Julio fue el mes más caluroso de nuestra era

Deforestación en Salta. Foto: La Gaceta de Salta.

El calentamiento global ya llegó. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos registró que el julio que pasó fue el mes más caluroso en el planeta desde que hay registros, con un alza de 0,95°C sobre el promedio. El 2019 estará entre los cuatro años más calurosos de la historia.

La ONU estima que en 2030 el cambio climático habrá llegado a su escenario catastrófico, cuando la temperatura promedio haya variado en 1,5°C hacia arriba. Pues bien, en julio de 2019 la temperatura global estuvo 0,95°C arriba de su promedio del siglo XX. Desde 1980 a la fecha el calor está subiendo aproximadamente 0,3°C por década, pero el ritmo se acelera. En orden, los años más calurosos desde que hay registros (1880) fueron 2016, 2017, 2015, 2018, 1998, 2010, 2014, 2012, 2009, 2005. Se espera que 2019 esté dentro de los primeros cuatro puestos, ya se puede adelantar que será el más caluroso o que quedará en el segundo puesto.

Los datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) son taxativos. El alza de 0,95°C en julio sobrepasó el récord anterior de julio de 2016 por 0,03°C. Nueve de los diez meses de julio más calurosos ocurrieron desde 2005. Julio pasado fue el cuadringentésimo decimo quinto mes consecutivo con temperaturas por encima del promedio del siglo XX. Más directo: van 415 meses seguidos con la temperatura en ascenso.

La NOAA expresa con sencillez qué pasó en julio pasado en planeta: «Fue el mes más caluroso desde que hay registro en el planeta». Considerando el período que va de enero a julio, en 2019 se viene registrando un promedio de temperatura que está 0,95°C por arriba del promedio del siglo XX. Es el segundo año más caluroso, en la comparación de ese período, empatando con el 2017 y quedando por debajo de 2016. NOAA provee gráficos para visualizar lo que viene pasando.

En azul, temperaturas por abajo del promedio del siglo XX, en rojo las que están por arriba. Cuando lleguemos a 1,5°C, ya fue. Los datos corresponden a los meses de julio.
El mismo gráfico, pero comparando el período enero-julio.

Las temperaturas récord se registraron en el norte de América, el sur de Asia y la mitad sur de África, el norte del océano Índico, el Atlántico y el oeste y norte del Pacífico.

Durante la ola de calor que vivió Europa, se registró el récord de temperatura en París: 42,6°C el 25 de julio, sobrepasando el récord de 40,4°C del 28 de julio de 1947. Según la Organización Meteorológica Mundial, Bélgica, Alemania, Luxemburgo y Holanda alcanzaron nuevos récords de calor. En Alemania, el 25 de julio se llegó a 42,6°C, superando los 40,3°C del 5 de julio de 2015. En Holanda se llegó a 40,7°C también el 25 de julio, superando los 38,8°C del 23 de agosto de 1944. Es la primera vez que se superan los 40.0°C en Holanda.

Para la ONU, el día después de mañana ya llegó

En Noruega se registraron 35,6°C, empatando el máximo registrado en 1970. En la localidad noruega de Saltdal se llegó a 34,6°C. La marca es relevante porque es la más alta alcanzada en Noruega para un lugar que está al norte del Círculo Polar Ártico. Lo mismo sucedió en Markusvinsa, Suecia, que llegó a 34,8°C estando al norte del Círculo Polar Ártico.

Gran Bretaña también marcó su récord de temperatura, cuando la estación meteorológica del Jardín Botánico de Cambridge llegó a 38,7°C el 25 de julio.

Santafesinos… Summer is coming.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here