La Multisectorial Humedales de Santa Fe y la Capital realizó un corte sobre Avenida Alem, en el marco de la jornada nacional de lucha que tuvo lugar este lunes, para denunciar la emergencia socioambiental de nuestros territorios.

Rostros sin rostros, que son todos los rostros. Pobladores de las costas y las ciudades, en asambleas sin líderes, convocades ante un crimen que aún no encuentra respuestas por parte de los Estados. Este lunes, en muchas ciudades del país, hubo manifestaciones para exigir acciones efectivas ante las políticas extractivistas y contaminantes. En Santa Fe, se realizó una intervención sobre la concurrida y vertiginosa Avenida Alem.

Compartimos imágenes de la jornada y el documento elaborado por la Multisectorial Humedales Santa Fe y La Capital:

«En lo que va del año hemos realizado diferentes acciones contra la lógica extractivista y contaminante que impera en el país. En nuestra provincia, con dicha lógica, vienen sucediendo quemas intencionales a la largo de toda la cuenca del Delta, que han arrasado con la flora y la fauna nativa y destruido ecosistemas que son indispensables para la vida.
Quienes formamos parte de esta Multisectorial, venimos unidos desde principios de agosto diciendo basta de quemas, ley de humedales, paren de fumigarnos.

#NoAlAcuerdoPorcinoConChina ni con nadie. Ni profundizar el modelo que propone el Consejo Agroindustrial Argentino, junto al gobierno de Alberto Fernández, de industrialización animal, transgénicos, agrotóxicos, pueblos fumigados, desigualdad y pobreza para pagar la fraudulenta deuda externa.

Ante la situación de colapso social, climático y ecológico, y de emergencias sanitaria, alimentaria y económica, llegó la hora de decir basta.

Basta de quemas: Castigo a los empresarios y terratenientes. Hacemos responsable al Estado por promover la expansión de la frontera agroganadera y la especulación inmobiliaria sobre nuestras islas y humedales. También repudiamos la construcción de un edificio por parte de la UNL al borde de la reserva ecológica, que la afectará negativamente. Ante esta situación exigimos no al cambio de uso de suelo, declarar los humedales como áreas naturales protegidas y la prohibición de emprendimientos privados y especulativos.

No al acuerdo porcino: Firman a espaldas del pueblo el acuerdo porcino con China para instalar megafactorías de cerdos contaminantes, caldos de cultivo para futuras pandemias y torturadoras de animales. China se vio obligada a eliminar alrededor de 300 millones de cerdos para contener la epidemia de peste africana porcina y eso explica porque pretenden instalar su producción en nuestro país.

Alertamos que el gobierno de Perotti, con aval de Cancillería Nacional, está a las puertas de firmar la instalación de megafactorías de cerdo en la provincia con la empresa de capitales chino-argentinos Feng Tian Food y empresas locales como el Frigorífico Lario, Recreo y otras.

Por eso rechazamos de plano a este tipo de emprendimientos y exigimos la participación ciudadana efectiva en la toma de decisiones para decir qué, cómo y para qué producir. Asimismo la transición a un modelo productivo sustentable, soberano basado en prácticas agroecológicas y el cuidado de los bienes comunes.

Paren de fumigarnos: El gobierno nacional de Alberto Fernández junto a las autoridades UNL/CONICET y BIOCERES aprobaron el trigo transgénico HB4 tolerante a la sequía y al glifosinato de amonio, hermano del cancerígeno Glifosato. Dicha medida es parte del plan de “reactivación agroindustrial 2020-2030” que implica la profundización de la concentración de tierras en pocas manos y millones de litros de venenos sobre los pueblos.

Exigimos a las conducciones estudiantiles y autoridades de las facultades de la UNL y de otras casas de estudio a repudiar este acuerdo y convocar abiertamente a organizarse en su contra.

Exigimos un modelo científico y tecnológico basado en las necesidades de las mayorías. Basta de fumigaciones y transgénicos. Otro modelo productivo es posible.

Tierra para vivir, no para el agronegocio y la especulación inmobiliaria: La situación de crisis económica y sanitaria puso en evidencia la concentración de la tierra y la necesidad de millones de familias de acceder a un pedazo de tierra para vivir. El gobierno nacional le regaló al agronegocio 1.000.000 de nuevas hectáreas para siembra pero, a la par, el gobierno de Axel Kicillof reprime violentamente a familias en Guernica.

Al mismo tiempo, el sistema judicial de Entre Ríos falló a favor del terrateniente y ex funcionario macrista Luis Miguel Etchevehere en el caso Santa Elena. Exigimos tierra para el quien la trabaja, no a la especulación inmobiliaria, políticas públicas de vivienda y creación de chacras mixtas, una reforma agraria integral que implicaría la nacionalización de la tierra, expropiación bajo control de trabajadores y trabajadores rurales, y colectivización de la agricultura, tierra, techo y trabajo.

Expresamos nuestra solidaridad con las familias reprimidas de Guernica y la toma Magaldi en Rosario. Basta de reprimir a los que luchan. Exigimos a los sindicatos, organizaciones de DDHH y conducciones estudiantiles que repudien la represión y convoquen a movilizar.

Decimos no a los estímulos millonarios para Vaca Muerta y luz verde al fracking.

Decimos no a la megaminería a cielo abierto, el agua vale más que el oro.

Decimos sí a un cambio en el modelo de producción de alimentos hacia uno justo, sano, soberano, agroecológico y sostenible.

Decimos sí a una transición urgente hacia energías renovables.

Decimos sí a una urgente ley de humedales y suspensión de los desmontes.

Decimos sí a la participación ciudadana efectiva en la toma de decisiones.

Decimos BASTA de saqueo, extractivista, de represión y contaminación».

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí