Foto: Victoria Rosetti Garro.

Un documento para la historia. La celebración del cupo laboral trans y el «Macri ya fue». El reclamo por la vuelta del Ministerio de Salud y la separación entre la iglesia y el Estado. El genocidio travesti-trans y más. Presentamos el documento de la Marcha del Orgullo 2019 Santa Fe, con fotos de Victoria Rosetti Garro.

1) ¡Conseguimos el Cupo laboral provincial trans!

Bienvenides compañeres, esta es la Marcha del Orgullo 2019 de Santa Fe

Este 2019 fue un año de crisis y recortes. Por eso compañeres hay que seguir apostando por espacios de lucha como este. Tenemos que redoblar la lucha y el esfuerzo porque en materia de derechos no vamos a dar ni un paso atrás

Pero el 2019 también fue un año de conquistas: conseguimos la ley de cupo laboral trans provincial, después de años y años de lucha. Esta es una ley que como pocas cambia profundamente la vida de compañeros compañeras y compañeres. La exclusión laboral es un problema que ataca profundamente a las personas trans. Y sabemos el acceso al empleo formal es la puerta de entrada a otros derechos, como la vivienda digna, la jubilación, y una salud integral. Este movimiento LGBTIQ+ santafecino ya conquistó el cupo laboral trans municipal. A pesar de que falta estabilidad laboral y salarios dignos, y así Lo vamos a seguir denunciando, el cupo laboral es un piso del que no vamos a retroceder.

Porque la esquina no es destino, y a la cárcel no volvemos nunca más

Foto: Victoria Rosetti Garro.

2) Basta de transfemicidios, travesticidio y crímenes de odio

Desde el día en que nacemos sufrimos violencia. Violencia con los colores que nos impusieron usar, con el estilo de ropa que nos torturaron a poner, con el pronombre con el cual nos llamaron por años.  Fuimos creciendo y la violencia era cada vez peor. Se le sumaba en el jardín la fila que teníamos que formar sin preguntarnos en cuál nos sentíamos más cómodes. A la hora de jugar nosotres debíamos incorporar los roles de género que nos querían imponer. Y ni hablar de los baños.

¿Creen que no teníamos ya demasiada violencia con tener que llegar a casa, mirarnos al espejo y en realidad no vernos? Más años cumplíamos y parecía que la violencia era mas fuerte y más dispuesta a derrumbarnos. En las calles, los gritos, la denigración, las falta de respeto. Y qué decir de instituciones de estudio, salud y trabajo.

Porque violencia es no tener médicos capacitados para atender personas transexuales, transgéneros y travestis. Violencia es no poder terminar la escuela. Violencia es no poder acceder a las hormonas ni a cirugías. Violencia es no conseguir trabajo por nuestra identidad.

Nuestras referentas históricas le pusieron un nombre a esta violencia acumulada: el genocidio travesti-trans. Porque es un genocidio lo que el Estado ha hecho con nosotres. No se nos mata solamente cuando se nos clava la puñalada. Sino que cada niño trans, cada niña trava echada de su casa, echada de la escuela, echada del hospital, representa un genocidio lento y silencioso, pero implacable.

Hoy queremos decir ¡basta! Basta de violentarnos desde que nacemos.

Foto: Victoria Rosetti Garro.

3) ¡Ley provincial de Educación Sexual Integral ya!

La educación es un derecho, vivir nuestras sexualidades de forma libre, con amor y el respeto a nuestras identidades, es indispensable para construir una sociedad más justa e igualitaria.

Rechazamos firmemente que grupos antiderechos, evangélicos y católicos frenen el debate y aprobación de la “Ley Provincial de ESI” y planteen una educación intra-familiar, en la cual queda sesgada la perspectiva a una idea subjetiva y marcada por las creencias religiosas.

Estos grupos antiderechos logran su cometido por contar con Senadores Provinciales que responden a sus intereses religiosos y no a los derechos humanos. Son los responsables directos de que el proyecto de ley haya dormido en la cámara alta, y esto no podemos ignorarlo.

Destacamos la importancia de que en la provincia se hayan titularizado a los 40 docentes que conforman el equipo de Educación Sexual Integral de la provincia, dándoles estabilidad laboral, que también fue el resultado de la lucha de les trabajadores. Gracias al programa de ESI provincial “de ESI se habla”, en las escuelas se detectaron más de 650 situaciones de abuso y se pudo abordar y contener a les afectades. Sin embargo, este hecho es sólo un comienzo y no debe quedar a voluntad y merced del gobierno de turno, por ello exigimos una Ley de ESI provincial.

Además, necesitamos y exigimos, una ESI con perspectiva de género que haga un fuerte anclaje en la inclusión de todas las identidades disidentes. Queremos que desde niñes podamos ser verdaderamente libres de cualquier estereotipo, aprendiendo del respeto por nuestro cuerpo y el de les otres. Los baños tienen que dejar de darnos miedo, tiene que dejar de ser ese lugar hostil donde les niñes son humillades en nombre del régimen heterocis.

La educación sexual integral, con perspectiva de género y sexualidad, que promueva las infancias y adolescencias libres, es urgente para nuestro colectivo. Nosotros decimos: sí a las disidencias, si a la pluralidad y si a la libertad! Ley provincial de ESI ya!

Foto: Victoria Rosetti Garro.

4) No a la ideología de odio. 

En los últimos tiempos asistimos en toda Latinoamérica a una impactante embestida de grupos conservadores que, bajo el lema «Con mis hijos no te metas», impulsan una fuerte campaña de desinformación, odio y miedo que tiene por objetivo restringir nuestros avances en materia de sexualidad, igualdad de género y derechos humanos, que hemos conquistado tras décadas de lucha.

Integrado por una avanzada de grupos anti-derechos auspiciados principalmente por la iglesia católica y distintas corrientes del evangelismo que se escudan bajo la lucha contra una supuesta «ideología de género», la derecha difunde estos discursos que nos denigran, nos tildan de enfermxs, de aberraciones, nos tratan como una anomalía a arreglar o exterminar.

La derecha que llega al poder de distintas maneras, por las urnas o golpe de estado llega con la Biblia bajo el brazo. Como es el caso de Brasil, donde Bolsonaro está implicado en el asesinato de Marielle Franco, mujer, negra, lesbiana y feminista. También en el caso de Bolivia, con una presidenta autoproclamada, apoyada por los grupos más reaccionarios y más anti derechos.

Estas propuesta fundamentalista religiosa, machista, misógina, xenófoba, racista, antiderechos y ultra neoliberal no excede a nuestra provincia. Esta avanzada antiderechos  se ve reflejada en las siete bancas de nuestra legislatura provincial, con Amalia Granata a la cabeza. No es menor resaltar que haya ingresado en estos espacios basando su campaña en discursos de odio. No vamos a dejar pasar el hecho de que esta mujer está denunciada por abuso sexual de menores. Como siempre, la derecha muestra su doble moral.

Por otra parte, celebramos la sanción definitiva de la Ley Micaela, que establece la Capacitación Obligatoria en Género y Diversidades Sexuales para todas las personas que trabajan en el Estado. Exigimos su aplicación inmediata en todos los niveles de gobierno. Necesitamos cambios estructurales que nos permitan obtener resultados distintos, necesitamos detener las ideologías que promueven la violencia contra maricas, lesbianas, trans, travestis, bisexuales, no binaries y todas las identidades que no responden a la norma heteropatriarcal.

Foto: Victoria Rosetti Garro.

5) Exigimos que la Salud vuelva a tener su Ministerio. Aborto legal, seguro y gratuito. Nueva ley de VIH, ITS y hepatitis. Basta de faltantes en hormonización y cirugías de reasignación.

Nuestro colectivo es fuertemente discriminado por los sistemas de salud, cuando la misma es un derecho humano y universal. Estamos cansades de ser excluídes, de encontrarnos sistemáticamente marginades, no contar con el amparo del Estado, quién debería ser el garante del acceso a la salud sexual, reproductiva y no reproductiva, de habitar nuestros cuerpos autopercibidos. Declaramos que la SALUD no se negocia, no se recorta y que necesitamos urgente una salud integral, solidaria y con empatía a las problemáticas del colectivo LGBTIQ+

¡Los gobiernos neoliberales nos hacen daño, nos matan y vulneran nuestros derechos! La gestión de Cambiemos así lo demostró.

Nosotres decimos: Nunca más políticas neoliberales en salud! Éstas, vulneran el acceso integral a la salud de las identidades y corporalidades disidentes.

Exigimos la restitución del Ministerio de Salud de la Nación, ya que Argentina se convirtió en el único país de América del Sur en no contar con dicho ministerio, ¡y esto debería darle vergüenza a las clase dirigente de este país!

Hoy es urgente abordar las problemáticas de la comunidad trans, ya que nuestras compañeras travestis y trans siguen muriendo por la aplicación de silicona industrial y por la falta de cumplimiento por parte del estado con la ley de identidad de género. Exigimos profesionales capacitades en adecuación genital en varones trans, el efectivo cumplimiento de la ley de fertilización técnicamente asistida y el acceso al registro de adoptantes.

Exigimos un circuito de salud trans específica, transparente y con presupuesto propio. Queremos profesionales capacitades que nos atiendan en hospitales y centros de salud, como así también en el ámbito privado. No queremos ser sólo un slogan, ¡queremos derechos reales!

Aborto legal, seguro y gratuito

Como venimos reclmando año a año, el derecho al aborto es una demanda democrática que nos ha sido negada históricamente. Que el aborto sea legal, es una consigna que también levantan las personas LGTBI, el derecho al aborto también le es negado a los hombres trans o cuerpos gestantes que no se identifiquen con una identidad binaria.

Compartimos la misma clandensidad como cualquier persona que haya atravesado la realización de un aborto

El aborto también es un derecho para hombres trans y todo cuerpo gestante

Educación sexual para decidir. Anticonceptivos para no abortar. Aborto legal, seguro y gratuito para no morir para todxs lxs cuerpxs gestantes!

¡Sin medicamentos para el VIH nos morimos! Por una nueva Ley de VIH, ITS y Hepatitis Virales YA!

Hoy reclamamos la aprobación de una nueva ley de VIH, ITS y Hepatitis Virales: una legislación que impulse la producción pública de medicamentos antirretrovirales, que garantice la participación de personas viviendo con VIH en la toma de decisiones e implementación de políticas públicas y que incorpore una perspectiva de derechos humanos. Basta de faltantes en tratamientos contra el VIH. Exigimos políticas y presupuestos para avanzar en la cura.

El VIH es un virus político, compañeres, nos atraviesa sin miramientos, profundizando las diferencias y desigualdades genéricas, raciales, de clase e identitaria que conforman nuestras multitudes.

Nuestra salud es un derecho y no se negocia.

Foto: Victoria Rosetti Garro.

6) Macri ya fue. Neoliberalismo nunca más. 

Desde el movimiento LGBT hace años venimos gritando: fuera Macri! Y este año, podemos decir: Macri ya fue. El gobierno perdió las elecciones y se va a su casa, después de 4 años de gestionar de espaldas al pueblo. Y en particular, de espalda al pueblo de lesbianas, maricas, bisexuales, travestis, trans y no binaries. Como ya sabemos, a nosotres la crisis, el recorte y el ajuste, nos afecta por partida doble.

Ante nuestra organización la derecha no se queda tranquila, intenta seguir avasallando derechos en nuestramerica. Pero no nos quedamos ni nos quedaremos  sentades esperando la llegada del fascismo, lucharemos al igual que nuestros hermanes de Chile, Bolivia, Ecuador, Brasil y de toda la Patria Grande. Nos organizamos y seguiremos organizando en defensa de nuestros derechos y de todos nuestros pueblos.

El plan de ajuste no salió de un repollo ni fue una medida mal tomada, esta elección política es la reproducción de políticas neoliberales conservadoras, que se vuelve a repetir de la mano de Estados Unidos, y sus herramientas económicas, como el FMI.

Que sigue siendo el mismo FMI que nos llevó a la ruina en el 2001, quienes nos imponen como invertir las riquezas de nuestros país, perjudicando a nuestros pueblos, y olvidándose de la gente, para crear un modelo económico de país que causa hambre en la Argentina.

Que quede claro. Las lesbianas, bisexuales, travestis, trans, maricas y no binaries decimos: neoliberalismo nunca más.

Foto: Victoria Rosetti Garro.

7) Basta de violencia institucional hacia las disidencias sexuales. No a la criminalización de la protesta social. Libertad a lxs presxs políticxs.

Cuando este sistema patriarcal nos dice como amar, como desear y qué sentir, eso es opresión. Cuando la policía y las fuerzas de seguridad se ensañan en perseguir y abusar a personas de nuestra comunidad, es violencia institucional y selectiva.

Cuando el gobierno nacional establece, a través de su ministra de Seguridad Patricia Bullrich, un protocolo para la detención de personas que no se ajustan a lo que el sistema quiere, es violencia institucional y sistémica, persiguiendo y violentando a muchas compañeras travas y trans. La misma justicia patriarcal que condena a una lesbiana por besar a su esposa en público, siendo las fuerzas de seguridad cómplices.

