«La lucha por la paridad es una lucha por más democracia»

La diputada provincial Gisel Mahmud hizo referencia al proyecto de ley de paridad recientemente presentado en la Legislatura: «Mientras no haya Ley de paridad, Santa Fe seguirá teniendo una deuda con las mujeres».

Con la firma y el aval de la mayor parte de las diputadas santafesinas que integran la Cámara de Diputados de Santa Fe y los bloques de Ciudad Futura, Juntos para el Cambio y Somos Vida, el Frente Progresista presentó un nuevo proyecto de Ley de Paridad en la Legislatura provincial. El proyecto plantea un piso de participación equitativa de hombres y mujeres en cargos públicos, al interior de los partidos políticos y en empresas estatales. Incorpora también la paridad para los cargos de gobernador y vice, las asociaciones, consejos y colegios profesionales.

Al respecto, la diputada socialista Gisel Mahmud sostuvo “Lo que estamos planteando es la necesidad de que esto no dependa de si existe o no voluntad política de los decisores, que en la mayoría de las organizaciones políticas son dirigentes varones, sino que sea un derecho garantizado y sostenido en el tiempo. Para ello, precisamos una ley que los partidos deban cumplir y respetar”. Y agregó en el mismo sentido “Hoy la Cámara de Diputados de la provincia cuenta con una representación casi paritaria, pero esto fue el resultado de la voluntad política de algunos partidos políticos expresada en el cierre de listas de las últimas elecciones provinciales”. No dejó de hacer nota que no sucede lo mismo en senadores, “donde de los 19 cargos solo uno está ocupada por una mujer”.

Sin ley, no hay paridad de género

El nuevo proyecto de ley establece que la conformación de las listas de personas precandidatas y las alianzas electorales que presenten los partidos políticos para elecciones provinciales, municipales, comunales y de convencionales constituyentes de la provincia de Santa Fe deberá contener un 50% de cada género, ubicando de manera intercalada y consecutiva a mujeres y varones desde la primera candidatura hasta la última. El proyecto incorpora también la de paridad en las fórmulas de candidaturas para gobernador/a y vicegobernador/a, donde deberá respetarse un candidato varón y una mujer, en orden indistinto.

A su vez, el proyecto extiende la paridad de género en los ámbitos de participación política partidaria, los cargos políticos en ministerios y secretarías de Estado del Poder Ejecutivo, entidades autárquicas, organismos descentralizados, empresas del estado provincial, sociedades del estado provincial, sociedades anónimas con participación estatal provincial mayoritaria, sociedades de economía mixta, en todo otro ente público provincial, cualquiera fuere su forma u origen, y en los consejos, asociaciones y colegios profesionales.

Ley de paridad: ¿la tercera es la vencida?

“Entendemos que la lucha por la paridad es una lucha por más democracia. Si la democracia se fundamenta en la convicción de que todas las personas son igualmente dignas de consideración y respeto y tienen el derecho a intervenir en pie de igualdad en la decisión de los asuntos comunes, entonces sin igualdad de derechos políticos no hay democracia” finalizó Mahmud.

 

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí