describió Golaszewski. «Como estudiantes desde el año pasado nos estamos organizando a partir de las tomas y de las asambleas, para hacerle frente a la crisis».

Hace unos días, las y los estudiantes realizaron una actividad para recordar la movilización del año pasado, y poner en debate las problemáticas actuales. «Re Tomá la lucha», fue el nombre de la convocatoria. La movilización continúa, a través de diversas actividades, hasta tanto haya una mejora en las condiciones de ingreso y permanencia.

«Tenemos mucho contacto con los docentes. Es importante visibilizar que como estudiantes estamos siendo perjudicados, pero también acompañarlos a ellos. La lucha es docente-estudiantil», finalizó la estudiante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here