Por esta violencia institucional que sufrimos constantemente las disidencias en muchos espacios públicos recrudeció el odio y la discriminación. Exigimos la absolución de Higui, acusada injustamente por defenderse, y de Mariana Gómez, violentada por haber besado a su pareja. ¡Por un país sin violencia institucional ni religiosa! ¡Basta de crímenes de odio!

Esta fuerza de seguridad es la misma que violenta a lxs manifestantes sociales reclamando derechos negados. Basta de criminalizar a la protesta social. Absolución a Daniel Ruiz y libertad a Milagro Sala y todxs lxs presxs políticxs. Si tocan a una nos tocan a todas. No me cuida la policía, me cuidan mis compañeres.

8) Queremos Estado Laico: separación ya de la Iglesia y el Estado. No a la ley de libertad religiosa

Repudiamos nuevamente la avanzada de los fundamentalismos religiosos en toda la región. Exigimos un Estado Laico en el cual estos grupos no incidan con sus doctrinas arcaicas y retrógradas en el goce pleno de nuestros derechos.

No al proyecto de ley de libertad religiosa: que daría vía libre a la objeción de conciencia en el ámbito público, que busca seguir manteniendo privilegios para las instituciones religiosas. ¡Basta de subsidios a todas las instituciones religiosas!

Subsidios millonarios, como el que recibió la Iglesia Católica este año de más de 130 millones de pesos, para mantener a esa jerarquía eclesiástica, cabeza de una institución heteropatriarcal y discriminatoria que históricamente se opuso a nuestra libertad, a derechos ya conquistados como el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género; y a aquellos por los que no vamos a dejar de luchar, como el aborto legal seguro y gratuito y la educación sexual integral. Institución que fue cómplice necesaria en el encubrimiento de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura y que hoy no tiene nada para decir frente a los numerosos casos de abusos por parte de curas pedófilos, a quienes se encarga de encubrir sistemáticamente.

Ni un peso más de lo público para la jerarquía de la iglesia. Separación política, económica y simbólica de la iglesia y el Estado. Educación Laica en todo el país. No queremos curas violadores, queremos niñxs y adolescentes libres! Iglesia y Estado asunto separado.

9) Basta de invisibilizar a las identidades bisexuales y no binarias. Basta de gordofobia y estereotipos corporales. Respeto a la diversidad corporal. 

En un mundo diseñado dentro de lógicas binaristas y heteropatriarcales, donde nos han enseñado a internalizar roles de género inamovibles, la bisexualidad es una realidad doblemente discriminada dentro y fuera del colectivo.

Acusades de traidores, de inexistentes y hasta de binaristas, les bisexuales somos calificades de “heterosexuales infiltrades” o de “homosexuales que todavía no salieron del closet”. Estos discursos vulneran el derecho humano fundamental por el cual el colectivo lucha hace décadas: el derecho a expresar, libremente y sin discriminación, nuestra sexualidad.

Incluso, la bisexualidad y pansexualidad están aún más invisibilizadas en las personas transgénero, de quienes se asume la heterosexualidad como norma y en donde el activismo trans es relegado al espacio de la lucha por la identidad, y se invisibiliza nuestra sexualidad, preferencias y prácticas sexuales.

Las políticas públicas nos invisibilizan, y nos ponen en un segundo plano respecto a otras orientaciones sexuales. Advertimos de que la bisexualidad sigue siendo olvidada y su inclusión social, un proceso muy lento. Luchamos por el reconocimiento de todas las identidades, por eso estamos acá, por el reconocimiento de la Bisexualidad como una identidad sexual dinámica, fluida y no estática, con discursos identitarios múltiples. Queremos vivir, desear y disfrutar nuestra bisexualidad sin justificaciones, ni explicaciones, sin ser cuestionades ni señalades. ¡No estamos confundides, ni es una fase!.

 

Respeto y reconocimiento a las identidades no binarias

Somos y no pedimos permiso. Cómo Asamblea No Binarie nos reconocemos fuera del cistema binario que oprime e invisibiliza nuestras identidades, irrumpiendo en nuestra corporalidad trans, quieren amoldarnos a una hetero-cis-normalidad a la  que no queremos pertenecer. Por esto, exigimos: empatía con nuestra lucha por parte del colectivo Disidente y feminista. Reconocimiento de nuestra identidad por parte del RENAPER Queremos un DNI que nos represente.

