«Que sea ley», dice el presidente de corbata verde

El presidente Alberto Fernández anunció el envío de dos proyectos de ley para personas gestantes: la interrupción legal del embarazo y el programa de los mil días. La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito saludó la presentación.

Se había prometido en la apertura de sesiones del Congreso, se había reclamado por las redes, en tiempo de pandemia. «Que sea ley», dijo el presidente Alberto Fernández al finalizar su mensaje de Twitter, anunciando el envío, hoy, de un proyecto de interrupción legal del embarazo y de un plan de cuidados para la persona gestante y sus hijes hasta los tres años de edad, el programa de los mil días.

Se espera que, en el tratamiento en comisiones, el proyecto anunciado por Fernández se fusione con el proyecto presentado el 28 de mayo por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, octava presentación consecutiva para despenalizar y legalizar el aborto, que cuenta con el apoyo de 70 diputades. La Campaña emitió un comunicado saludando la presentación del proyecto y recordando que la propuesta de mayo tiene todavía estado parlamentario. También, convocaron a movilizar mañana en todo el país: «Exigimos el reconocimiento del Estado de nuestro derecho al aborto y que sea en 2020. Lo haremos a través de una jornada de acción federal el miércoles 18 de noviembre, con alrededor de medio centenar de caravanas, pañuelazos, bicicleteadas e intervenciones en ciudades de todo el país». En nuestra ciudad, la concentración es en la plazoleta Ana María Acevedo a las 17:00.

«Cuidemos el respeto hacia quien piensa de una manera distinta a la propia. Las diferencias nos hacen una sociedad plural y enriquecen una democracia que tanto esfuerzo nos costó consolidar», dijo el presidente hacia el final de su anuncio, tratando de moderar los ánimos en lo que, se sabe, será un debate fuerte.

Todavía no se tienen precisiones de cuál es la letra de los textos que enviará el Ejecutivo al Congreso. Sobre el programa de los mil días, adelantó que se ofrecerá una asignación anual equivalente a una AUH y que se extenderá el pago de la Asignación Universal por Embarazo de seis a nueve mensualidades. También que se darán gratuitamente insumos esenciales para el embarazo y la primera infancia y que se elaborará un programa para la prevención de situaciones de violencia de género y sexual en personas embarazadas, niñes y adolescentes. En su alocución, Fernández puso en claro el compromiso del gobierno con el derecho al aborto de las personas gestantes:

Mi convicción, que siempre he expresado públicamente, es que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad. Pero también estoy convencido de que es responsabilidad del Estado cuidar la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo durante los primeros momentos de su desarrollo.

La criminalización del aborto de nada ha servido. Sólo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes.

La legalización salva vidas de mujeres y preserva sus capacidades reproductivas

La legalización del aborto permite además, como en ciudad de México o Uruguay, que disminuyan la cantidad de abortos y las muertes que ellos causan.

No implica una carga extra para el sistema de salud. Los procedimientos validados son en su mayoría ambulatorios, no quirúrgicos y farmacológicos.

El dilema que debemos superar es si los abortos se practican en la clandestinidad o en el sistema de salud argentino. Las mujeres más vulnerables y en situación de pobreza son las mayores víctimas de nuestro sistema legal.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí