Se realizó la Primera Correcaminata por la Inclusión para personas con discapacidad

    Foto: CTA de los Trabajadores.

    Fue por una iniciativa del Área de Discapacidad de la CTA, en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

    Se realizó la Primera Correcaminata por la Inclusión para personas con discapacidad. La actividad lúdico-deportiva se desarrolló ayer en la Costanera local, a la altura de Salvador del Carril. Participaron comunidades educativas de las escuelas Nº 2012 y Nº 2075 de la modalidad especial y los centros Freyre, Nuestra Señora del Hogar y CENAT. El objetivo fue visibilizar los derechos de las personas con discapacidad, así como también las problemáticas del área.

    «La correcaminata era libre. La idea era largar y llegar. Cada uno llegaba en el tiempo que lo podía y quería hacer» indicó Darío Schumacher, del Área de Discapacidad de CTA. «Participaron rangos de edades muy diferentes: jóvenes y adultos mayores. La idea era celebrar cuando llegaba cada uno, en el tiempo que lo hacía; además aplaudirlo y festejarlo durante toda la carrera. Hicimos una barrera humana de contención, pero también de incentivo para que continúen la carrera y puedan llegar», contó el referente.

    «Es la primera correcaminata que planteamos para poder visibilizarnos. Ojalá podamos hacer una segunda», expresó Schumacher.»La idea no era competir, sino participar y estar. Tuvimos a los chicos de la Batu Freyre, es una murga de Centro Freyre y una profe de zumba, también del Centro Freyre, que hizo la entrada en calor. Lo importante es que los chicos se sientan valorados y sean capaces de expresar lo que sienten. Lloviznaba, pero la verdad es que disfrutaron un montón», señaló, en relación al contexto climático de la actividad.

    En la correcaminata participaron jóvenes y adultos mayores. Foto: CTA de los Trabajadores.

    Trabajo, educación y accesibilidad

    Schumacher puntualizó acerca de las demandas concretas de las personas con discapacidad, en relación a la garantía efectiva de sus derechos, reconocidos en la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad. «Trabajamos por la inclusión de la persona con discapacidad en general. En estos últimos cuatro años hemos perdido muchos derechos. La correcaminata se organizó para visibilizar la problemática que estamos viviendo con respecto a trabajo e inclusión social», destacó el docente y referente gremial.

    En ese sentido, Schumacher manifestó: «En el Día de las Personas con Discapacidad no tenemos cosas para celebrar, pero sí para visibilizar». «Queremos el cupo laboral del 4%, queremos un trabajo digno. Es muy difícil para una persona con discapacidad poder conseguir trabajo. Es difícil en general, y lo es el doble en esos casos», sintetizó. «El trabajo te da una obra social, pondera y dignifica a la persona y la sacás de la mendicidad de esperar el subsidio para llegar a lo básico. Hoy un subsidio por discapacidad es ínfimo» cuestionó.

    Para Schumacher, «La discapacidad no escapa a nadie. Nadie está exento de sufrir a lo largo de su vida una patología discapacitante o que limite algunas acciones a futuro». «En mi caso personal trabajé un año y medio con mi kinesióloga para poder salir de mi lugar de trabajo, subirme al auto, manejar», refirió. «Además tenés que pelear mucho con las obras sociales para que te den los elementos adecuados. Desde la CTA acompañamos a las personas con discapacidad para que esos trámites sean más llevaderos y que la persona pueda conseguir lo que realmente necesita. A veces los elementos ortopédicos que te dan no son los adecuados y la persona los recibe y se queda callada. Y no es así: la persona tiene derechos y hay que hacerlos valer», enfatizó.

    Respecto al acceso a la educación, Schumacher trajo a colación el decreto provincial 2703, de 2010. «Antes, como docente tenías diez alumnos de educación especial en un aula. A partir del decreto, tenías que incluir a esos alumnos en escuelas comunes. Pero en ese momento las escuelas comunes no estaban ediliciamente preparadas para esa transformación», recordó Schumacher.

    «Cuando lograbas que el chico esté en condiciones de hacer una inclusión educativa entre la escuela común y la especial, te encontrabas que en las escuela común no tenías acceso, no tenías rampas ni baños adaptados. Seguimos peleando por eso. Si bien se logró adaptar muchas escuelas, hay que seguir trabajando y concientizando», consideró.

    Otro punto a trabajar es la accesibilidad en los espacios públicos. «Los chicos te plantean el tema de que crecen y quieren salir. Y cuando salen se encuentran con un montón de barreras. Son muy pocos los bares en Santa Fe que cuentan con accesibilidad», denunció Schumacher. «Por eso luchamos por la inclusión social de la persona con discapacidad», finalizó.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here