Científicos de la UNL prueban daños del glifosato en la salud reproductiva

Un equipo de investigación de conformado con científicos del Conicet y de la UNL publicó resultados de una investigación que muestran una relación directa entre la exposición al glifosato y el daño en el sistema endócrino y reproductivo de ratas y corderas.

Enrique Luque, Mónica Muñoz de Toro, Paola Ingaramo y Ramiro Alarcón firman un artículo en la prestigiosa revista Molecular and Cellular Endocrinology, de la editorial Elsiever, donde presentan estudios realizados en ratas y corderas, concluyendo que el glifosato reúne los requisitos para ser considerado un disruptor endocrino que afecta el sistema reproductivo de la hembra. Se trata de una edición especial de la revista cuyo tema son los «Efectos de los agroquímicos sobre la salud actuando como disruptores endocrinos». La edición recopila once artículos escritos por algunos de los mayores expertos en el área de estudio, Luque y Muñoz de Toro, investigadores en el Instituto de Salud y Ambiente del Litoral (Conicet-UNL), fueron, además, los editores.

El artículo se titula «¿Son el glifosato y los herbicidas a base de glifosato disruptores endocrinos que alteran la fertilidad femenina?». La respuesta es sí. El estudio fue hecho sobre ratas y corderas expuestas a bajas dosis de herbicidas compuestos con glifosato. Los daños fueron probados en el sistema endócrino, en los ovarios, en el útero y en la descendencia (embrión) de las animales. La exposición fue realizada en edad temprana de las animales, los efectos quedan en el genoma de las células.

Cabe recordar que desde el 2019, la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia, integrante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y referencia de consulta de la ONU, oficializó una declaración en la que recomienda «que se termine la exposición de las poblaciones al glifosato, con una reducción progresiva a escala global». Otros antecedentes respecto del glifosato: Alemania sancionó su prohibición para 2023, la OMS lo puso en la lista de químicos que producen cáncer, Bayer Monsanto firmó un acuerdo judicial de 11 mil millones de dólares para las víctimas del Round Up en Estados Unidos. En Argentina, todavía el glifosato es la indiscutible base del modelo agropecuario.

Los vegetales fumigados que producen cáncer, daño hormonal y neuronal

Los denominados disruptores endocrinos o perturbadores endocrinos son sustancias químicas, ajena al cuerpo humano o animal, capaces de alterar el equilibrio del sistema endocrino. En tanto elementos perturbadores, los disruptores endócrinos, tienen un impacto directo en la salud de los seres vivos. «El principal mecanismo descripto que se asocia con el efecto de disrupción endócrina de los herbicida con base de glifosato es el de la modulación de los receptores y moléculas de estrógeno», dice el abstract del artículo. Además, «El potencial estrogénico de los herbicidas con base de glifosato depende puramente del glifosato y/o sus coadyuvantes». Más directo: es el glifosato. 

Ante la evidencia alcanzada en las experimentaciones con animales, Enrique Luque afirma: «es importante aclarar que la extrapolación de resultados experimentales –en especies de laboratorio (ratas) o especies de interés zootécnico– a los seres humanos, deben realizarse con gran cautela. Es necesario remarcar que la investigación experimental que se realiza en modelos animales apunta a obtener tanto resultados de interés, para la misma especie, como para las personas. No obstante, los estudios en ovejas, además de tener importancia comercial para nuestro país, permiten una posible extrapolación al humano ya que «la oveja posee su fisiología ovárica, de la implantación y de la gestación que se asemejan mucho a de la mujer”.

Luque describió como llevaron adelante los estudios: «Trabajamos con animales experimentales –ratas y corderas– que fueron expuestos durante los primeros días de vida a una dosis baja de un formulado comercial en base a glifosato. Se les suministró una dosis considerada ‘ambientalmente relevante’, es decir, concentraciones presentes en el medio ambiente al que los humanos y animales están expuestos. Más adelante en el tiempo, y cuando ya no se les administraba el formulado a los animales, se estudiaron las consecuencias sobre ovarios y úteros. Esto último es muy importante porque indica que los efectos adversos observados han quedado almacenados en el genoma de las células y se manifiestan cuando el animal es adulto».

Los científicos expusieron a los animales al formulado con glifosato por vía oral y por vía subcutánea. Además, se observaron los efectos adversos de ambas vías de exposición en ratas y corderas, tanto en ovarios y como en el tracto reproductivo femenino, comprobando fallas en la implantación y/o el desarrollo del embrión, en el desarrollo folicular de los ovarios.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí