Resultado final: Macri deja el consumo de carne vacuna más bajo de la historia

Se ve que le gusta la morcilla al fotógrafo porque ahí es donde hizo foco.

A cifras de noviembre, la cantidad de vaca per cápita consumida por un argentino alcanzaba los 58,7 kilos anuales en 2015. En noviembre de 2019 fue de apenas 50,7 kilos, el peor noviembre desde que hay registro. En promedio, perdiste 16 asados en el año. Mientras tanto los ganaderos la levantan en pala.

Desde 2015 a la fecha el consumo de carne per cápita cayó en 8 kilos. Macri te sacó 16 asados en el año, literalmente. Los datos son oficiales y provienen de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), que en su informe refleja el récord de exportaciones vacunas. Ellos la levantan en pala mientras vos comés fideos: el consumo per cápita anual de 50,7 kilos es el más bajo de toda la historia argentina, según los registros de Ciccra y del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina. El segundo peor año fue 2011, con 55,2 kilos per cápita anuales y luego viene 2016, con 55,4 kilos anuales. Cambiemos metió dos años (2019 y 2016) en el podio de la malaria vacuna.

En su editorial correspondiente al informe de octubre de este año, Ciccra festejó: «La combinación entre buenos precios de exportación y escasa demanda de consumo,tal vez sea la necesaria para que finalmente se incremente el peso de faena». Luego agregó «los precios de exportación, básicamente a China, son precios atractivos para la producción, en tanto que los de consumo, ante la falta de consumidores dispuestos a convalidar aumentos de precios, se mantienen prácticamente estables». Ciccra te insulta usando la palabra «convalidar», como si fuera un acto de voluntad y consciencia que no te alcance la guita para pagar unas milanesas. El problema no es la falta de «consumidores dispuestos», es la falta de dinero.

Los ganaderos en 2019 están teniendo las mayores exportaciones de la historia. Desde enero a la fecha van exportadas 769 mil toneladas de carne con hueso. Supera largamente el récord de 2005, de 687 mil toneladas. Se dedica el 27% de los producido a la exportación, en 2015 era el 7,6%. El resultado final es obvio: en ningún año de la era Cambiemos los argentinos comimos la misma cantidad de vaca que en 2015. Hace cuatro años, se comían 58,6 kilos per cápita anuales, en 2016 unos 55,4, en 2017 fueron 57,5, en 2018 fueron 56,3 y en lo que van de estos 10 meses de 2019 el promedio anual llega a 50,7 kilos, un 10,9% abajo en la comparación con el mismo período de 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here