Por esto, también necesitamos un lenguaje inclusivo que nos reconozca en todo espacio público y privado. Les no binaries exigimos que se aborden las problemáticas del colectivo en la ESI. Aborto legal seguro y gratuito, les no binaries también abortamos. Reclamamos condiciones edilicias públicas diseñadas teniendo en cuenta nuestra identidad.

Existimos y resistimos. Ni un paso atrás en nuestra lucha. El presente, y el Futuro es con  nosotres.

 

Basta de gordofobia y estereotipos corporales que impone el heteropatriarcado

La gordofobia se manifiesta de muchas maneras. Cuando no conseguimos ropa para nuestros talles, cuando se nos quiere cobrar más caro un asiento o una entrada, cuando en una búsqueda de trabajo se nos excluye por nuestro cuerpo, cuando el sistema de salud nos patologiza e impone un modelo de cuerpo como el único válido, cuando los medios nos ridiculizan, nos des-sexualizan, nos estigmatizan.

Quizás, estas palabras les suenan conocidas a muches. Pero es que año a año nuestras problemáticas siguen siendo las mismas. Y lo que es peor, la mayoría de las veces no son reconocidas ni jerarquizadas dentro de ningún movimiento político. Este año empezamos a organizarnos, y formamos el colectivo de Gordes Públiques en Santa Fe. Para hacer oír nuestra voz. Para que la gordura deje de ser sinónimo de ocultamiento, de anonimato. Para ocupar y apropiarnos, de una vez por todas, del espacio público

Queremos que los locales tengan ropa para nosotrxs, queremos que lxs profesionales de la salud nos traten con dignidad, queremos que se nos deje de discriminar en las búsquedas laborales. Queremos dejar de ser ridiculizades por los medios de comunicación, queremos ser tomades en serio.

Nosotres decimos: todos los cuerpos son hermosos, todos los cuerpos son válidos, todos los cuerpos tienen derecho a la salud y al trato digno en sus propios términos. Existimos, deseamos y resistimos.

10) Necesitamos más inversión estatal en políticas LGBT

En los últimos años, en los distintos niveles de gobierno, se han abierto áreas, secretarías y subsecretarías dedicadas a las políticas LGBT. Estos espacios de gestión son una conquista de nuestro colectivo. Son el resultado de años de lucha y de protesta, hasta que el Estado entendió que nuestras problemáticas son parte de la agenda política de todes.

Sabemos que lo que se hizo desde esos espacios no alcanza. Así lo hemos denunciado desde esta misma marcha, cada año, cada vez que fue necesario. Y así lo seguiremos haciendo.

Pero entendemos que es importante que estos espacios sigan existiendo. Y que, además, cuenten con la participación activa de quienes venimos militando políticamente las problemáticas del colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Trans y No Binaries.

Como decían las históricas dirigentes travas, nuestras conquistas no son un regalo del Estado, sino que nos corresponden por derecho propio.

Por eso, desde la marcha del orgullo 2019, y atentes ante los recambios de gestión exigimos, a todos los gobiernos:

Inversión de presupuesto real para resolver los problemas de la población LGBT.
Profundización del programa de inclusión integral para travestis, transexuales y transgéneros.
Reconocimiento y apoyo financiero para las organizaciones sociales de la disidencia sexual, sin condicionamientos políticos.
Estabilidad laboral para las personas que allí trabajen.
Sostenimiento y ampliación de los espacios de gestión dedicados a problemáticas LGBT, con la participación de personas LGBT.

¡Nada de nosotres sin nosotres!

Foto: Victoria Rosetti Garro.

Final

Para ir finalizando este documento:

Necesitamos una sociedad donde podamos transitar libres, sin miedo a que nos agredan, o a no volver. Generar redes, comunidad, saber que nuestros cuerpos además de violencias, pueden, necesitan, merecen recibir amor y afecto. ¡Nos han hecho creer tantas veces y tanto tiempo que no merecíamos nada!

Desde el colectivo LGBTI+ seguimos afirmando que los derechos se conquistan y se defienden en las calles. Afortunadamente, hoy nos encontramos acá, en esta plaza, en esta marcha, hermanades. Y no estamos nunca más solos y soles y solas. Como lo dijo la comandanta de las mariposas, Lohana Berkins: “el amor que nos negaron, es nuestro impulso para cambiar el mundo”.

Esta es la marcha del Orgullo 2019, la que hicimos entre todes. La que lucha y festeja y resiste y sobrevive.

La calle es nuestra compañeres. Porque al armario, y al calabozo, no volvemos nunca más.

Muchas gracias.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí