Puntos sobresalientes de la Ley de de Solidaridad Social y Reactivación Productiva

Deuda, tarifas, retenciones, jubilaciones, impuestos, aportes. El ministro de Economía Martín Guzmán presentó un proyecto que toca múltiples variables, con dos objetivos claros: engrosar los fondos de la Anses y cuidar los dólares para pagar deuda.

Las cuentas públicas están al límite, el bolsillo popular también. La primera ley económica decisiva de la gestión Fernández tiene un nombre largo –Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública– le pone un freno a las tarifas, otorga facilidades de pago de deuda a las pymes

Deuda

La ley faculta al Ejecutivo para que renegocie la deuda pública. Además dispone que el Banco Central le compre un bono al gobierno por 4571 millones de dólares, con destino al pago de vencimientos de deuda externa.

Tarifas

La boleta de la luz y el gas no subirán durante 180 días. Mientras tanto se inicia una «Revisión Tarifaria Integral» con las empresas. Se intenvendrá el Enargas y el Enre –los entes de control del gas y la luz– y además se suspenderá el traslado de Edenor y Edesur a las jurisdicciones de provincia y Ciudad de Buenos Aires.

Pymes

Las pequeñas y medianas empresas con deudas ante la AFIP vencidas al 30 de noviembre (inclusive) podrán acogerse a un régimen de regularización, que suspenderá toda acción penal tributaria. Genera la exención de multas y, en algunos casos, del 100% de intereses o punitorios. Las facilidades de pago ofrecen 60 cuotas (cinco años) para aportes personales a la seguridad social y 120 cuotas (diez años) para todas las otras obligaciones. La tasa será fija del 3% el primer años y luego variable equivalente al Badlar.

Aportes patronales

Hay un fuerte aumento de los aportes patronales, con destino a la seguridad social, lógicamente. Prácticamente se duplican, llegando al 20,4% para servicios y comercio y al 18% para el resto de sector privado (como la industrial).

Bienes personales

Se le otorga al Ejecutivo la facultad de fijar alícuotas diferenciales de hasta un 100% sobre las tasas máximas para quienes tengan los bienes en el exterior. También se da la facultad de bajar la alícuota de referencia «para el caso de activos financieros situados en el exterior, en caso de verificarse la repatriación del producido de su realización».

Compra de moneda extranjera

Bajo el nombre de «Impuesto para una Argentina inclusiva y solidaria», durante los próximos cinco años se pagará un 30% en la compra de moneda extranjera para ahorro o para pagos con tarjeta de crédito o débito, sea por comprar en moneda extranjera o por gastar en el exterior. El destino de lo recaudado se repartirá entre un 70% para la Anses y el 30% para «solventar obras de infraestructura económica y vivienda social, financiar el fideicomiso Renabap (Registro Nacional de Barrios Populares) y fomentar el desarrollo del turismo local». Se exceptúan salud, compra de medicamentos, adquisición de libros en cualquier formato y utilización de plataformas educativas, proyectos de investigación efectuados por investigadores que se desempeñen en el ámbito público. También se exceptúan las importaciones que se efectúen, sean de capital o para su posterior comercialización.

Derechos de exportación

Se faculta al Ejecutivo a subir las retenciones hasta el 33% para el poroto de soja (el tope era 30%). Se sube a un máximo de 15% para el resto de los cultivos y productos agropecuarios (el tope era 12%). Se lleva al 5% máximo si hay elaboración agroindustrial. El 70% del incremento va para la Anses.

Jubilaciones y seguridad social

Tras el anuncio de dos bonos de cinco mil pesos para los jubilados con la mínima, a pagar en diciembre y en enero, se dispone la suspensión de la movilidad jubilatoria fijada en 2017 durante 180 días. En su lugar, el Ejecutivo fijará trimestralmente los aumentos. Mientras tanto, se formará una comisión para establecer un nuevo régimen de movilidad de las prestaciones de seguridad social

Créditos UVA

El Banco Central «realizará una evaluación sobre el desempeño y las consecuencias del sistema de préstamos UVA».

Emergencia sanitaria

Se exime de todo gravamen la importación de vacunas y descartables con destino para el Ministerio de Salud. Lo mismo respecto del pago de IVA. Se restablece el Programa Nacional Remediar, «destinado a garantizar la provisión de insumos y medicamentos críticos a través de centros de atención de la salud provinciales o gubernamentales» y se suspende la incorporación de nuevas prestaciones, medicamentos, procedimientos terapéuticos, diagnósticos y tecnologías médicas al Programa Médico Obligatorio.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí