Los arrecifes de coral se están extinguiendo por la emisión de gases de efecto invernadero

La ONU advirtió esta semana que, de no reducirse de inmediato las emisiones de gases de efecto invernadero, todos los arrecifes de coral del planeta podrían blanquearse y desaparecer a finales de este siglo.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) advirtió esta semana que «de no reducirse de inmediato las emisiones de gases de efecto invernadero todos los arrecifes de coral del planeta podrían blanquearse a finales del actual siglo». La advertencia fue pronunciada el lunes pasado por la responsable de la división Marina y de Agua Dulce del organismo de la ONU, Leticia Carvalho, al afirmar que la inacción ante el calentamiento global provocará la desaparición de los arrecifes de corales.

Según la explicación brindada por Naciones Unidas, las altas temperaturas oceánicas son uno de los principales desencadenantes del blanqueo y destrucción de los corales. Cuando las aguas se calientan demasiado, los corales liberan su fuente de energía de algas y se vuelven blancos. Los corales pueden recuperarse del blanqueamiento si las condiciones mejoran. Sin embargo -advierten- el calentamiento progresivo puede debilitar los arrecifes más allá de toda reparación.

El último episodio de blanqueo de alcance mundial comenzó en 2014 y se extendió hasta 2017. Se propagó por los océanos Pacífico, Índico y Atlántico: fue el incidente de blanqueo de corales más prolongado, generalizado y destructivo jamás registrado.

«Es crucial que los arrecifes sostengan alrededor del 25% de todas las especies marinas de las que dependen por lo menos 1000 millones de personas», indica ahora la ONU.

«Aunque los corales han existido durante cientos de millones de años y se han adaptado al cambio climático, no sabemos exactamente cómo se aclimatan a los cambios de temperatura», señalan. Al respecto, un informe del organismo mundial examina la posibilidad de que estas adaptaciones se produzcan entre los 0,25°C y los 2°C de aumento de las temperaturas medias.

«Antes de que sea demasiado tarde, la humanidad debe actuar con urgencia, ambición e innovación basadas en evidencias científicas a fin de modificar la trayectoria de este ecosistema”, dijo Carvalho. En ese sentido, la agenda de acción para la protección del ambiente hace tiempo apunta a los sistemas económicos basados en el uso de combustibles fósiles como una de las principales causa de las emanaciones de los gases que afectan a la atmósfera.

Los arrecifes son de suma importancia en los ecosistemas marinos, pues alimentan a una amplia variedad de especies, protegen las costas de la erosión de las olas y las tormentas, absorben nitrógeno y carbono y ayudan a reciclar los nutrientes.

«Su pérdida no solo tendría consecuencias devastadoras para la vida marina, sino también para más de mil millones de personas en todo el mundo que se benefician directa o indirectamente de ellos», advierte la ONU.

En 2020, la temperatura media de la Tierra fue en torno a 1,2ºC superior al período de referencia de 1850-1900. Naciones Unidas, Reino Unido, Francia, China e Italia organizaron la Cumbre de Acción Climática 2020, con motivo de los cinco años del Acuerdo de París. Al encuentro asistieron representantes de 78 países. El objetivo fue evitar que las temperaturas a final de siglo suban menos de 2 °C. Los Estados presentes, entre ellos Argentina, ratificaron sus compromisos de reducción de gases de efectos invernadero anunciadas hace un lustro para evitar el calentamiento global del planeta.

Argentina ratificó su compromiso con la reducción de gases de efecto invernadero

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí