Aprobaron la nueva ley de riesgos de trabajo, con fuerte rechazo de la CGT y la CTA

Foto: Mauricio Centurión.

La Legislatura aprobó ayer la adhesión de Santa Fe a la Ley de ART. La centrales sindicales repudiaron la normativa, que sustituye el derecho a reclamo judicial por la actuación de comisiones médicas. «Defraudaron al movimiento obrero», le espetaron a los legisladores que votaron a favor. 

Una ley nacional sancionada en tiempos de Macri, rechazada por la Legislatura en 2019 por presión de los trabajadores, aprobada en 2020 en la provincia con los votos de todo el Senado –con mayoría justicialista casi total– e impulsada por el gobierno provincial, pero con voto de abstención en Diputados de los referentes peronistas Leandro Busatto y Ricardo Olivera, más el rechazo de plano de la CGT y CTA, y voto a favor de les diputades del Frente Progresista y Cambiemos. Cosas veredes que non crederes, se le atribuye falsamente al Quijote. Lo cierto es que Santa Fe tiene nueva ley de ART y que las organizaciones de los trabajadores están muy en desacuerdo.

La principal y sustantiva modificación de la nueva ley es que se reemplaza la instancia judicial por una comisión médica, que será la encargada de analizar la situación del trabajador y tomar las decisiones en cuanto a indemnizaciones y declaraciones de incapacidad. En julio, cuando la ley estaba en tratamiento de la comisión de Asuntos Laborales de la Cámara de Diputados, Claudo Girardi y Sergio Chiozzi, por la CGT, y José Testoni y Edgardo Daccaro, por la CTA, se entrevistaron con los legisladores para expresar sus objeciones.

Entre los argumentos planteados en ese entonces en rechazo a la reforma, los dirigentes puntualizaron «se vulnera el derecho a la legítima defensa de los trabajadores, coartando la posibilidad de llegar a la Justicia laboral con un método extorsivo al pretender aplicar el efecto suspensivo» y plantearon que “la creación de más comisiones médicas no garantiza una mejor atención ni agilidad en los trámites, mientras sigan dependiendo de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo que administran las propias ART”.

Ahora, con la ley aprobada, las centrales sindicales emitieron un comunicado en el que se agrega como crítica «la inconstitucionalidad flagrante de la norma ya que restringe el acceso a la justicia a lxs trabajadorxs, a la tutela judicial y al debido proceso; limita la justa reparación a lxs trabajadorxs; la nula mejora en términos de prevención de riesgos; la falsedad demostrada sobre los argumentos de aumentos de alícuotas o costo laboral; y el claro intento por parte de las ART de eliminación de la figura de enfermedad laboral y muchos otros argumentos en esa línea».

La nueva ley nacional de Riesgos de Trabajo fue sancionada en 2017 por impulso del gobierno de Cambiemos. Durante los dos años finales del macrismo se discutió la adhesión de la provincia, reclamada por el propio Mauricio Macri, pero el año pasado la Cámara baja local decidió cajonear el proyecto a pedido de los gremios. Justamente, en su comunicado se recuerda que la ley «no debió ser aprobada por las razones que fueron exhaustivamente expuestas en la audiencia pública a tal efecto realizada del 18 de septiembre de 2019 en la Legislatura provincial, donde casi la totalidad de los gremios santafesinos rechazaron la iniciativa». «Defraudaron al movimiento obrero de Santa Fe», fue la sentencia final del texto de los sindicatos, apuntando a los legisladores que votaron en favor de la ley.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí