Tana Monti cantante de Victorina Sanada con una mano hacia arriba.

El disco nuevo de Victorina Sanada trae todo para bailar, cantar y bailar de nuevo.

Rimbombante es lo último de Victorina Sanada, publicado el 1 de septiembre, empieza con una canción con un título linkeado al 2020 por siempre: «No nos queremos curar» es un sacudón bailable y optimista que se redondea al final con un rapeo de Maca Revolt que tira unas rimas que quedan bárbaras aunque su voz esté en un contexto distinto al habitual. Y es que una década después de haber empezado su camino, esta banda ya parece saber balancearse sin obstáculos entre las cornisas de los distintos estilos que acostumbra a visitar como ska decadente/cadillac, el rock setentoso, la cumbia, también el cuarteto y hace pie hasta con una zamba y algún bolero.

La química entre las partes da tan bien que mientras la Tana y Rafa Duré, su batero, nos descargan todo lo suyo Juampi Brutti Sione en guitarras está en plan ska y los teclados de Nico Sancio (invitado) cuarteteando. Y todo suena redondito, incluso teniendo en cuenta que algunas cosas se grabaron en Traslasierra y otras tantas en Santa Fe. Se destaca la dedicación de Leandro Bravi sobre todo en riffs como los de «Nene malo» y «Duerme niño» que, para un lado o para el otro, son de esos que ya valen por una canción.

Más allá de lo más o menos solemnes que resulten las canciones entre sí, tanto las letras como las melodías tienen efectos positivos, por qué no reparadores, si el mismo guitarrista así lo dice: «Volviendo al nombre de la banda, está la idea de esta mujer que justamente sana o es sanada a través de la música», contó en septiembre el Cuervo Bravi entrevistado en Como un Cuento de Rock.

Esta cuestión también la tiene bastante presente la propia cantante, que en marzo le había detallado a Pausa que «anteriormente pasé por situaciones en las que, por ejemplo, no se tenían en cuenta mis ideas. No podía proyectar ni mi propio crecimiento, pero mi amor por la música no me dejó aflojar y terminé dando con las personas correctas para hacerlo”. Y no falta a la verdad, porque cuando suena cualquier tema de Victorina Sanada, y en especial de Rimbombante, la voz de la Tana Monti te va a secuestrar seguro.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí