La provincia lanzó un programa de asistencia al sector productivo

«Santa Fe de pie» es el nombre del programa mediante el cual el gobierno provincial asistirá económicamente a las empresas afectadas por la pandemia. Incluye subsidios, créditos y congelamiento de tarifas de electricidad y agua.

El gobierno provincial anunció la creación del programa «Santa Fe de pie», que involucra un conjunto de políticas vinculadas directamente al sector productivo. La medida de gobierno incluye la asistencia directa, a través de subsidios “a sectores que han estado muy afectados por la crisis sanitaria y que no han podido desarrollar sus actividades con normalidad”, según indicaron desde el gobierno provincial. También habrá financiamiento para la producción y se congelarán las tarifas de servicios en lo que resta de 2020.

Mediante el programa de Asistencia Económica en Emergencia la provincia desembolsó 200 millones de pesos y continúa haciéndolo a través de aportes no reintegrables que oscilan entre 10 mil y 50 mil pesos. La ayuda estatal está destinada a comercios o servicios que no han estado exceptuados de las restricciones, por ejemplo, gimnasios, salones de eventos, jardines infantes, academias y centros culturales. «El gobierno ya ha entregado 2500 aportes a estos grupos y continuará haciéndolo en los próximos meses”, afirmó el ministro de Economía, Walter Agosto.

En el caso de las transferencias directas, «el gobierno viene desarrollando líneas de acción, entre las cuales las más importantes son los créditos rotativos a través de Agencias para el Desarrollo, a las cuales el gobierno asiste, para financiar micro, pequeñas y medianas empresas», explicó. En esta misma línea, se encuentra el Fondo Solidario con Mutuales, que el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, ha organizado por un monto de 300 millones de pesos, con el objetivo de financiar también a comercios locales y a cooperativas de trabajo.

«Ese acuerdo se hizo con las Federaciones que nuclean a las mutuales de la provincia y el INAES. Los fondos son aportados por las entidades y el estado provincial subsidia la tasa de interés. Ya se han otorgado mil créditos en esta línea que permite prestar un monto de hasta 150 mil pesos», detalló el ministro.

El ministro de Economía anunció además que “la provincia va a movilizar dos mil millones de pesos de asistencia financiera, a través del Nuevo Banco de Santa Fe, que es el agente financiero de la provincia, y de otras entidades financieras que participan activamente en el mercado de crédito regional». El monto de las garantías a otorgar por el gobierno de la provincia ascienden a 600 millones de pesos que se complementan con un monto equivalente para subsidio de tasas.

Líneas de crédito

Los instrumentos para el otorgamiento de garantía y subsidios de tasas son tres líneas de créditos. Los sectores destinatarios de estas líneas de créditos son: comercios, industria, sector turismo, pymes con nuevos proyectos exportadores y pymes del sector ciencia, tecnología e innovación.

La primera está vinculada al capital de trabajo. Son préstamos hasta 18 meses, con tres meses de gracia para el pago de capital. Esos créditos van a tener garantía del Fogar (Fondo de Garantía Argentina, un programa del gobierno nacional) Santa Fe y subsidio de tasas del estado provincial, en función del grado de afectación que haya tenido cada empresa.

La segunda es para adquisición de bienes de capital de origen nacional, con un plazo de hasta 36 meses, un período de gracia de 3 meses para el pago de capital y una tasa fija del 24%, que también va a contar con garantías de Fogar Santa Fe.

La tercera línea, que apunta no solo a la etapa de transición actual sino también pensando en recuperación de la economía, es una línea de prefinanciación de exportaciones para las empresas exportadoras santafesinas que va a otorgar financiamiento en moneda extranjera a una tasa fija del 3,5% anual , con un plazo de 180 días. “También aquí con garantías que va a aportar el gobierno provincial”, detalló Agosto.

Medidas tributarias y tarifarias

En este caso, el programa contempla un nuevo régimen de regularización de tributos vencidos, diferimiento de pago en los impuestos Inmobiliario, Ingresos Brutos, Sellos. Como política general en materia tarifaria, la provincia mantendrá el congelamiento de tarifas de energía eléctrica y agua por el año 2020.

La primera medida consiste en un programa de facilidades de pagos de deudas impositivas que se registren hasta el 31 de agosto. “Hasta ahora se podía regularizar deudas hasta el 31 de mayo, por lo que resulta necesario extender el plazo”, sostuvo Agosto. En este plan, las empresas podrán pagar las deudas en 12 cuotas, a valor histórico, sin actualización ni intereses.

Se va a diferir el pago del impuesto inmobiliario para el sector hotelero; y para bares y restaurantes se diferirán los saldos de las declaraciones juradas de Ingresos Brutos para los meses de septiembre, octubre y noviembre. “También se va a diferir para los meses de septiembre, octubre y noviembre, el pago del régimen simplificado de ingresos brutos, el denominado monotributo provincial”, detalló el ministro.

El Impuesto de Sellos se diferirá en el pago de los contratos que se hagan con respecto a créditos del sistema financiero y mutuales otorgados a las empresas que estén afectadas. También incluirá a contratos con destino a alquiler de local comercial.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí