La vigilia de puente Pueyrredón congrega todos los años a miles de militantes de todo el país. Contra la muda violencia de la supervalla que el gobierno impuso, hombres y mujeres de las organizaciones respondieron con música, baile, comida, alegría y cariño, en recuerdo de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, los dos luchadores asesinados el 26 de junio de 2002. Victoria Campana estuvo allí para retratar las emociones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here