Estela de Carlotto: «Facundo es un desaparecido en democracia»

    Foto: La Garganta Poderosa

    La referente de Abuelas de Plaza de Mayo se refirió al caso de Facundo Astudillo Castro, desaparecido desde el 30 de abril. «Hay muchos lugares en los que la Policía todavía mantiene actitudes de la dictadura y hasta ahora no se sabe dónde está Facundo», señaló Carlotto.

    Hoy se cumplen tres meses de la desaparición de Facundo Astudillo Castro. Lo último que su familia y amigos supieron del joven de 22 años es que el miércoles 30 de abril salió caminando de su casa, en la localidad bonaerense de Pedro Luro, con destino a la casa de su ex novia, que vive en Bahía Blanca. Entre Pedro Luro y Bahía Blanca hay 122 kilómetros. En dirección al norte, a lo largo de la ruta nacional 3, se suceden los pueblos: Ascasubi, Mayor Butarovich, Teniente Origone, General Cerri. En ese camino se pierde el rastro de Facundo. Desde ese día su teléfono está apagado.

    «Cuando hablamos de Facundo, hablamos de un desaparecido en democracia desde hace 3 meses, una desaparición forzada de persona», señaló Estela de Carlotto en una publicación de La Garganta Poderosa. «Hay muchos lugares en los que la Policía todavía mantiene actitudes de la dictadura y hasta ahora no se sabe dónde está Facundo. Los organismos de Derechos Humanos íbamos a darles charlas a los cadetes de todas las fuerzas, a hablarles de derechos, comportamientos y de cómo ellos deben defendernos y no agraviarnos. Los policías deben confesar, deben dar toda la información que tienen para que sepamos dónde está Facundo. Hoy hay que buscarlo, a pesar de otro impedimento grande: nosotras estamos cuestionando al fiscal que lleva la investigación adelante porque es corrupto, durante nuestras causas se ha encargado de defender a las personas implicadas en los secuestros de nuestros hijos«.

    En otro pasaje del texto, Carlotto señala: «Hemos tenido una reunión virtual con Cristina, la mamá de Facundo, una señora tierna, sufrida pero valiente; nosotras, que ya llevamos más de 40 años de lucha, sabemos lo bueno que es sentirnos acompañadas. En otras oportunidades vamos al lugar del hecho al instante, para que ese abrazo no sea virtual, pero esta pandemia nos obliga a estar recluidas para salvar vidas, las nuestras y las de otros. Le ofrecimos nuestro abrazo, le expresamos nuestra adhesión y solidaridad, lo que cada organismo puede dar, como abogados, psicólogos, el acompañamiento virtual para visibilizarlo en la prensa y demás. Desgraciadamente, la televisión y algunos periódicos miran al revés de donde deben mirar.

    «En Abuelas de Plaza de Mayo no estamos de vacaciones; no debemos callarnos ni quedarnos quietas, siempre en los medios para que escuchen la consigna de que no vamos a bajar los brazos hasta que los asesinos de la última dictadura cívico militar estén en la cárcel. Le debemos seguir dando fuerzas a la mamá de Facundo, para que con el dolor encima y con la palabra justa, no se entregue. Porque es imperdonable que alguien haga desaparecer a un jovencito que estaba caminando para llegar a la casa de su ex novia, y nunca llegó».

    «El sistema judicial no quiere hacer nada»

    «Sabemos que se les han caído cada uno de sus testigos falsos que indicaban que Facundo había llegado a Bahía Blanca. Mi hijo nunca llegó a Bahía Blanca, a mi hijo lo desaparecieron acá (en Pedro Luro)», expresó a Télam Cristina Castro, mamá de Facundo.

    «Todos sabemos que ese fiscal no debería estar llevando la causa de mi hijo, creo que está queriendo desviar la investigación, duele mucho que en la Argentina pase ésto», agregó la mujer en referencia al fiscal federal, Santiago Ulpiano Martínez, quien ayer fue ratificado en la causa, al rechazarse un pedido de recusación de la querella.

    A 90 días de la desaparición de Facundo, Cristina dijo que le parece que «hay algo más turbio detrás de todo esto». «Mi sensación es de una Argentina corrupta, de un sistema judicial que no quiere hacer nada y de un (ministro de Seguridad, Sergio) Berni que calla y que no está diciendo la verdad».

    La familia radicó la denuncia y el hecho comenzó a investigarse como “averiguación de paradero”. La pesquisa preliminar estuvo plagada de irregularidades y declaraciones contradictorias de los policías, que primero manifestaron haber visto a Facundo en la localidad de Mayor Buratovich y después en Teniente Origone. Uno de los policías testificó que, tras ser demorado en un control caminero, Facundo se fue en una camioneta particular hacía Bahía Blanca. Cuatro días después dijo que, en realidad, se fue caminando. Ante estas inconsistencias, la familia radicó una denuncia por desaparición forzada, un crimen considerado de lesa humanidad, que hoy investiga la justicia federal y que tiene en la mira a la Bonaerense.

    ¿Dónde está Facundo Astudillo Castro?

    «Vamos a seguir recusando al fiscal pero ya no soy solo yo y mis abogados, también la Comisión Provincial por la Memoria, las Madres y Abuelas de Plazas de Mayo, y todos los grupos de Derechos Humanos de la Argentina que se han sumado», dijo la madre de Facundo al asegurar que «todos» saben que «ese fiscal no debería estar llevando la causa».

    Facundo fue detenido a las 10 del 30 de abril pasado en un retén policial cuando abandonó Pedro Luro y fue llevado a la comisaría de Mayor Buratovich, de donde salió unas horas después.

    Según la pista que sigue su madre, entre las 15.30 y 16 de ese mismo día, el joven fue nuevamente interceptado por efectivos que lo introdujeron en una patrulla y, desde ese momento, nada más se supo de él.

    Hace dos semanas se conoció una foto, difundida por La Brújula 24, donde se ve de espaldas a Facundo junto a un efectivo con chaleco, después de que los oficiales lo detuvieran para labrarle un acta por incumplir la cuarentena. Fue tomada por la propia Policía Bonaerense el 30 de abril en la localidad de Mayor Buratovich, en el sur de la Provincia de Buenos Aires.

    Dejar respuesta

    Por favor, ¡ingresa tu comentario!
    Por favor, ingresa tu nombre aquí