Tazas chinas

Cinco tacitas chinas cayeron al piso y se rompieron en pedazos, cuando las barrieron quedó una montaña de polvo blanco, escombros diminutos y flores...

El rompemotos

Anoche la luna parecía una sonrisa brillante en medio de la noche, sola. Hoy es como una angustia fuera de foco, una ausencia que...

Silbidos

Resonancia magnética, por Santiago Venturini No sé silbar. Más de una vez seguí los consejos técnicos –posición de la boca, manejo del aire, ayuda de los...

Graffiti

Mi hermana empezó con el número 13 y así siguió con todas las supersticiones que pudo aprender o inventar. Yo creo que nunca fui...

Extrañamiento

Todos los años releo el mismo texto de Víctor Shklovski, uno de los formalistas rusos. Es un clásico, de 1917. Tengo que darlo en...

Composición: mi ciudad

En esta ciudad se cuenta, por ejemplo, que el loco Martoccia, y cuando digo loco, como se le dice, yo digo más bien poeta,...

Huayra

  La conectar igualdad se desvanecía tecla a tecla y programa a programa, como tantos recuerdos de otro tiempo. Pero algo en ella permanecía inalterable,...

Fuga y masacre en Trelew: «Vamos, que nos vamos» (I)

A mi querida hermana Graciela En la mañana del 23 me despertó el ruido de la radio y unos sonidos como ahogados que provenían de...

El origen de las cosas

Me gusta saber de dónde vienen los objetos. Miro el lugar de impresión de los libros: a veces figuran ciudades desconocidas. Miro el lugar...

Que sea la última vez

Otro yo mismo, por Mari Hechim Doña Irene y don Pepe vivían en una casa de enfrente y tenían una pequeña panadería. La calle en la que...