Después de casi 15 años de lucha del colectivo trans/trava y de acordar con los legisladores un modificación al proyecto original, esta tarde Santa Fe se convirtió en la quinta provincia en sancionar una ley de cupo laboral trans. 

Todo fue emoción en la Legislatura santafesina en el último día de octubre y un mes antes de que el proyecto de cupo laboral trans perdiera estado parlamentario, una vez más. Les compañeres sabían que no podían dejar que eso vuelva a pasar, no en este contexto de desocupación, hambre y necesidades, que travas y trans sufren todavía más.

Esta población, históricamente relegada, humillada y violentada, tiene baja expectativa de vida y su único horizonte laboral es la prostitución. Educación, salud, vivienda y trabajo, siguen siendo una utopía para la mayoría.

Hoy los senadores provinciales entendieron, finalmente, que tenían la responsabilidad histórica de sancionar una normativa que puede comenzar a subsanar tanto abandono por parte del Estado. El proyecto que ya había tenido media sanción en Diputados en septiembre del año pasado y que el Senado se resistía a tratar, finalmente llegó hoy a la Cámara Alta.

Para lograr eso, representantes del colectivo trans/trava debieron negociar y aceptar cambios en el proyecto. «Se bajó el porcentaje del 10 al 5% porque los senadores entendían que en relación al cupo por discapacidad que es del 3% y al de ex combatientes que es el 1%, lo que pedíamos era mucho», explicaba Alejandra Ironici, una de las referentes santafesina, la primera en obtener su DNI mediante un trámite administrativo, en 2011. «Pero no importa, con el 5% nosotras vamos a hacer maravillas, porque no hemos tenido nada y hoy estamos teniendo los cimientos de nuestras casas, hoy estamos construyendo nuestra historia. Hoy recién es el comienzo da la lucha».

«El país, Lationamérica, hoy nos estaba observando», continuó Ironici. «Le estamos diciendo a nuestros concejales, a nuestros diputados, a nuestros senadores nacionales y de otras provincias, cuál es el norte, hacia adónde vamos el colectivo y la comunidad trans. Hoy más allá de que es un festejo, un día de alegría porque hemos doblegado un poquito al patriarcado, todavía nos falta la ESI, la paridad, falta mucha perspectiva de género dentro de la Legislatura y nos falta la oportunidad de que haya compañeras trans diputadas, concejalas y senadoras».

«Las políticas para la vida son estas»

Mientras les militantes esperaban fuera de la Legislatura el momento del tratamiento del proyecto, por una de las puertas traseras del edificio ingresó al recinto Amalia Granata, diputada electa que ocupará una banca a partir del 11 de diciembre.

Granata, una de las máximas exponentes de los sectores «celestes», encolumnados el año pasado tras el rechazo a la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, fue mencionada por algunes referentes en los discursos posteriores a la sanción del cupo.

«La aprobación de esta ley, para nosotras, es reivindicativa en términos simbólicos, para decirle a todas las Granatas que van a habitar está cámara legislativa el año que viene que las políticas para la vida son estas«, señaló Victoria Stéfano, referente de La Poderosa y activista trans/trava. «Son las que disputamos desde el campo popular, desde la militancia cotidiana, concreta, las que disputamos territorialmente. Son estas construcciones colectivas que nos vinieron encontrando acá y en todas las plazas de la provincia de Santa Fe».

Con mucha emoción y entre los besos y abrazos de sus compañeres, Victoria comentó: «Esto para nosotras no deja de ser el piso de lo que seguimos proyectando y soñando. Sin dudas este mensaje de la cámara legislativa para con la sociedad también es otra forma de empezar a ver la política, de empezar a ver una política nueva y que este cupo sea lo inaugural de este nuevo período que vamos a transitar, no hace más que darnos la fuerza para seguir disputando estos espacios de poder en los que nos proyectamos y nos pensamos. Es toda fiesta y algarabía en la explanada y que sea fiesta y algarabía cada vez que un facho intente decirnos ‘esto no se va a poder'».

La ley

Según el texto aprobado hoy, el Estado Provincial deberá ocupar en su personal de planta permanente, transitoria y/o contratada, a personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan las condiciones de idoneidad para el cargo, en una proporción no inferior al 5% de la totalidad de personas que hayan procedido a la rectificación registral de sexo, nombre e imagen, en el territorio provincial.

Les beneficiaries de la ley serán “aquellas personas, mayores de 18 años, con una residencia mínima de dos años en la provincia de Santa Fe, que hayan procedido a la rectificación registral del sexo, nombre e imagen de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3° de Ley Nacional Nº 26.743 de Identidad de Género”.

La normativa estipula que durante el primer año de vigencia de la norma cerca de 50 mujeres y varones trans deberán ser incorporades en diversas dependencias de la administración pública provincial.

Luego de la votación en Diputados -a donde debió volver el texto luego de la modificación y votación en el Senado-, Carlos Del Frade, autor del proyecto, señaló: «Estamos sanjando una deuda humanitaria muy grande con gente que la pasa muy mal. La modificación que realizó el Senado me parece bien, porque de hecho fueron las chicas y los muchachos trans los que aceptaron esa poda. Tengo una gran emoción».

Consultado sobre el siguiente paso que es la aplicación de la ley, Del Frade comentó: «Ahora vamos a ver la reglamentación, y creo que ahí los colectivos de diversidad sexual van a tener que decir lo suyo, decir cómo, a quiénes se le va a dar prioridad. Al ser una ley provincial se habilita a que cualquiera de los 363 municipios y comunas puedan hacerlo, por lo cual se descomprime, por ejemplo, la cuestión del presupuesto provincial, que era una preocupación que tenían algunos legisladores».

«Estamos en un cambio de época sin lugar a dudas. Esto hasta hace unos años era impensado. Hay una revolución feminista extraordinaria que nos hace a todos ser más amplios, ver que los derechos de las minorías valen tanto como los de las grandes mayorías, eso creo que nos hace más humanos y frente a la ferocidad del capitalismo esto es muy bueno», finalizó Del Frade.

De Santa Fe para el país

Si bien nuestra provincia es la quinta a nivel nacional en sancionar una ley de cupo trans, puede convertirse en la primera en aplicarla y cumplirla efectivamente, ya que Buenos Aires, Chubut, Río Negro y Chaco aún no lo han hecho.

Al respecto el subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual, Esteban Paulón expresó: “Hoy es un día histórico para la provincia de Santa Fe. Con la aprobación de la Ley de Cupo laboral trans el Estado santafesino suma una nueva herramienta para la inclusión plena de travestis, transexuales y personas trans en todos los ámbitos de la vida social, cultural y política de nuestra sociedad”.

Sobre el texto final de la ley y el trabajo que vienen realizando desde la Subsecretaría -creada en 2015 al comienzo del mandato de Miguel Lifschitz-, el funcionario indicó: “Seguramente el texto aprobado no ha sido en pleno el que esperábamos, pero es un muy buen punto de partida para avanzar en el campo de la inclusión laboral, lo que se suma a las acciones que venimos desarrollando desde la Subsecretaría para la inclusión trans en los ámbitos de la salud, la educación, la vivienda y la protección social. Sin dudas junto al reconocimiento de la Reparación histórica de las víctimas trans de la dictadura, serán dos huellas imborrables que quedan en materia de inclusión en éste período que finaliza el próximo diciembre”.

Para finalizar señaló: «este es un logro puro y exclusivo del colectivo de mujeres y varones trans que han dado batalla incansable para lograr esta ley. Y que han dado el debate en los territorios y han logrado previamente la aprobación de Ordenanzas de Cupo Trans en 10 localidades de toda la geografía santafesina. Hoy se abre un panorama muy alentador y no tengo dudas que en muy poco tiempo la igualdad trans será una realidad».

Cobertura: Ileana Manucci, Mariángeles Guerrero y Ezequiel Nieva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here