Estatales precarizados convocan a una nueva jornada de lucha

    Se manifestarán hoy frente al Ministerio de Educación y la Casa de Gobierno, por la «falta de novedades sobre el pase a planta y con la mayoría con salarios por debajo de la línea de pobreza».

    La Asamblea Interministerial de Trabajadoras y Trabajadores Estatales Precarizados de la Provincia de Santa Fe convoca hoy a una jornada de lucha, en coincidencia con la reunión de la mesa paritaria de la Administración Central.

    La actividad comenzará a las 10.30 horas frente al Ministerio de Educación, con una manifestación convocada las y los por docentes destitularizados a fin del año pasado. Luego, se trasladará a la Plaza 25 de Mayo, frente a Casa de Gobierno. Allí realizarán una conferencia de prensa y reclamarán «la urgente publicación de los listados del personal precarizado en condiciones de pasar a planta, el respeto y reconocimiento de la antigüedad de las y los precarizados, la reincorporación inmediata del personal cesanteado, el aumento urgente de salario y el pase a planta ya».

    Incertidumbre

    A través de un comunicado, la Asamblea contextualizó la protesta de hoy: «En un momento de aguda crisis económica y social, miles de trabajadores precarizados estatales de la provincia de Santa Fe siguen hundidos en la incertidumbre por no saber si tendrán continuidad laboral». Además, «cientos han sido despedidos por la no renovación de contratos y reemplazados por otros nuevos precarizados».

    A esto se le suma -prosigue la declaración- la no actualización de cientos de contratos y trabajadores en negro que cobran salarios que están por debajo de la línea de pobreza, e incluso por debajo de la línea de indigencia, como por ejemplo los trabajadores del programa de acompañantes de la Secretaría de Niñez. Estos trabajadores, responsables del cuidado de niños y niñas en los hogares de la provincia, reciben una remuneración de $ 130 por hora de trabajo, a través de un subsidio de la Lotería.

    «En muchos organismos se sigue comunicando la no renovación de contratos a personas que, incluso, han trabajado meses sin cobrar esperando la renovación y no se les asegura el cobro de los meses atrasados. En otros, se les asegura la renovación por tres meses y ‘después no sabemos’, es la respuesta de las autoridades», denuncian.

    La protesta de hoy tendrá lugar mientras se desarrolla la primera reunión de la paritaria 2021 entre el gobierno, ATE y UPCN. En la última reunión paritaria se firmó un acta que, entre otros puntos, incluyó el pase a planta de los trabajadores que fueron contratados «hasta diciembre de 2018 «, siempre y cuando «sigan cumpliendo funciones».

    Sin embargo, «en el acta no se aclara metodología y fecha de efectivización del acuerdo», advierte la Asamblea. «Tampoco hay acceso a los listados de los trabajadores incluidos y, menos aún, se habla de la reincorporación de los despedidos», agrega.

    El reclamo sostenido por la Asamblea se extiende a todos los estatales. «Los trabajadores de planta han sufrido una gran caída de sus salarios durante el último año», señalan. En ese sentido, consignan que «las categorías más bajas tienen ingresos muy por debajo del valor de la canasta familiar, encontrándose muchos de ellos y ellas por debajo de la línea de pobreza, que el INDEC ha estipulado en $54.000 para una familia de cuatro integrantes».

    Covid 19

    Las y los trabajadores precarizados también denunciaron que el Estado provincial no les ha garantizado «los medios necesarios» para prevenir los contagios de Covid 19 en el ámbito laboral. La situación -indicaron- se extiende a toda la planta de agentes públicos.

    «No se brindan elementos de protección o son escasos, en muchos lugares no se cumple con la cantidad de personas permitidas por metro cuadrado ni con las distancias entre personas, ni la limpieza y sanitización correspondientes», reclamaron «En algunas reparticiones en las que los trabajadores precarizados cobran por hora, no se les garantiza su salario en el caso que deban aislarse», cuestionaron.

    Preocupa especialmente la situación de enfermeras y enfermeros con «contratos Covid». Desde la Asamblea describieron la modalidad como «ultraprecaria»: «son contratos basura mediante los cuales el Estado toma trabajadores para exponerlos en primera línea de contagio». «No se les garantiza la continuidad laboral ni los derechos básicos de un trabajador estatal, y con atrasos de meses en los cobros de un salario de miseria», puntualizaron.

    Dejar respuesta

    Por favor, ¡ingresa tu comentario!
    Por favor, ingresa tu nombre aquí