Fue un paraíso, lo convirtieron en un basural, ahora puede volverse una reserva ambiental

Concejal Guillermo Jerez, de Barrio 88

Barrio 88 propone desde el Concejo la creación de la Reserva Ecológica “Humedal Laguna Setúbal” para recuperar y preservar la zona donde estaba la vieja Playa Norte, que fue parcialmente arruinada por una empresa de volquetes hace poco más de una década.

El concejal de Barrio 88, Guillermo Jerez, presentará un proyecto de ordenanza para crear una reserva en la zona ubicada entre General Paz y la Laguna Setúbal, al norte del barrio Playa Norte y Judiciales, hasta el límite con Monte Vera. El objetivo es propiciar la conservación y recuperación de la cubierta vegetal, de la fauna, de los suelos, del paisaje y de la calidad de las aguas en la zona. Así mismo, contempla que se prohíban actividades humanas que dañen el ecosistema y la creación de un espacio educativo, recreativo y ecoturístico, siendo una fuente laboral y coexistiendo con las actividades de subsistencia económica que realizan hace décadas los vecinos que habitan la zona.

La propuesta fue pensada en conjunto con organizaciones que vienen trabajando hace mucho en la zona, como Manzanas Solidarias, Tramas Derecho y Canoa Hábitat Popular. Cabe recordar que hoy el gobierno nacional, la provincia y el municipio firmaron un convenio para la urbanización del barrio, cuyos vecinos resistieron durante 15 años los embates de los intereses inmobiliarios, muchas veces apalancados desde el Ejecutivo local. De hecho, en ese tiempo Playa Norte sufrió durante varios años un verdadero atentado ambiental cuando Mallozi SA utilizó el humedal como si fuera una cava para verter los residuos de sus volquetes. Los reclamos de los pobladores y sus organizaciones sirvieron para que en 2012 la empresa cesara en esas prácticas.

La ordenanza propone que la reserva sea creada por la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad y que su actividad esté a cargo de una Mesa de Gestión, conformada por un representante de dicha Secretaria, uno de la provincia, uno de la UNL y otro de la UTN, un representante de una organización civil especializada y tres representantes de las organizaciones territoriales de la zona.

En los fundamentos de la ordenanza se explica que «puede considerarse al sitio como remate del paseo de la Costanera santafesina y como tal se propone darle un protagonismo y valor importante». Y además, se aclara la razón más básica: evitar que se pierda un humedal e impedir la privatización del predio: «Con una visión integral desde lo ecológico, desde los derechos al disfrute ciudadano, a la educación ambiental y también al normal escurrimiento de las aguas en una ciudad permanentemente asediada por inundaciones, se propone determinar la zona como reserva, donde sea inviable el relleno para urbanizar tanto así como su privatización».

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí