En las redes sociales o en la calle, jugadores y jugadoras se unen a las protestas populares.

A pocos días de las manifestaciones sociales en Chile trascendió un texto escolar dirigido a niños de 6° básico, donde se le pide a los alumnos que destaquen aquello que consideren “positivo” de la dictadura militar. El libro pertenece a Aptus, una corporación sin fines de lucro registrada como agencia de Asesoría Técnica Educativa (ATE) en el Ministerio de Educación con unión con la red colegios SIP, Belén Educa, la fundación Astoreca, el colegio Aylén y la Fundación Educacional Briones Gorostiaga.

“Como ya sabes, todo proceso histórico debe ser evaluado de diversas maneras. A continuación, te pedimos que tu evalúes el período de la dictadura militar destacando aquello que te parezca positivo y aquello que te parezca negativo”, dice el texto escolar.

Según informan desde el vecino país, esa actividad escolar está acorde a las bases curriculares vigentes para Historia, Geografía y Ciencias Sociales correspondiente para los alumnos de 6° básico, y están basados en el Decreto Supremo de Educación Nº 439 de 2012, publicado el 28 de enero de ese año.

El sólo ejemplo de un texto escolar que obliga a valorar de forma positiva algún aspecto de la dictadura de Pinochet es una muestra más del gen ideológico de gobierno de Piñera y de una buena franja de la ciudadanía chilena, esa que infla el pecho y bombardea con el hashtag #AquiFaltaPinochet.

Augusto Pinochet, el dictador que derrocó al gobierno democrático de Salvador Allende en 1973 para instalarse en el Palacio de la Moneda hasta 1990, murió en 2006, con arresto domiciliario y más de 300 causas penales en curso por múltiples violaciones a los derechos humanos. Pasaron casi 30 años de sus últimos días en el poder y el próximo 10 de diciembre (fecha irónica para la muerte de este enorme dictador) se cumplirán 13 años de su pasaje eterno a los gusanos. Más allá de los años, jamás es inocente la forma en la que se trae el pasado al presente.

Y el fútbol habló

El Estadio Nacional de Santiago de Chile fue, es y será un recuerdo de la muerte. El fútbol y la dictadura pinochetista se enlazarán por siempre mientras que este escenario deportivo se utilice como tal. Pero muchos futbolistas chilenos, más allá de sus logros, goles y grandes jugadas en ese estadio, también serán recordados por su postura democrática y cercana al sector más postergado de la ciudadanía.

Eugenio Mena, Claudio Bravo, Charles Aranguiz, Gary Medel y Arturo Vidal, cinco referentes del plantel que llevó a Chile a la gloria deportiva, también estamparon su postura sobre una realidad que terminó de explotar cuando se conoció la decisión del Poder Ejecutivo de aumentar el precio del boleto de subterráneo.

Mena, campeón de la Copa América en 2015 y 2016, recordó la figura del presidente Salvador Allende en el reciente 11 de septiembre. Lo hizo a través de su cuenta de Instagram, a la que volvió a utilizar para explicitar su apoyo a las demandas del pueblo: “¡Una democracia que no representa a nadie más que a ellos. Basta de abusos, fuerza Chile!”.

Claudio Bravo, desde Inglaterra, observa a su país y lanza en sus redes sociales: “Vendieron a los privados nuestra agua, luz, gas, educación, salud, jubilación, medicamentos, nuestros caminos, bosques, salar de Atacama, los glaciares, el transporte. ¿Algo más, no será mucho? No queremos un Chile de algunos pocos. Queremos un Chile de todos”.

Gary Medel también dice lo suyo: “El descontento de Chile es evidente. Ojalá las autoridades escuchen al pueblo y dejen de jugar con él. Es hora que se pronuncien y dejen el silencio para que la violencia no siga”.

Desde Alemania Charles Aranguiz reproduce las manifestaciones en redes sociales de sus compañeros de la selección, Bravo y Medel. El futbolista que comparte el plantel con el santafesino Lucas Alario además postea una foto en Twitter que dice: “Fuerza Chile, ni olvido ni perdón, la dictadura aún perdura”.

Arturo Vidal, a través de su cuenta oficial de Twitter, realizó un llamado a la clase política a solucionar los problemas de la gente. “Rezo para que mi Chile querido esté mejor. Políticos por favor escuchen al Pueblo de una vez!!! Queremos soluciones YA!!! Un abrazo fuerte a todos los chilenos, estemos juntos y salgamos adelante como siempre!!”, comenzó diciendo el jugador del seleccionado chileno.

En un segundo mensaje añadió: “Aguante mi Chile querido!!! Los políticos tienen que escuchar al Pueblo cuando nos hacemos sentir. La gente lo está pasando muy mal y estamos diciendo BASTA!!!”.

Las chilenas

Pero las manifestaciones no sólo llegaron de los futbolistas. La máxima figura del fútbol femenino chileno, la arquera Christiane Endler, publicó un sentido mensaje en su cuenta de Instagram: “Fuerza a todo mi país, la tristeza nos invade al ver las imágenes de todo lo que está ocurriendo. Espero que la violencia, los saqueos, el vandalismo, el terror, la fuerza desmedida, se acaben luego, lo importante de todo esto es el fondo”.

La portera de París Saint-Germain agregó: “Chile despertó y lo hizo de la peor manera tras años de no ser escuchados los más perjudicados. Espero que llegue luego la calma y se puedan arreglar las cosas dialogando”.

Otra que dijo lo suyo fue Daniela Pardo, jugadora del Santiago Morning de Chile e integrante del seleccionado nacional de su país. La mediocampista expresó en sus redes sociales: “Veo que muchos hablan de vandalismo. Que se debe cuidar el metro, que la infraestructura, que se perdieron 500 millones en daños, etc. Y me pregunto, ¿y a nosotros quien nos cuida? ¿Quién nos protege? ¿No es violento no tener para comer o para ir al trabajo? ¿O no llegar a fin de mes?”

Con la gente

También en las calles de Santiago se lo pudo ver a un joven talentoso de la Universidad Católica, se trata de Ignacio Saavedra. “El crack de Universidad Católica apareció junto al resto de los ciudadanos, manifestando el descontento y siendo parte de las protestas masivas”, resaltan algunos medios chilenos. “Saavedra fue muy aplaudido en redes sociales al aparecer en medio de las protestas junto a toda la gente y demostrando su descontento contra el gobierno”, destacan.

En otra parte de la nota, donde subrayan la postura del futbolista, expresan que “el joven mediocampista de 20 años estuvo presente en las calles de Providencia cercanas a Plaza Italia en medio de las grandes jornadas de protestas en la capital”.

Benjamín Vidal, defensor de Coquimbo Unido, se manifestó en contra de la violencia policial, mientras que el capitán de los Piratas y militante del Partido Comunista, Matías Cano (arquero del mismo equipo) dijo que “la clase media está desapareciendo y los empresarios son cada vez más grandes cazadores de fortuna, ya basta de ser sumisos y depender de lo que Estados Unidos diga”.

La semilla y el sacrificio

Salvador Allende, antes del suicidio, se despedía con un discurso que, entre otras palabras, decía: “Les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos”.

Con el último aliento de la vida, el líder socialista arengaba: “¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores! Éstas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano. Tengo la certeza de que, por lo menos, habrá una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición”.

Todavía la voz de Allende retumba  en La Moneda y se hace eco en ese pedacito del planeta que se estira entre los Andes y el Pacífico.

Parece que la semilla florece y que el sacrificio no fue en vano, parece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here