Soportan el tránsito del centro y la furia de los conductores. Bajo el sol salvaje del verano o la lluvia hiriente del invierno, la Brigada de Tránsito Femenina de Santa Fe cumple hoy sus primeros 48 años de labor.

Su denominación arranca una sonrisa de cualquier persona que no sea de la ciudad: las Naranjitas, se les dice, por el color de su vestimenta. Durante un buen período de tiempo el uniforme varió a un rojo furioso y, durante 15 años, algunos les llamaron Frutillitas. Lo cierto es que la Brigada de Tránsito Femenina se creó el 3 de diciembre de 1970, siendo la primera en el país y la segunda a nivel mundial, después de España.

Las Naranjitas trabajan en la pista del Parque Garay, donde se saca el carnet de conducir, en el corralón de vehículos retenidos, en Educación Vial y en esas esquinas donde siempre se las ve, cerca de la plaza del Soldado y en el microcentro. Allí reciben toda la locura diaria de los conductores en los horarios pico, con la responsabilidad de regular el flujo de vehículos y prevenir accidentes.

“Créase la Brigada de Tránsito Femenina, cuyo objetivo principal será la conducción, dirección y asesoramiento de todo lo atinente al tránsito en la ciudad; emergiendo de esta función las innumerables actividades que hacen al quehacer y al movimiento diario de la ciudad de quien de tal modo representa directamente a la Municipalidad”, reza el texto que les dio nacimiento. Actualmente, el equipo de Naranjitas ronda las 40 mujeres, de todas las edades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here