Palazzo, googleá Marilina Bertoldi

El Cosquín Rock es un mar de bolas, como siempre, y según su creador no hay mujeres que estén a la altura de ¿Pier? 

Ayer José Palazzo dio una entrevista al diario Los Andes donde remarcó que la edición 2019 del Cosquín Rock -que tuvo lugar este fin de semana- sería “más variada”, aunque se refería a que meterían en el line up algo de rap, electrónica y algún cruce más de género, no a mujeres sobre el escenario.

Pero la pregunta sobre su opinión respecto de una posible ley de cupos para los festivales, llegó unos párrafos más abajo y la respuesta estaba cantada: “Lo que planteo es que si yo tuviera que poner el 30%, tal vez no lo podría llenar con artistas talentosas y tendría que llenarlo por cumplir ese cupo. Esas artistas no estarían a la altura del festival y tendría que dejar afuera otro tipo de talentos. Lo único que considero es que la ley tiene que reforzar que la mujer tenga más posibilidades, porque el rock nuestro es muy joven todavía y desgraciadamente la mujer ha tenido un papel distinto. Hoy lo van ganando de a poco, hemos encontrado cosas interesantes y hay varias bandas que van a estar tocando: Led Ladies, Alapar, Marcia Blues, Deborah Dixon, Lorena Gómez”.

Los machirulos, en todos los ámbitos en que se plantea la necesidad de sancionar normativas para facilitar la llegada de mujeres a espacios históricamente negados, saltan con la excusa de la “idoneidad”, del “talento”. Se escudan en un purismo que no resiste el mínimo análisis: como si el diputado Olmedo o en su momento Miguel Del Sel -por nombrar solo dos-, fueran grandes idóneos que llegaron al poder por su incansable trabajo y sus conocimientos de la cosa pública.

Lo que dice Palazzo es lo mismo pero aún peor: está convencido de que si tuviera que completar la grilla con el 30% de mujeres, no encontraría un 30% con el talento como para compartir escenario con bandas de varones de dudosa -muy dudosa- calidad.

A fines del año pasado, la senadora Anabel Fernández Sagasti presentó el proyecto de Ley de Cupo Femenino en recitales, el cual surgió como una propuesta del colectivo de músicas “Por más mujeres músicas en los escenarios” luego de haber analizado las grillas de los festivales de música del país y confirmar que la participación de mujeres es mínima: sólo hay un 13% de representación femenina en recitales.

La ley busca establecer un mínimo de 30% de artistas solistas femeninas y/o agrupaciones musicales mixtas, en todos los espectáculos en vivo. La grilla del Cosquín Rock apenas rasca el 19% de presencia femenina: de los 116 números programados, sólo en 23 hay mujeres. En lavoz.com.ar hicieron este relevamiento:

-Las Pelotas: Gabriela Martínez (bajo)

-Eli & Fur: Eliza Noble y Jennifer Skillman (dee jays y productoras)

-Tink: Tink (voz)

-Coya: Val (teclados)

-Ciro y Los Persas: Andrea Báez (coreuta)

-Jimmy Rip & The Trip: Luli Bass (bajo) y Silvana Colagiovanni (batería)

-Alapar: María Laura Piatti (voz)

-Marcia Blues: Marcia (voz)

-Eruca Sativa: Brenda Martin (bajo) y Lula Bertoldi (voz y guitarra)

-El Plan de la Mariposa: Camila Andersen (voz)

-Literal: Tienen una coreuta que sólo sale en las fotos. Su nombre no está en ningún sitio de la banda.

-Dakillah: Dakillah (voz)

-Victoria Bernardi: Victoria Bernardi (voz)

-Led Ladies: Leticia Lee (voz), Silvana Colagiovanni (batería), Luciana Torfano (guitarra) y Ariana Falcó (bajo).

-Cirse: Luciana Segovia (voz)

-Deborah Dixon & Patán Vidal, Walking Blues: Deborah Dixon (voz)

-Ettiene Nadine & Toyo, con Iván Singh Band: Ettiene Nadine (voz)

-Lorena Gómez & The Mojo Boogie’s: Lorena Gómez (voz)

-Ale Rojas Monticelli & The Soul Hunters: Alejandra Rojas Monticelli (voz)

-Caníbal Army: Mary Guillén (guitarra)

-Vorsoto: Karina Soria (coros, teclados)

-Louta: Priscilla Rocca (danza)

-Miss Bolivia (voz)

Rock and roll, nena

Siempre hubo mujeres haciendo rock en Argentina, algunas lograron cierto renombre, como María Gabriela Epumer, María Rosa Yorio, Celeste Carballo, Fabiana Cantilo, Claudia Puyó, Silvina Garré e Hilda Lizarazu, por nombrar solo algunas, pero muchas otras quedaron en el camino y no por falta de talento precisamente.

Hay toda una cultura educando a las niñas a ser suaves y modositas, a reprimir sus deseos si no encajan con la norma y el rock jamás fue visto -y a partir de esto construido- como un ámbito y un género para mujeres: el rock es noche, es gira, es droga, alcohol, oscuridad. Bueno no, eso no es el rock, eso son “los rockeros”. Ahora llegó el momento de que las rockeras marquen el camino del nuevo rock, ese con menos olor a bola y más aire fresco, con nuevos sonidos, nuevas temáticas.

Quizás la forma en la que la música circula hoy, por plataformas y circuitos que no necesitan de grandes intermediarios -lo cual también las obliga a la siempre sacrificada autogestión-, hace que tengamos disponibles a cientos de pibas para escuchar. Pero también, y sin dudas, este fenómeno, de músicas apareciendo por todos lados, se inscribe en la revolución de las estructuras, sentidos y sonidos que las mujeres están llevando a cabo en el país, y el mundo.

Hay talento para llenar el 30% y más. Y si no lo hubiera, no importa, también tenemos el derecho a no ser tan buenas. Mientras más mujeres haya cantando, tocando la guitarra, acariciando una batería, más posibilidades hay de que niñas y adolescentes puedan tener esas referencias en sus horizontes y animarse. Lo dijo clarito Marilina Bertoldi, la primera mujer en 30 años en ganar el premio a mejor disco del año del suplemento NO de Página/12: “Entonces, como nunca lo vi, nunca pensé que lo podría hacer. Si a mí, a los 13 años, me hubieses llevado a ver a María Gabriela Epumer, o me hubieses dado un disco suyo, me hubieses ahorrado muchos conflictos, dudas conmigo misma, me hubiese generado un clic hermoso. Un clic que cada hombre, en este y todos los países del mundo, hace al ver algo que es de lo más natural para ellos: un hombre en un escenario”.

La única forma de que haya más mujeres en el rock, es que a las que estén les den el lugar que les corresponde: el escenario.

¿Querés mujeres que hagan rock? Tomá: Rosario Bléfari, Paula Maffía, Barbi Recanati, Anhedonia, Piba, Olympia, Eruca Sativa, Marilina Bertoldi, Flopa, Lu Martínez, Las Ligas Menores, Sugar Tampaxxx, Jazmín Esquivel, Los Rusos Hijos de Puta, Marina Fages, Brishit Bardo, Las Piñas, Andrea Álvarez, Sol Bassa, Las Ex, Riel y muchas, muchas más.

5 Comentarios

  1. Buenísima nota. Vamos por más. No soy música, soy mujer, lucho a la par de cualquiera que exija visibilizar talentos, inteligencias, deseos, preferencias, pasión por lo que hacen, ya sea artística o políticamente o profesionalmente o como se les cante… y más aún si no son hombres… por el simple hecho que no les es fácil la lucha, porque no tienen las mismas posibilidades ni ahí! Amo la música y prefiero el rock&roll, y admiro profundamente a las mujeres del rock por los Ovarios de estar en un ámbito repleto de bolas. Vamos por más! !!

  2. Notón, notón! Gracias! Leer los comentarios de la nota en Fb dan unas ganas de llorar terribles. Pero también dan ganas de salir con los tapones de punta… y esta nota es un planchazo a la canilla del machiruleo reinante en tantas tantísimas esferas de lo público. Abrazo inmenso Ileana, placer leerte.

  3. Aja. Si no es por cupo, no llegan.
    Se llega con talento. Si decir esto me hace “machirulo” soy todo lo machirulo que quieran.
    No las veo pedir cupos para correr atras de camiones de basura o trabajar en cementerios.
    Hembrorulas.
    Al lugar se lo tienen que ganar. Pedorras.

    • sep, alto machirulo, alto infradotado, lo del camion de basura es tipico comentario de salame con el orto arenoso, y lo de pedorra deja en claro que no sos mas que un fracasado con celos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here