Datos de la movilidad: el relajamiento de la cuarentena equivale al aumento de contagios

Los datos de la movilidad de personas muestran que Argentina implementó su cuarentena a tiempo y bien. Sin embargo, el levantamiento de las restricciones corrió en paralelo al aumento de los casos. Una comparación con otros países muestra la efectividad del aislamiento para salvar vidas y volver al trabajo.

La implementación del aislamiento social, preventivo y obligatorio desde el 20 de marzo generó una fuerte parálisis del país, que la ciudadanía llevó adelante con sacrificios y con responsabilidad. A más de tres meses del inicio de la cuarentena, Argentina sigue siendo de los países que mejor cumplen con los cuidados imprescindibles para enfrentar el coronavirus y, al mismo tiempo, es de los que hoy registran una mayor movilidad en los lugares de trabajo.

No obstante, tendencialmente se nota cómo el relajamiento va generando mayor movilidad en diferentes ámbitos y va reduciendo la movilidad en las zonas residenciales. Del paseo en la cuadra de la casa se va pasando a la circulación urbana habitual. Ese cambio tuvo efectos directos en la circulación actual del virus.

Google hizo públicos sus datos de movilidad, que se obtienen a partir del movimiento de las personas con celulares. Toma como punto de comparación la movilidad de los usuarios de dispositivos móviles entre el 3 de enero y el 6 de febrero de 2020. Google categoriza los desplazamientos de las personas en Tiendas y ocio (incluye las tendencias de movilidad en lugares como restaurantes, cafeterías, centros comerciales, parques temáticos, museos, bibliotecas y cines), Supermercados y farmacias (mercados y depósitos de alimentos, mercados de productores, tiendas de comida especializadas y farmacias), Parques y paseos (parques nacionales, playas públicas, puertos deportivos, parques para perros, plazas y jardines públicos), Transporte (centros de transporte público, estaciones de metro, autobús y tren), Lugares de trabajo (lugares de trabajo) y Zonas residenciales (lugares de residencia).

La caída abrupta de la movilidad en Argentina se ve claramente en los gráficos. Esa cuarentena rígida sirvió para que la curva de muertes sea particularmente baja a nivel mundial. Pero vale también desagregar qué pasa en qué lugares. La cuarentena se cumplió con ahínco en los comercios y en los parques, mientras que se aprovechó al máximo el recorrido en cercanías del hogar. El paso al aislamiento administrado y luego al distanciamiento social se refleja en cómo la población deja de estar en las inmediaciones de sus hogares y se vuelca a la calle, sobre todo al transporte público y a las áreas de tiendas y ocio, supermercados y farmacias.

Hoy la movilidad en los lugares de trabajo en Argentina es equivalente o superior a la de varios países que eligieron «privilegiar la economía». Puntualmente, hay más movilidad laboral que en Italia, España, Estados Unidos, México, Chile y el Reino Unido, todos países que tienen una tasa de muertos por millón de habitantes muchísimo mayor que la de Argentina. Dentro de los países más anticuarentena, Suecia y Brasil son los únicos que hoy muestran mayor movilidad en los lugares de trabajo. En Suecia, ya las autoridades sanitarias reconocieron el altísimo costo de vidas que tuvo la decisión razonada de exponer la población al virus. En Brasil todavía se espera por lo peor.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí