Primeras tensiones entre los gremios públicos y el gobierno provincial

Los salarios y las jubilaciones de diciembre se pagarán entre el 3 y el 15 de enero. Los sindicatos de docentes y estatales pidieron adelantar los plazos y el gobierno de Perotti contestó: “Este es el cronograma posible sin tomar deuda”.

Los gremios del sector público y el gobierno provincial iniciaron el año con signos de tensión, algo que anticipa unas paritarias complicadas. Debido a la delicada situación financiera, la provincia diseñó un cronograma de pagos muy extendido: los salarios y las jubilaciones de diciembre se pagarán entre el 3 y el 15 de enero. Disconformes con la extensión, los gremios de estatales y docentes iniciaron gestiones para tratar de adelantar los plazos. Y el gobierno contestó este jueves: “Este es el cronograma posible sin tomar deuda”.

Este jueves, el vocero del gobierno provincial Leonardo Ricciardino y los ministros de Gobierno Esteban Borgonovo y de Gestión Pública Rubén Michlig explicaron la postura del Ejecutivo respecto al pago de sueldos de los empleados y jubilados estatales.

En conferencia de prensa, Ricciardino sostuvo que los plazos del cronograma de pagos responden a “una decisión política cortar con la toma de deuda para pagar salarios. Una cosa es endeudar a la provincia a tasas que hoy no son ventajosas para una obra pública y otra cosa es para gastos corrientes. Por eso, este es el cronograma posible sin tomar deuda”.

El vocero oficial remarcó que “este no es el primer mes que hay dificultades. Durante el gobierno anterior caía la recaudación, pero decidían tomar crédito a una tasa muy alta y después pagar en tiempo y forma los sueldos. Esto en algún momento se paga. Los intereses de esos créditos que se tomaron representan, por ejemplo, miles de raciones de un comedor escolar o de las colonias de vacaciones. No es que nadie paga eso. Eso se paga y, lamentablemente, muy caro”.

Según Ricciardino, a partir de ahora “la idea es tomar la recaudación real que tiene la provincia, cortar con el endeudamiento y empezar a pagar en tiempo y forma. Este primer mes se presenta esta dificultad, por eso se llevó adelante este cronograma. Además se agregó la dificultad de no contar con las partidas que contenía la emergencia. Estos son los problemas que generan el rechazo contundente a la ley de emergencia” por parte de la Legislatura.

Suben los impuestos y no habrá ley de emergencia en Santa Fe

Por su parte, el ministro Borgonovo aseguró que “la situación de la provincia requiere en estos casos ser prudente. El gobernador ha planteado la necesidad de no salir a tomar créditos al mercado con las tasas tan altas que se pagan y lo dice de una manera coloquial: lo que no hace una familia, tampoco debería hacerlo el gobierno”.

En el mismo sentido, el ministro Michlig manifestó: “Es parte de un proceso de negación de la realidad que se viene dando desde el inicio mismo de la transición. No ha habido políticas de corrección del gasto durante la gestión socialista y el final fue el anunciado: con serios problemas para cumplir con las obligaciones normales del Estado”.

“Iremos achicando el cronograma en la medida que el flujo de recursos lo permita, pero hay que actuar en función de la realidad. El gobierno provincial no está dispuesto a pagar las altas tasas de interés que rigen hoy en el mercado bancario; esa es una política de la gestión anterior que no estamos dispuestos a llevar adelante, razón por la cual el cumplimiento de las obligaciones se hace con la existencia efectiva y real de disponibilidades”, concluyó Michlig.

Los plazos

Los sindicatos de estatales y docentes de la provincia están disconformes con el cronograma de pagos que fue informado en forma oficial recién el 31 de diciembre de 2019. El cronograma elaborado por el Ministerio de Economía comienza el viernes 3 de enero y finaliza el miércoles 15 de enero, con la salvedad de que las autoridades superiores aún no tienen fecha de cobro.

Por lo dilatado de los plazos, los gremios estatales ATE y UPCN y los docentes de Amsafé, Sadop y UDA iniciaron gestiones ante el Poder Ejecutivo para que se adelanten las últimas fechas de pago, ya que consideran que se supera “ampliamente” el plazo legal en cuanto al pago de haberes dentro de los primeros cinco días hábiles de cada mes, pero no lograron eco en el gobierno.

El cronograma inicia el viernes 3 con los pasivos a los que les corresponde percibir un monto de bolsillo de hasta 36 mil pesos (el 51% del total de los agentes).

Continúa el lunes 6 de enero con los activos a los que les corresponde percibir un monto de bolsillo de hasta 24 mil pesos (el 52% del total de agentes). Ese dinero estará disponible en los cajeros automáticos del Nuevo Banco de Santa Fe desde sábado 4.

