Siprus: «A pesar de la lucha que dimos, el gobierno provincial logró hacer pasar el ajuste»

El gremio que agrupa a las y los profesionales de la salud emitió un duro comunicado con su balance 2020. Denuncian inversión insuficiente, suspensión de la paritaria y vacantes que no fueron cubiertas para sostener el sistema de salud. «Las estadísticas sanitarias demuestran el fracaso de la política sanitaria en varias áreas», señalan.

El Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus) emitió este lunes un fuerte comunicado en el cual hace un balance de la situación que debió atravesar el sector de la salud durante 2020 y la relación con el gobierno provincial comandado por Omar Perotti.

«A pesar de la lucha que dimos durante el 2020, el gobierno provincial logró hacer pasar el ajuste en Santa Fe», comienza diciendo el texto. «El superávit en las cuentas públicas actuales se hizo a costa del aumento por debajo de la inflación del salario de los empleados estatales (además del achicamiento de la obra pública y el gasto social). En medio de una profunda crisis económica, social y sanitaria, el estado provincial lejos de asistir a los sectores más castigados se dedicó a guardar la plata en un plazo fijo. Mucho menos modificó los esquemas tributarios de manera tal que al costo de la crisis lo paguen los sectores que más se enriquecieron en todos estos años».

Respecto del accionar específico del Ministerio de Salud provincial, señalan que «quedó a cargo de sectores vinculados al negocio de la salud privada (como se expresó en medidas que se tomaron: tercerización de camas, de servicios de ambulancias y de laboratorio, de convenios de complementación, etc). Una gestión que además de profundizar los problemas que ya se arrastraban, le agregó el desconocimiento del sistema de salud público (sumado a la desidia). De los recursos volcados a fortalecer el sistema, muchos fueron por inversión del estado nacional (hospitales modulares, respiradores, EPP, drogas, fondos Covid). Claramente la inversión total fue insuficiente y el Ministerio de Economía provincial logró imponer la restricción del gasto, que se expresó en la suspensión por 6 meses de las paritarias, en la continuidad del atraso en los pagos de los salarios y adicionales, en el no cumplimiento de leyes aprobadas, y sobre todo en que no se cubrieron todas las vacantes producidas por distintos motivos. Esto generó dificultades para sostener la atención en lugares críticos y en la actualidad tiene en crisis a distintos sectores del sistema de salud (APS, muchos Samcos del interior, por dar algunos ejemplos). Las estadísticas sanitarias demuestran el fracaso de la política sanitaria en varias áreas«.

Ante esta situación que denuncian, desde Siprus hacen un recuento de las diversas acciones que el sindicato tomó durante el año pasado: «El 2 de enero de 2020 SiPrUS salió a la calle denunciando el atraso en el pago de los salarios. Fue el comienzo de un año en el que realizamos cantidades de acciones y medidas cuyo objetivo fue no solamente tratar de dignificar nuestras condiciones de trabajo, sino evitar que el ajuste presupuestario avance en el deterioro del sistema de salud y por ende en las condiciones de atención. La pandemia puso en primera plana a un colectivo muchas veces invisibilizado. Como nunca, hubo un amplio consenso social en sostener que en la peor crisis sanitaria de los últimos 100 años era necesario fortalecer a la salud como derecho y por ende a los trabajadores que la sostienen. Convencidos de eso tratamos, a veces en unidad con otros gremios y otras en solitario, de generar las condiciones para que esto ocurriera. Cargando con el dolor que nos provocó el fallecimiento de muchxs compañerxs sosteniendo la pelea contra la pandemia.

Del otro lado nos encontramos con un gobierno de la indiferencia que ni siquiera nos convocó para pensar en las estrategias para enfrentar el Covid19. Cuya única respuesta fue tratar de frenarnos, sin éxito, con medidas represivas como conciliaciones obligatorias y descuentos».

Desde Siprus remarcan que estas situaciones continúan durante este año: «El final del 2020 y el comienzo del 2021 nos encontró en la misma postura que antes de la pandemia. Este último mes de paros de 48 y 72 horas semanales tuvo un impacto muy fuerte. Tanto de acatamiento como de exposición mediática. Con el cierre de las paritarias del resto de los estatales y de la firma de AMRA, el gobierno nos impuso un acuerdo que deja al 70% de los profesionales con aumentos por debajo de la inflación, con salarios con cifras en negro.

Lo que si tenemos en claro es que lo que se consiguió (muy alejado de lo que era justo) fue producto de nuestra lucha. El pago en estos últimos días de algunas deudas salariales, la habilitación en el presupuesto 2021 para la creación de cargos para el pase a planta y la licencia extraordinaria no estaban ni siquiera en carpeta de este gobierno. Por eso valoramos a cada compañerx que participó de distintas maneras, desde votar hasta sostener las medidas y movilizaciones. La pelea lejos está de haber finalizado, porque en la semana del 8 de febrero están convocadas nuevamente las paritarias de la ley 9282. En ese espacio vamos a llevar nuestras pretensiones para el 2021, pero también la exigencia de recuperar lo que perdimos el año pasado. Y por lo demostrado por el gobierno de Perotti, vamos a tener que profundizar el camino que venimos transitando».

Representación

«Gracias a la defensa sin concesiones de los derechos de lxs trabajadorxs, SiPrUS es hoy mayoritario dentro de la ley 9282. Mayoritario y más representativo. Reconocidos y respetados por el conjunto de lxs trabajadorxs de la salud. Con participación en múltiples actividades junto a otrxs gremios del sector y de otras ramas», señalan en el texto.

«Decenas de compañerxs se sumaron estos meses. Desde nuestra fundación somos legalmente parte de la paritaria. Hace años que nos vienen poniendo trabas para que pasemos de la Inscripción Gremial que tenemos actualmente, a la Personería. Esta es una decisión que está en manos del Ministerio de Trabajo nacional, que usa esta herramienta como forma de disciplinamiento (estamos en la justicia litigando para garantizar este derecho por ser el gremio principal). Fortalecer este sindicato es una condición necesaria para tener salarios y condiciones dignas de trabajo».

Denuncia

Finalmente, desde Siprus se refieren a un «intento de amedrentamiento» por parte del Ministerio de Trabajo de la provincia. «Esta última semana fuimos convocados a una audiencia por el Ministerio de Trabajo provincial para el día 22 de febrero. Argumentando la violación de una instancia de conciliación obligatoria pretenden imponer sanciones a los que venimos desnudando las políticas públicas provinciales. El expediente comenzó bajo la gestión del exministro Sukerman y continúa con el actual ministro Pusineri. Pretenden acallar nuestras denuncias por la mala distribución de la vacunas, por los negocios en la salud, por los problemas de lxs santafecinxs para acceder a una salud de calidad y por nuestra condiciones de trabajo. Hemos comenzado una campaña de denuncia de esta situación. En los distintos ámbitos institucionales (legislativo, judicial, gremial y periodístico). El 22 de febrero vamos a dejar en claro que no se puede tapar la realidad con este tipo de maniobras».

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí