Finalmente, Macri dio marcha atrás con el nuevo Protocolo de ILE

La decisión fue publicada esta mañana en el Boletín Oficial. En Santa Fe, ayer se dio media sanción un proyecto para que el Protocolo sea ley.

Hoy se publicó en el Boletín Oficial la derogación del nuevo Protocolo de Atención Integral a las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo, generado a instancias de la Secretaría de Salud de la Nación. El mismo había sido publicado el miércoles por la mañana, aunque esa misma tarde trascendidos indicaban que el Ejecutivo daría marcha atrás con este avance. Finalmente, la decisión se oficializó esta mañana.

Lo que podría haber sido el único avance en materia de políticas públicas que garanticen la salud sexual y reproductiva durante la gestión de Cambiemos, pasará a la historia como otro papelón del presidente Mauricio Macri y de la ministra Carolina Stanley. La responsable de la cartera de Desarrollo Social brindó declaraciones ayer en las que argumentaba la intención de derogar la Resolución firmada por el Secretario Rubinstein en que fue “una decisión inconsulta”.

La nueva Resolución, efectivamente, indica que el Protocolo fue «Dictada por la Secretaría de Gobierno de Salud del Ministerio de Salud y Desarrollo Social sin consultar la opinión de sus superiores jerárquicos, máxime teniendo en particular consideración la relevancia e implicancias de las cuestiones en ella reguladas». Señala además, que no se le dio intervención a la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia y a la Secretaría Nacional de Discapacidad.

Luego de esta derogación, vuelve a estar vigente el Protocolo de 2015. Ese año, el entonces Ministerio de Salud de la Nación resolvió actualizar las guías de aborto no punibles de 2007 y 2010, en función de las directrices jurídicas establecidas en el Fallo F.A.L. También modificó parámetros científicos en función de métodos médicos más modernos, como el uso del misoprostol y la mifepristona.

Cuatro años después, el Secretario Rubinstein, avanzó en una nueva actualización, que contemplara los avances legales del Nuevo Código Civil y Comercial -en lo que respecta particularmente a la autonomía de niñas y adolescentes- y nuevas indicaciones médicas sobre las prácticas recomendadas para un aborto seguro. También otorgó mayor jerarquía al Protocolo de 2015 convirtiéndolo en una Resolución Ministerial.

La ILE ya es derecho

El Protocolo es una serie de herramientas que indica al equipo de salud cómo actuar ante una interrupción legal del embarazo, que es la denominación más reciente de los abortos no punibles. La decisión de Macri y Stanley no hace más que reafirmar su posicionamiento en relación a la salud pública: la de la ausencia total del Estado para garantizar derechos. Sin embargo, el marco legal que ampara a las mujeres y personas gestantes que quieran abortar, continúa vigente desde hace casi cien años.

Desde 1921, en Argentina el aborto se encuentra despenalizado cuando el embarazo pone en peligro la vida o la salud de la mujer, o cuando es consecuencia de una violación. En 1948, la Organización Mundial de la Salud amplió el concepto de salud con una mirada integral: además de las circunstancias físicas, debía contemplarse también el aspecto psíquico y social. Pero debimos esperar hasta 2012 para que un Fallo de la Corte Suprema sentara una postura jurídica que desmontara los mitos sostenidos por años desde los sectores médicos.

En Santa Fe, media sanción para que el Protocolo sea ley

Ayer se sancionó en la Legislatura Provincial un proyecto de la Diputada Augsburger para que el Protocolo ILE sea convertido en Ley.


Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se dirigieron al Senado para que avance en la sanción de la normativa.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí