Adulteran la edad gestacional de una niña para negarle un aborto legal

Una niña de 12 años de Santiago del Estero fue manipulada para impedirle su derecho a interrumpir legalmente su embarazo. Una médica adulteró la edad gestacional, agregándole al feto más semanas de las que realmente tenía, y retrasó el reporte a las autoridades, que buscan justificarse.

Es cartonera, tiene 12 años y vive en un barrio pobre de La Banda, en las cercanías de Santiago del Estero. En su corta vida denunció abusos tres veces. El 2 de abril fue con su mamá al centro de salud porque le dolía mucho la panza. La revisaron y le dijeron que se haga una ecografía. El 6 de abril le practicaron la ecografía, en otro centro de salud, que dio como resultado que estaba embarazada de 20 semanas. La niña volvió con el estudio al primer centro de salud, donde no fue nunca informada sobre los derechos sexuales y reproductivos que posee, y ahí se elaboró un reporte que decía que tenía 26 semanas de embarazo. La médica a cargo del centro de salud, María de los Ángeles Pereyra, demoró 18 días –son casi tres semanas más– en avisar a las autoridades sanitarias de la provincia sobre la situación. El 7 de mayo la niña fue con su madre a atenderse en otro efector de salud y quedó internada por un día para realizarse estudios. En ese momento, constataron que la menor cursaba apenas la semana 24 de gestación y se comprobó que habían mentido sobre su estado. Cuando el Ministerio de Salud tomó conocimiento de la manipulación, la niña ya tenía un embarazo avanzado, entrando en la semana 30 de gestación.

Además de mentir en la edad gestacional, en su reporte Pereyra no demuestra mayor preocupación por cómo la niña fue embarazada. Si bien señala que da parte a la Comisaría del Menor y la Mujer, la médica directamente trata a la menor como una mujer embarazada más: “Con antecedente de transgresión alimentaria, se indica dieta y seguimiento, programándose control obstétrico”. A la hora de exponer las razones del embarazo, resuelve el reporte con la palabra de la menor, que “refiere haber estado de novia con un joven, y ahora ya no, negando la identidad del mismo”. La niña había ya realizado denuncias por abusos desde los 3 años, en 2011, en 2013 y en 2017.

Según informa El Liberal, la ministra de Salud de Santiago del Estero, Natividad Nassif dijo que se encuentran investigando el accionar de la profesional que manipuló a la niña. La autoridad destacó que el protocolo de interrupción legal de embarazo se aplica cuando una mujer lo desea, pese a que la provincia no está adherida al mismo. «Se les ofreció la interrupción del embarazo, pero la mamá de la menor dijo que la nena iba a dar a luz y que ella se haría cargo de la crianza del bebé», justificó como razón suficiente.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí