La ciudad de San Cristóbal no adhirió al duelo nacional por la muerte de Menem

Como hiciera Río Tercero, la Municipalidad de San Cristóbal resolvió no adherir al duelo por el fallecimiento de Carlos Menem. «La privatización del Belgrano fue un golpe al corazón del proyecto de ciudad que habíamos construido durante 100 años de esfuerzo», dice la resolución.

Con información de El Departamental.

Con la firma de su intendente Horacio Rigo, la Municipalidad de San Cristóbal emitió una resolución para no adherir a los tres días de duelo nacional impuestos por la muerte del ex presidente Carlos Saúl Menem. El gesto es equivalente al de la localidad cordobesa de Río Tercero y se explica en la privatización y desguace de los ferrocarriles argentinos, específicamente del ramal Belgrano. Como Laguna Paiva, San Cristóbal era uno de los polos ferroviarios de la provincia. «Por respeto al dolor de familiares y amigos del ex presidente y a la institucionalidad, guardamos silencio durante estos días. Por respeto a los sancristobalenses que lo perdieron todo, que dieron hasta su vida, y que trabajaron durante todos estos años para superar los efectos que generó su gobierno en cada uno de nuestros hogares, decidimos NO ADHERIR al Duelo decretado por el Presidente Alberto Fernández», dice la resolución.

«Muchas veces se habla de las privatizaciones solo como decisiones políticas alejadas, papeles que impactaron en un cuadro de indicadores económicos; pero para nosotros fueron muchísimo más que eso. En San Cristóbal la privatización – y desguace – del Ferrocarril General Belgrano, se traduce en recuerdos concretos y dolorosos; en caras, nombres, historias, en hombres y mujeres que después de años se quedaron sin el trabajo para llevar el pan a su casa, en chicos y chicas que de pronto vieron como el horizonte de su futuro se estrechaba hasta casi desaparecer, en familias arrojadas a la marginalidad, en comercios que dejaron de vender, en niños pidiendo ayuda para poder alimentarse, en el dolor de cerrar emprendimientos que habían iniciado nuestros abuelos.

En San Cristóbal la privatización del Belgrano fue un golpe al corazón del proyecto de ciudad que habíamos construido durante 100 años de esfuerzo y de un día para el otro decidió abortarse desde un oscuro escritorio de Buenos Aires, bajo el perverso lema ‘Ramal que para ramal que cierra'», reza en en otro tramo.

La resolución recuerda también que el 31 de Julio de 1994 cerraron definitivamente las puertas del Ferrocarril Belgrano en San Cristóbal. La histórica frase «Ramal que para, ramal que cierra», fue dicha en noviembre de 1989 en Laguna Paiva, cuando Menem aprovechó la ocasión tanto para fortalecer sus anuncios de privatización como para amedrentar a la resistencia sindical.

La red ferroviaria argentina llegó a ser la más extensa de América Latina y el país era pionero en la fabricación de material de transporte y en las reparaciones; Laguna Paiva y San Cristóbal era no sólo estaciones importantes sino sede de talleres ferroviarios. En los 50 la red ferroviaria había alcanzado casi los 50.000 kilómetros, en los 90 se había reducido a 44.000 y luego de la privatización a cerca 8.000. Actualmente tiene cerca de 19.000.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí