Las cinco millones de razones de Don Héctor Vicentín para ir en contra de la intervención

Cara visible de la empresa Vicentín en el banderazo del sábado en Avellaneda, Héctor Vicentín es uno más de los accionistas que se presentaron en la convocatoria de acreedores. Él y su núcleo familiar le quieren sacar casi cinco millones de pesos a la empresa que ellos mismos vaciaron.

El acervo, la tradición, la patria y las ganas de llevarse $4.490.853, el monto exacto de acreencias que le corresponden a María Agostina, María Carolina, María Virginia y Don Héctor Francisco Vicentín, los cuatro domiciliados en Calle 13 Nº1106 de la localidad de Avellaneda. Los cuatro forman parte del lote de 97 accionistas de Vicentín –incluyendo integrantes del directorio– que se presentaron a la convocatoria de acreedores, reclamando casi 350 millones de pesos como si no hubiesen tenido ninguna responsabilidad en el vaciamiento de la empresa, cuya deuda total supera los 99 mil millones de pesos.

Entre otras declaraciones, totalmente desinteresadas, Don Héctor señaló a Radio Mitre Córdoba que en Vicentín «Estamos pagando todos los sueldos, sin ningún problema. Mal podemos decir que es una empresa quebrada». Y agregó que «la gran preocupación que tenemos es la preservación de los puestos de trabajo». Respecto de las 1895 firmas que clavaron por la venta de granos, señaló que a la hora de pagar, “Vamos a tratar de la mejor manera posible, si me decís que vamos a pagar mañana te voy a decir que no, pero vamos a pelearlo”. “Qué garantía pueden tener los productores de soja y de cualquier otra semilla de que el Estado les va a pagar”, estimó. Por sí mismo, Don Héctor quiere sacarle al muerto que él mismo mató unos $902.644. En total, son 30 los Vicentines que quieren seguir sacándole sangre a la empresa, por más de 217 millones de pesos. A decir verdad, el honrado Héctor es uno de los que menos reclama. Doña Olga Vicentín de Rodríguez le quiere sacar a la empresa más de 65 millones.

«¿Por qué no deja que siga el concurso? Los activos de la empresa están 100% intactos», dice el Vicentín que sale en los medios. «No entiendo la propuesta de Perotti», añadió y ponderó que la deuda de la empresa es «manejable». Sólo a entidades públicas –desde la comuna de Lanteri hasta el Banco Nación, pasado por la API y la AFIP– le deben 22.283 millones de pesos. «Nosotros producimos, no lavamos dinero, como dice mucha gente por ahí», afirma el prohombre.

Pero lo importante es que cuidemos lo nuestro «Estamos acostumbrados a trabajar de una forma distinta, a solucionar nuestros propios problemas. Sabemos que tenemos problemas, pero hay otras alternativas a una expropiación, una intervención o una empresa mixta: dejándonos trabajar e invertir», pidió Don Héctor, que evalúa la propuesta del gobierno provincial de empresa mixta como una «expropiación light». Aunque también reconoció “Yo no digo que no necesitamos salvataje».

En total, los accionistas acreedores de Vicentín quieren llevarse unos $349.781.932. Es muy difícil distinguirlos entre sí porque se dan todos con todos entre esas familias tan tradicionales. Hacen patria a pura endogamia. Por eso apenas 13 familias explican los mayores montos reclamados, encarnados en 80 acreedores. Los más ratones son los accionistas que además formaban parte del directorio general de la empresa, ya que posen una responsabilidad superior en el vaciamiento. De los 16 directores, 10 le reclaman a Vicentín un total de $67.294.469.

Aquí un mapa de las familias. Para ver mejor en el celular, se recomiendo ponerlo horizontal.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí