Pagarán un refuerzo a quienes perciben jubilaciones y asignaciones

Foto: Página/12.

Así lo anunció hoy el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. La medida se enmarca en las acciones preventivas ante el avance del coronavirus Covid-19.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el Director Ejecutivo de Anses, Alejandro Vanoli, anunciaron hoy una serie de medidas sociales para quienes perciben jubilaciones, pensiones, asignaciones u otros beneficios del Anses. La primera alcanza a 556.000 personas que perciben Hacemos Futuro y el Salario Social Complementario -la mitad del salario mínimo-, a quienes se les hará un refuerzo por única vez de 3000 pesos en marzo.

Los funcionarios anunciaron además un bono extraordinario de 3000 pesos para las jubilaciones mínimas y las que no superen los 18.892 pesos. La medida alcanza al 63% de los jubilados y pensionados; se suma, además, al aumento de marzo, del 13%, que frente a una inflación para el bimestre del 4,3%, permite recuperar un tercio de lo que las jubilaciones y pensiones mínimas perdieron durante 2018 y 2019.

También se otogará un bono extraordinario -por única vez- que duplicará la Asignación Universal por Hijo y la Asignación Universal por Embarazo. El bono se liquidará en la última semana de marzo y será percibido por 4,3 millones de personas. Por último, se eximirá del pago de créditos durante abril y mayo a quienes perciban jubilaciones, pensiones y otras prestaciones del Anses.

Desde Desarrollo Social anunciaron un refuerzo adicional alimentario en la asistencia a comedores escolares y comunitarios y merenderos. “Vamos a llevar el sistema de asistencia alimentaria al sistema de viandas para evitar el traslado de personas”, explicó el ministro Arroyo, quien además aludió al nuevo operativo para entregar las tajetas Alimentar. Las mismas se repartirán a través del Correo Argentino. También se llevarán a cabo unidades ejecutoras de banco de materiales para realizar obras de infraestructura barriales, como arreglo de escuelas, clubes y viviendas vulnerables.

«Argentina tiene casi el 40% de informalidad laboral: son las familias que más sufren la crisis, que más dificultades tienen. Una parte de esas familias viven de las changas, de la actividad económica diaria y en un contexto de restricción y de aislamiento social son las más complicadas», argumentó el ministro Arroyo, sobre las medidas anunciadas. «Hay un problema serio en la asistencia alimentaria cuando las poblaciones pobres, además de tener un problema de hambre, tienen dificultades para conseguir ingresos» explicó.

Por su parte, Vanoli contextualizó: «Estamos ante una pandemia que ha llevado a una desaceleración de la actividad económica global y que tiene impacto en Argentina». En este sentido, las políticas anunciadas alcanzan a los “sectores más postergados”, con una lógica de “economía distributiva” y con la finalidad de “paliar los efectos recesivos globales”. «Estamos tomando medidas que implican un esfuerzo importante del gobierno nacional, en el convencimiento de que es necesario ayudar a quienes más están necesitando en este contexto una ayuda del Estado», finalizó el responsable de Anses.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí