En Corea del Sur dejaron de reproducirse

Joven celebridad surcoreana del programa "Yo vivo solo".

En 2020 hubo más muertes que nacimientos y no por el coronavirus, sino por razones de explotación económica. La Generación Sampo, identificada con la vida en soledad, hasta con realitys dedicados al tema. La tendencia es global.

El año pasado, Corea del Sur registró más muertes que nacimientos por primera vez en su historia y no se debió al Covid 19. Nacieron 275.800 bebés, un 10% menos que en 2019, pero murieron 307.764 personas. Coreanas y coreanos están dejando de tener hijos y la población está envejeciendo y achicándose, en un fenómeno que, con otras características, ya se está viendo en Japón y que se está volviendo tendencia demográfica como resultado de un cálculo microeconómico: cuánto tiempo tengo que trabajar si quiero tener una familia.

La edad promedio de una madre surcoreana es 32 años, según el Indec de allá. El número de hijos por cada mujer es de 0,84 en el último año y baja a 0,64 en Seúl. La ONU estima que, para 2050, Corea del Sur tendrá la proporción de adultos mayores más alta del un planeta embarcado en esa dirección: según datos de ONU, una de cada seis personas tendrá más de 65 años en 2050, en comparación con una proporción de una cada 11 en 2020. El envejecimiento es mayor en los países más ricos.

A los jóvenes de entre 20 y 30 años de Corea del Sur le dicen «Generación Sampo», porque dejaron (po) de cumplir con tres (sam) mandatos sociales: salir de citas, casarse y tener hijes, reporta la agencia Bloomberg. Por un lado está el mandato de desarrollar una carrera con esfuerzo, dedicación y éxito, y la necesidad de trabajar demasiadas horas para obtener el sustento. Por el otro lado, los precios de la vivienda son altísimos. El resultado: una potencial crisis económica en ciernes por el achicamiento de mercado y la falta de fuerza de trabajo, mayor presión sobre el sistema previsional y de salud, por el envejecimiento de la población, y un problema militar para una de las naciones que vive en constante tensión de conflicto.

La industria cultural toma registro. Yo vivo solo es uno de los realitys más populares de la TV. Sigue la vida de personalidades mientras hacen sus cosas cotidianas solos en sus casas; la gente viviendo sola llega a ser el 40% de la población.

Frente a la situación, entre muchas otras políticas, en diciembre del año pasado el presidente presidente Moon Jae-in anunció una suerte de AUH restringida: por cada bebé habrá un bono de dos millones de won (cerca de 170 mil pesos) para pagar gastos prenatales, seguidos de un pago mensual de 300.000 won (más de 25 mil pesos) hasta el primer año.  Esa cifra subirá a 500.000 won (más de 42 mil pesos) a partir de 2025. Choriplaneros deluxe. Además, para terror de Miguel Pichetto, están lanzando planes de fomento de la inmigración.

Dejar respuesta

Por favor, ¡ingresa tu comentario!
Por favor, ingresa tu nombre aquí