A 10 días, gran festejo peronista en La Pampa, con lenguaje inclusivo y glitter

En el Día de la Lealtad, todo fue fiesta peronista en La Pampa. En el aplausómetro volvió a ganar Kicilove, la estética del acto la rompió y hubo guiño a los feminismos con referencias a los pañuelos verdes y con lenguaje inclusivo. Y Pichetto, más solo que Pichetto en el Día de la Lealtad Peronista.

Después de un día gris, en la tardecita pampeana alumbró el sol y el día peronista fue completo. Un 17 de Octubre a plena fiesta vivió el Frente de Todes, a 10 días de las elecciones generales en las que volverán a conducir los destinos del país.

A orillas de la Laguna Don Tomás, en Santa Rosa, se montó un imponente escenario con pantallas gigantes escalonadas, que se fundían perfectamente con el paisaje. Tal como sucedió en el cierre de campaña de las primarias en Rosario, fueron apareciendo sobre el escenario -con anuncio previo- distintas figuras del peronismo: gobernadores, gobernadores electos, diputados y diputadas. Entre los más aplaudidos estuvieron el gobernador local Carlos Verna, Axel Kicillof y Daniel Scioli. Entre los ausentes de la jornada: el gobernador electo de Santa Fe Omar Perotti y Sergio Massa.

Luego de la presentación de las personalidades sonó la marcha peronista, mientras en las pantallas, con un estética moderna, de colores vibrantes y emojis, pasaban imágenes de los íconos peronistas y la letra de la marcha en lenguaje inclusivo.

Ese, el del lenguaje, no fue el único guiño a los feminismos. En un video previo a que sonara la marcha, donde se proyectaron imágenes de mujeres y hombres del movimiento, con los símbolos peronistas de todas las épocas, fragmentos de discursos de Perón y se relataba la historia pasada y presente, hubo referencia directa al movimiento de mujeres: «Frente a los ojos de la patria desfilaban rostros y brazos, con las greñas al aire y las vestiduras cubiertas de grasa y aceite. Pañuelos verdes, glitter en la cara, compañeres con las remeras de sus agrupaciones».

Para la llegada al escenario de Alberto Fernández y Cristina Fernández, la cámara de la trasmisión se fue atrás del escenario y les candidates aparecieron caminando, por la orilla de laguna. Epic.

Algunas de las frases de CFK sobre el escenario:

«Nadie me mandó a lavar los platos, pese a que hay mucho ‘machirulo’ suelto últimamente. Las mujeres peronistas somos fuertes. Después de Evita ningún machirulo pudo con nosotras».

«Somos los hombres y mujeres del campo popular y democrático. Nos tenemos que plantear ¿en qué nos equivocamos?».

«No perdamos el tiempo y tengamos la serenidad y el amor que va a exigir la reconstrucción de lo que se ha destruido».

Las palabras de un Alberto Fernández encendido en La Pampa:

«Hoy estamos unidos gracias a Cristina».

«Estamos volviendo porque necesitamos que la Argentina deje de caerse».

«Para Evita donde había una necesidad, nacía un derecho. Para ellos, donde hay una necesidad, nace un negocio».

«No tenemos que prometer, tenemos que hacernos cargo».

Mientras tanto…

El presidente sigue con su SiSePuede Argentinian Tour 2019, utilizando el avión oficial para actos de campaña y con trasmisión ao vivo de la TV Pública -ay, mirá como usan los medios públicos con fines partidarios-.

Aunque no lo digan públicamente, Cambiemos sabe que su suerte está echada y los actos de Macri tienen como objetivo no perder su núcleo más duro, ese que gusta, justamente, de la mano dura, la xenofobia, el antiperonismo rabioso, la cosa campestre y de recortarle derechos a las mujeres y disidencias, entre otras cosas.

Hoy, por ejemplo, Macri llegó de esta forma al Chaco:

Un poquito «populista» y demagógico ¿no? Bueno, más temprano, el presidente anduvo por nuestra provincia, más precisamente en Reconquista. Allí, en diálogo con una radio local, acusó al peronismo de perseguir a la prensa. “De todas estas libertades que conseguimos, la más importante que tenemos que defender es la libertad de expresarnos libremente. Y como ya se creen, equivocadamente, que ganaron, ya empezaron a perseguir periodistas antes de asumir y esa no es la Argentina que queremos».

Macri se refería a un informe de la Comisión de la Memoria que preside el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, en el marco de la causa contra el falso abogado Marcelo D’Alessio.

Ya sabemos que el presidente no es muy chispita para declarar, pero hoy volvió a pifiarle feo feo. También en un diálogo radial, dijo: «A la luz de los que nos pasó entiendo que hemos sido como un alcohólico recurrente con la inflación». Una bestia.

Pobre Pichetto

Hay muchos peronistas que dicen que la llegada de Pichetto al macrismo fue una jugada tan magistral como la de CFK armando fórmula con Alberto. Es que la promesa de sumar al senador para así atraer a figuras del peronismo nunca funcionó, pero si ahuyentó a algunos antiperonistas votantes de Macri.

Y hoy esa estrategia fallida, recibió su estocada final: el legislador correntino, Camau Espínola, uno de los pocos compañeros que Pichetto pudo sumar a Cambiemos, fue pungeado por estos kukas que se roban todo. Si, más sólo que Pichetto en el Día de la Lealtad Peronista.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí