Todas las semanas, venta de productos sin agrotóxicos en la CTA

Foto: Desvío a la Raíz - Agricultura Ancestral.

La organización Desvío a la Raíz – Agricultura Ancestral vende semanalmente sus productos en el local de la CTA de los Trabajadores.

Hace 13 años, 30 familias campesinas de Desvío Arijón decidieron organizarse para labrar la tierra respetando el legado de sus abuelos campesinos. Es decir: producir comunitariamente y sin agrotóxicos. Así se conformó Desvío a la Raíz – Agricultura Ancestral. Semanalmente, en el local de la CTA (Junín 2420), venden al público semillas, hortalizas, frutas, huevos, miel y leche. También ofrecen un espacio para la “farmacia campesina”, basada en la medicina ancestral. La feria se realiza los miércoles o jueves (según la cosecha), en horas de la tarde. Cada semana, informan a través de su página en Facebook https://www.facebook.com/desvio.alaraiz.5 acerca de los productos disponibles.

“Planteamos un modelo productivo que respete la vida, los derechos y la salud de las familias trabajadoras rurales. Somos parte de los pueblos y ciudades fumigadas, con muchos problemas de salud en cada familia. Organizarnos como familias agricultoras era un objetivo urgente, rebrotar lo que implica la palabra campo, que no es sólo hablar de producción, sino de cultura, de identidad, de memoria. Es la posibilidad de rebrotar social y colectivamente ese campo que nos permita cosechar soberanía” se presenta Jeremías Chauque, agricultor e integrante de Desvío a la Raíz – Agricultura Ancestral.

“Nos propusimos trabajar desde la ancestralidad. En la memoria de nuestros abuelos encontramos historias con un poder germinativo fundamental. Cuando hablamos de agricultura hablamos un idioma universal; hablamos de ancestralidad porque nos permite regresar, y marcar hacia dónde pretendemos ir”, explica.

“Comprendemos el ataque permanente a la vida, las variedades que se imponen sin olor ni gusto a frutilla, las semillas transgénicas, cómo van desapareciendo a la par variedades nativas de frutillas, abuelos, sabios, campesinos, montes con historia”, describe. Desde la organización abastecen a 150 familias de la ciudad de Santa Fe.

“Una vez por semana venimos al local de CTA de los Trabajadores. Hemos encontrado en CTA un apoyo importante donde traer esta propuesta desde el campo y trabajarla en la ciudad; y a partir de ahí, también fortalecer este trabajo colectivo desde diferentes espacios y organizaciones” cometa por último Chauque. “Un poco también hacer de la ciudad un surco más para trabajar”, finaliza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here