El martes 7 será el turno de los activos a los que les corresponde percibir un monto de bolsillo superior a 24 mil pesos y de hasta 34 mil pesos (el 19% del total de agentes) y de los docentes de escuelas privadas transferidas 2º convenio.

El miércoles 8 cobrarán sus salarios los activos a los que les corresponde percibir un monto de bolsillo superior a 34 mil pesos y de hasta 43 mil pesos (el 14% del total de agentes y los docentes de escuelas privadas transferidas 1° convenio.

El lunes 13 de enero será el turno de los activos a los que les corresponde percibir un monto de bolsillo superior a 43 mil pesos y de hasta 56 mil pesos (el 8% del total de agentes) y de los docentes de escuelas privadas históricas. Ese dinero estará disponible desde sábado 11.

El martes 14 de enero percibirán sus haberes los activos a los que les corresponde un monto de bolsillo superior a los 56 mil pesos (el 7% del total de agentes).

Por último, el miércoles 15 sobrarán el resto de los pasivos, a los que les corresponde percibir un monto de bolsillo superior a los 36 mil pesos (el 49% del total de agentes).

Malestar gremial

Desde Amsafé salieron de inmediato a reclamar “la urgente modificación del cronograma” que estira los plazos para cobrar los salarios de diciembre hasta el 15 de enero. “Excede ampliamente lo señalado por la ley en cuanto al pago de haberes dentro de los primeros cinco días hábiles de cada mes”, señalaron desde el gremio de los docentes públicos.

“Desde el sindicato vamos a reclamar a las autoridades por la urgente revisión del cronograma de cobro. Todas y todos sabemos y sufrimos las consecuencias de no pagar a tiempo alquileres, cuotas, impuestos y servicios. Más allá del receso administrativo provincial (que durará todo el mes de enero), reclamamos al Poder Ejecutivo la urgente modificación del cronograma anunciado y publicado”, exigieron desde Amsafé.

Por su parte, Sadop Santa Fe indicó mediante un comunicado la posición de los docentes privados: “Hemos sido postergados injustamente en el cobro del mes de diciembre. No podemos menos que elevar nuestra queja ante las autoridades de este nuevo gobierno, porque esta postergación no coincide con los loables objetivos enunciados al inicio de la gestión”.

“Sabemos de las dificultades por las que atraviesa la provincia, porque el gobierno saliente nos anticipó la situación, pero entendemos que no somos los trabajadores y las trabajadoras quienes tenemos que soportar estas situaciones. Reclamaremos ante las autoridades por esta postergación y nos entrevistaremos con la ministra de Educación (Adriana Cantero) para impedir que esta situación vuelva a suceder”, ampliaron desde Sadop.

Los representantes del Consejo Directivo Provincial de ATE informaron que ya hubo contactos con autoridades del Poder Ejecutivo ante quienes solicitaron que se adelanten los últimos turnos establecidos en el cronograma difundido el 31 de diciembre.

Si bien el gobierno no explicó de manera oficial los motivos del “extendido” cronograma, desde ATE indicaron que hay una decisión del gobernador de “destinar todos los recursos económicos que dispone la provincia al pago de haberes, dándole prioridad por sobre otras obligaciones contractuales o de pago a terceros”.

“Del mismo modo –sigue el comunicado de ATE– informaron que se evitará todo tipo de mora o pago de intereses relacionado a impuestos y/o servicios provinciales y se harán gestiones para la reprogramación de los vencimientos bancarios”.

“En una medida de excepción como esta, es aceptable que se le dé prioridad a los trabajadores de menores ingresos, en referencia al criterio establecido en el cronograma anunciado”, dijeron desde el gremio de estatales. “El gobierno debe garantizar que todos los trabajadores cobren su salario en tiempo y forma. En este sentido, ATE solicitó se adelanten los últimos turnos”.

En tanto, desde UPCN manifestaron su “preocupación y molestia” por la extensión del cronograma de pagos y también iniciaron contactos con las autoridades del Ministerio de Economía para tratar de adelantar los plazos.

“Las autoridades manifestaron que son conscientes de la situación y que esto se debe a falta de financiamiento y la decisión del Poder Ejecutivo de no tomar financiamiento externo para el pago de los salarios”, explicaron desde el sindicato mayoritario de trabajadores estatales.

De todos modos, UPCN solicitó a las autoridades la reprogramación del calendario impositivo, así como también gestionar ante las autoridades del Nuevo Banco de Santa Fe para que reprogramen los vencimientos de tarjetas y otros servicios que brinda el banco a los empleados públicos que cobran sus salarios a través de esa entidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here