Hable con estilo

Por Federico Coutaz Estimado/a lector/a. Por única vez, he decidido no malgastar este espacio. Luego de escuchar con atención los discursos más cautivantes, hoy le...

Plazas

La primera que recuerdo es la del Soldado, un arenero donde con amigos ocasionales practicábamos tomas de judo y peleas de Titanes en el...

Pequeña historia del mimbre

Llegué tarde a la escuela esa mañana fría. Llegamos, en realidad, con un compañero de 4to grado, yo me había quedado a dormir en...

Aguara guazú

Tenía muchas ganas de correr, con todas mis fuerzas, de clavar los dedos en la tierra, tenía hambre y sed, pero como siempre no,...

La rebelión de los veganos

Ése fue uno de los títulos, la prensa amarilla se hizo un festín, muchos, de una forma u otra, tomaron a la broma algo...

Malabar

No sé, fue como un cortocircuito y empecé a manotear el aire y a escuchar las clavas pegando en el asfalto, la última me...

Pequeña historia del mimbre II

La Todo Flower dijo un pibe de séptimo en el patio y bastante después entendí mejor esa deformación ponzoñosa o inocente de la consigna...

X tal que X

Venías sentada en la C, era una tarde de noviembre. Subieron dos o tres gitanas con un montón de chicos de distintas edades. Solamente...

Jóvenes desnudos bajo el arco iris de fuego

(me cago) en las ingles sin axilas de Dios-inventamuertos en el suave & múltiple rumor que hacen 2 lágrimas en el mar: en sus desiertos &...

Mataguachos

La bolita de paraíso rasgó su cáscara verde en el impacto, en el suelo se la ve, rota. Desde adentro le brota esa carne...