La marea verde volvió a las calles en el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias

Pañuelazo realizado durante el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias en La Plata.

La demanda por la legalización del aborto voluntario estuvo presente en el Encuentro en La Plata. Análisis y balances acerca de la continuidad de la lucha.

Durante el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias se revivió la marea verde que colmó las calles en 2018, en demanda de una ley que garantice la autonomía y el acceso a la salud de las personas gestantes. Diversas generaciones de mujeres y disidencias sexogenéricas de todos los sectores salieron a exigir al Congreso Nacional que el aborto voluntario sea ley. Al igual que entonces, durante el fin de semana feminista de La Plata, el verde brilló en el glitter de los rostros y en el pañuelo triangular con la leyenda “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito nació precisamente en un Encuentro Nacional de Mujeres. Corría el 2005 y en el Encuentro de Rosario cristalizó la necesidad de una normativa que evitara las muertes por abortos clandestinos, practicados en condiciones de insalubridad por la criminalización, la estigmatización, y la falta de acceso a servicios de aborto seguro. Comenzaron a aparecer los primeros pañuelos verdes. “Por el color de la vida”, explicaban las compañeras que los repartían.

Catorce años después, en La Plata, la Campaña volvió a tener presencia  en la marcha oficial -con una columna de miles- y en los talleres donde se debatieron estrategias para la legalización del aborto. Después de la lluvia que aguó la apertura, en la tarde del spabado escampó con un Pañuelazo multitudinario en la céntrica esquina platense de 7 y 50.

Allí estuvo presente Victoria Donda, una de las diputadas que bregó en favor del aborto legal al interior del Congreso, en el contexto de la media sanción obtenida en junio del año pasado. La legisladora nacional indicó a Pausa que “Este año el Encuentro tiene la masividad que logró el movimiento de mujeres, y hoy tenemos la responsabilidad de llenar de contenido el poder que hemos logrado”. En relación con el derecho al aborto, aseguró que “Hay que seguir visibilizándolo hasta que tengamos el poder de decidir sobre nuestros cuerpos”. Ante la consulta sobre el nuevo proyecto de ley y la coyuntura electoral, Donda expresó: “Creo que vamos a tener una media sanción antes del cambio de gobierno. Pero la sanción no tiene que ver con el cambio de gobierno sino con votar nuevos senadores”.

En la Plaza San Martín, epicentro de las actividades del Encuentro, la Campaña instaló su gazebo. Desde allí, compañeras de diversas regionales del país ofrecían pañuelos y el texto del nuevo proyecto de ley que elaboraron y presentaron en mayo. Entre ellas estaba María Alicia Gutiérrez, docente, activista feminista e integrante de la Campaña por la Ciudad de Buenos Aires, quien brindó sus apreciaciones particulares sobre la continuidad de la lucha por la consecución de la ley.

—¿Cómo sigue la lucha por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito en esta coyuntura política?

—Efectivamente, “cómo sigue”. Seguimos en campaña, seguimos con nuestra lucha por la legalización, por eso fue también la presentación del proyecto de ley este año. Creo que ahora hay una cierta situación expectante respecto de las elecciones. Es de público conocimiento lo que uno u otro candidato ha expresado de alguna manera sobre esto. En mi opinión personal, creo que como Campaña tenemos que mantener cierta distancia de ese proceso y seguir por el cumplimiento de nuestro lema que es “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”. Creo que en esa línea tenemos que seguir demandando.

En ese sentido, Gutiérrez resaltó la labor de cabildeo que se viene realizado desde la Campaña al interior del Congreso Nacional. Además, “Se está trabajando a nivel provincial con una importante capacitación para todas las compañeras, en el sentido de mapear cómo es la situación actual y qué puede llegar a pasar a partir del 27 de octubre; y más específicamente después del 10 de diciembre cuando asuman los nuevos gobiernos”, indicó.

En relación a la posibilidad de una media sanción en Diputados antes de fin de año, la activista señaló: «Desconozco que sea una expresión acabada y cerrada de la Campaña. Es una chance, que la hemos hablado y se ha comentado en algún momento. Estaría bueno si llega diciembre, cambia el gobierno -que creo que es lo que va a pasar- con una media sanción». Más allá de esa posibilidad, la experiencia del año pasado fue tomada por la Campaña: «Las compañeras de cabildeo están trabajando bastante estrechamente con el Senado y con las provincias», señaló Gutiérrez.

Con respecto a las condiciones que posibilitaron la discusión parlamentaria, Gutiérrez consideró que “El impacto de 2018 fue una conjunción de situaciones que permitieron que se produjera eso. Siempre pensando en el larguísimo trabajo que tiene la Campaña en lo que llamamos la ‘despenalización social del aborto’. Creo que fuimos generando algunas condiciones”.

Foto: Mauricio Centurión.

Gutiérrez recordó las movilizaciones masivas de principios de 2018, como el Pañuelazo del 19 de febrero. “La posibilidad de que ocurra el debate es una conjunción del trabajo que hacen las compañeras adentro, desde el cabildeo, con las cuestiones que hay que hacer en todos los espacios para continuar con la despenalización social: universidades, colegios, feminismos populares, clubes, barrios, las actrices, las poetas. Y por supuesto, la presión desde la calle. Fervientemente creo que hay que hacer presión desde la calle” opinó.

Además, la activista refirió a las características propias de aquella coyuntura: “También se produjeron algunas situaciones que en el campo de la política a veces son muy armadas, planificadas y racionales; y otras tienen una cuota de azar. Me parece que lo que conjugó el año pasado fue la situación del Me Too en Estados Unidos, que lo tomaran medios argentinos y que compañeras en esos medios plantearan la necesidad del debate del aborto. O sea, el hecho de que los medios hegemónicos hayan tomado el tema, que lo tenían bastante en el clóset” reflexionó.

“Otra cosa fue el presidente, el año pasado en el inicio de sesión de las cámaras, habilitando el debate. Más allá de que sabemos que lo habilitó y que no estaba de acuerdo. Pero lo habilitó, y en esta acción que se hace directamente desde un poder del Estado tiene que haber una habilitación desde el propio Estado” argumentó la activista. “Nosotras ya lo experimentamos: compañeras que firmaban proyectos y que después los cajoneaban porque no había una habilitación desde el poder político” recordó.

“Me parece perfecto que estemos en el Encuentro. Tenemos que seguir en la calle», manifestó. “La calle, trabajar bien con los medios, en cabildeo y demás, todo ese complejo hace a la incidencia. Se combinó maravillosamente el año pasado y se puede volver a combinar, o no. hay que tener paciencia” analizó. “Estamos desde hace muchos años. Y esto, más tarde o más temprano, va a ser ley” finalizó.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí