Asamblea de Trabajadores Precarizados: “La lucha es por el pase a planta ya”

Durante esta semana se realiza la Vigilia por el Pase a Planta de trabajadoras y trabajadores precarizados del Estado provincial, en el marco de la transición de los gobiernos de Miguel Lisfchitz y Omar Perotti.

Luego de cuarenta días de lucha, desde la Asamblea Interministerial de Trabajadores/as contratados/as y precarizados/as del Estado provincial, se organiza la Vigilia por el Pase a Planta, en el marco de la transición de los gobiernos provinciales, al no registrarse ningún avance en la mesa técnica de la paritaria central. Las actividades comenzaron ayer y se desarrollarán hasta el miércoles. Pausa conversó con un integrante de la Asamblea, Brian Murphy, quien dio cuenta de la situación actual del reclamo.

“Venimos sosteniendo un proceso organizativo genuino, desde las bases, desde las compañeras y compañeros precarizados, frente a la falta de respuestas de la mesa paritaria central respecto al pase a planta”, describió Murphy. El trabajador indicó que el espacio asambleario inició durante la primera semana de noviembre, y hoy se sostiene con asambleas diarias. Según el registro que llevan, son 4500 empleadas y empleados en situación de precarización laboral, a través de diversos mecanismos, que exceden la figura del contratado. A partir de esos números, oportunamente cuestionaron los números oficiales del personal que cumple las condiciones para el pase a planta permanente.

“Hablamos de precarizados y no de contratados porque hay un sinnúmero de figuras bajo las cuales este gobierno precariza. Los precarizados y precarizadas de la Subsecretaría de la Niñez no tienen ningún contrato, cobran con una tarjeta de subsidios de un fondo de la Lotería de Santa Fe. Pero son trabajadores que cumplen ocho horas, seis días a la semana, con turnos rotativos, y que sostienen la crianza de los niños y las niñas que están bajo la responsabilidad del Estado.”, ejemplificó Murphy. El referente de la Asamblea informó que situaciones similares se producen en el Ministerio de Salud, de Infraestructura y Transporte y de la Producción, a través de diversos mecanismos. “Todos cumplimos la misma funciones que los trabajadores de planta, y llevamos seis o siete años de precarización”, subrayó.

“Hace dos meses y medio que la paritaria está en cuarto intermedio y somos 4500 compañeros que no sabemos qué va a pasar con nuestro trabajo después del 10 de diciembre”, indicó Murphy. “No somos trabajadores ni de un gobierno ni de otro, somos trabajadores del Estado y por eso le reclamamos al Estado, más allá de quién gobierne. La lucha va a continuar hasta que resolvamos la situación de fondo, que es la precarización laboral» aseguró. «Por eso levantamos la consigna del paro general ya, porque creemos que es la medida que se debe tomar para que se termine la precarización laboral en el Estado”, manifestó.

“Miguel Lifschitz reconoció que se han producido 7000 vacantes en los últimos años en la provincia. Sin embargo no fue capaz de hacer el pase a planta de los 1717 que proponen ellos, ni de los 2500 de la administración central ni de los 4500 que somos en toda la provincia”, refirió el trabajador. “Eso muestra que el Estado se está achicando; y preocupa también a los empleados de planta, porque los servicios públicos se van a ver resentidos, se va a ver recargado su trabajo y los aportes a la Caja de Jubilaciones se van a reducir cada vez más. Eso tiene un fundamento, y es la firma del Pacto Fiscal de Macri, al que Lifschitz adhirió al pie de la letra”, argumentó Murphy.

“Otra cosa que dijo Lifschitz es que fue un pedido del gobernador electo, Omar Perotti, el no pase a planta. Tenemos una gran incertidumbre sobre cuál va a ser la voluntad política del próximo gobierno respecto al pase a planta y también a los contratos que caen después del 10 de diciembre”, expresó.

La vigilia

Las tres jornadas de lucha iniciaron ayer con la concentración frente a Casa Amarilla (Sede del Ministerio de Innovación y Cultura) por la renovación de los contratos de esa cartera. Luego hubo una movilización y conferencia de prensa frente a la Casa Gris. A continuación se realizó una nueva asamblea de trabajadores precarizados. Más tarde recorrieron la Casa de Gobierno con pancartas y repasando las consignas. Por la tarde, se desarrolló un panel sobre precarización y educación, en el cual participaron referentes de Adul, Sadop, del Frente Sindical 4 de Abril y del Bachillerato Popular de La Vuelta del Paraguayo. El primer día de la vigilia concluyó con la película Escuela Bomba, de Juan Mascaró, sobre la explosión de la escuela en Moreno, provincia de Buenos Aires.

En el panel de ayer participaron Cecilia Santamaría (Sadop), Oscar Vallejos (Adul), Germán Lavini (Frente Sindicar 4 de Abril) y Juan Gianfelici (Bachillerato N° 3190 de La Vuelta del Paraguayo).

Hoy a las 17 horas se prevé la realización de una nueva asamblea en la Plaza 25 de Mayo. A las 19 tendrá lugar el acto central donde se leerá un documento y se dará cierre a la vigilia con un festival artístico. Mañana a las 9 de la mañana, ya con el nuevo gobierno provincial en funciones, se espera la realización de una nueva conferencia de prensa a modo de cierre.

«La etapa que estamos atravesando es la de la transición de gobiernos. Hay un cambio de signo político en la provincia, y con esta vigilia queremos señalar que hay un problema vigente, un problema que queda, que es la precarización labora» destacó Murphy.

Nuevos contratos en el Ministerio de Innovación y Cultura

Ayer el gobernador Miguel Lifschitz firmó el Decreto 4040, a través del cual 143 trabajadores del Ministerio de Innovación y Cultura continúan con sus contratos por un año más. Para Murphy se trata de “un parche”. “Frente al cambio de gobierno se les había ofrecido a los trabajadores de Cultura la renovación de sus contratos por un año. Es un contrato basura igual que los anteriores, pero es una mejoría en su situación: los trabajadores venían renovando mes a mes su contrato artístico y ahora lo van a tener por un año”, comparó. “Con las medidas de fuerza que se han tomado se ha conseguido que el gobierno provincial firme ese contrato, pero sigue siendo precario: 30 horas, 24 mil pesos, no contempla la actualización salarial y se puede rescindir unilateralmente, o sea que el próximo gobierno podría desconocerlo”, puntualizó. En este sentido, Murphy finalizó poniendo el acento en el reclamo de fondo: “La lucha es por el pase a planta ya”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here