Chialvo: “Le pedimos al Arzobispado garantías de que la documentación sobre abusos llegue a la Justicia penal”

Así lo expresó la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia de Santa Fe, tras la reunión que mantuvo ayer con el arzobispo de Rosario, Eduardo Martín.

A principios de julio se dio a conocer la creación, al interior de los Arzobispados de Santa Fe y de Rosario, de un sistema de recepción de informes y denuncias de casos de abusos cometidos dentro de la Iglesia católica. Esto motivó la denuncia penal de Carlos Ensinck, bajo la figura de “usurpación de funciones del Estado” en relación al rol del Poder Judicial, causa que actualmente se tramita en el Ministerio Público de la Acusación y que está a cargo de la fiscal Jorgelina Moser Ferro.

Desde la Red de Sobrevivientes recordaron que de acuerdo al Código de Derecho Canónico, todas las investigaciones referidas a abusos que hace la propia iglesia «deben guardarse en el archivo secreto de la curia», excepto que sean requeridas por la Justicia. Es decir, funciona al revés: no se denuncia primero sino que se oculta, antes que nada. Por este motivo, la creación del nuevo sistema motivó el repudio de una sociedad en la que todavía pesan los años de impunidad de Edgardo Storni.

En la tarde de ayer se conoció que Patricia Chialvo, la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia mantuvo una reunión con el arzobispo de Rosario, Eduardo Martín, para tratar específicamente este tema. “En el marco del derecho canónico y por orden del Vaticano, el arzobispado de Santa Fe y el de Rosario, crearon sendas comisiones internas que recibirán informes y denuncias por casos de abuso sexual y de maltrato infantil que involucren a funcionarios eclesiásticos. Este trabajo será abordado por un equipo interdisciplinario designado por las autoridades de dicha institución. El objetivo es por un lado, llevar adelante una investigación de los hechos que permita las sanciones correspondientes, y por otro lado, instar y acompañar a las víctimas a realizar las denuncias en una instancia civil”, indicó la funcionaria en su cuenta de Twitter.

Más tarde, en diálogo con Pausa, Chialvo comentó el contenido de la reunión entre la secretaría provincial y el arzobispado. Ante la creación de la mencionada comisión «nos preocupamos como cualquiera que manifiesta públicamente que va a intervenir en estos temas. Pedimos una audiencia y fue otorgada para este viernes por el arzobispo de Rosario”, contó la funcionaria. Sobre el contenido de su mensaje en Twitter, aclaró que se trató de «un error de tipeo» y que «no se trata de una comisión de investigación».

“Nos comentaron que no se trata de una comisión de investigación, sino que a partir de 2018 y de una serie de abusos que hubo dentro de las iglesias el Papa insta a crear estos equipos de trabajo que reciban informes, no que realicen investigación. Estos informes claramente tienen que ser aportados a la justicia”, manifestó Chialvo. “Lo que pedimos al Arzobispo es la garantía de que la documentación sobre abusos llegue a la Justicia penal, a la justicia que corresponde. Estamos preocupados por lo que va a hacer la Iglesia justamente con esa información. Ese fue el sentido de la reunión”, comentó la funcionaria.

En los últimos días, durante una entrevista con la periodista Bárbara Favant de Diario Uno, el vicario episcopal para asuntos jurídicos, Javier González Grenón, sostuvo que “[ante un caso de abuso sexual] a la Justicia penal no podemos acudir. Tendrá que ir el padre, el tutor, si es un adulto podrá ir él”. De esta manera, el funcionario de la Iglesia Católica se excusaba de no tener que informar el conocimiento de un delito a las autoridades correspondientes.

“Eso es erróneo” -se posicionó Chialvo- “y lo dejamos absolutamente claro en la reunión”. “La Iglesia está obligada, por las leyes nacionales y provinciales de Niñez, como cualquier vecino o vecina, docente, trabajador o transportista que ha tomado conocimiento de que hay una situación de maltrato de un niño. A eso lo dejamos absolutamente claro y en ese sentido el compromiso que han asumido es entregar, en el caso necesario, la documentación e instar a que si la persona no está decidida a hacer la denuncia, que la haga”, sostuvo la funcionaria.

Con respecto al motivo que originó la creación de este sistema interno de denuncias, Chialvo indicó que “por lo que nos han transmitido desde la Iglesia, lo que buscan con esta comisión es tener elementos para que además de la sanción de la Justicia penal tengan sanciones dentro del estamento de la Iglesia”. Asimismo, la entrevistada recordó que “El Arzobispo Storni siguió con cargos dentro de la institución eclesiástica hasta su muerte”. “Esta comisión que han creado pretende eso: permitirles a ellos como institución tomar medidas dentro del derecho canónico. Pero eso no los exceptúa de ninguna manera de ir a la justicia penal. Y esa es la garantía que nosotros les pedimos como órgano de niñez: que cualquiera de los elementos que ellos reciban lleguen a la justicia penal, subrayó.

—De manera que el derecho canónino no puede imponerse sobre el derecho constitucional de nuestro país.

—Para nada. El derecho canónico es un derecho universal diferente al nuestro. No es un derecho nacional. Entonces ellos qué hacen: imparten normas generales. Para nosotros el único medio es la justicia penal, no hay otra. Esa es la garantía que fuimos a pedirle. Cualquiera que se involucre en el ámbito de los abusos nos preocupa, porque el órgano somos nosotros y es la Justicia. Entonces fuimos a pedir explicaciones de qué van a hacer con esa información. Nos garantizaron que esa información va a llegar a la justicia. El único camino es la Fiscalía de Delitos Sexuales. No hay otro.

Chialvo también reconoció que “por ejemplo, las escuelas reciben documentación y por protocolo las envían a la justicia. Muchas veces tampoco lo hacen”. “Hay gente que se acerca a distintos efectores de salud y no siempre ese efector se hace eco de denunciar el abuso”, agregó. “Hoy la Iglesia hace público que se va a meter en el tema. Nosotros les fuimos a pedir que esa información tiene que llevar al único ámbito de investigación, que es la Justicia”, manifestó. En relación a la intervención del Ejecutivo provincial para que toda la información sobre abusos llegue al Poder Judicial, Chialvo señaló que en los últimos meses se está trabajando “a nivel departamental con la justicia, delegados de salud y delegados de educación” para abordar el tema.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí